La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / Cuatro / La historia de un hombre y su marioneta de papel

 Imprimir  Recomendar
  [C:16680]

“Esta es tu historia, tu legado y tu esperanza, porque cada minuto que estás en la tierra aunque no exactamente sobre ella, dejas un rastro, una enseñanza, un sueño y lo haces con el simple gesto del ondular del agua. Tenías ganas de navegar los océanos, mares y ríos pero ni si quiera alcanzaste a moverte por sobre las aguas, que otros como tú, navegan hoy más evolucionados y tuviste que conformarte con una pileta, un charco o alguna cubeta. Con todo, para ti constituyó un esfuerzo tremendo el llegar de un extremo a otro y si el viento no te acompañaba, entonces alguien se apiadaba y te entregaba un regalo envuelto en tenues brisas pero perseverantes para hacerte avanzar y no caer, y eras tan frágil que una hoja detenía tu camino, lo que muchas veces te esperaba y era tu sino. Destino al que estabas atado con hilos manejados desde arriba sin más reparo. Y no obstante pasara el tiempo y tu estructura se fortaleciera, siempre fue fácil sacarte del agua y arrugarte con una sola mano, como se hace con lo que eras: “un barquito de papel”. Y todas las esperanzas y sueños que llevabas a bordo siguieron intactos por años, porque en lo que en ti habitaba, de mi emanaba y desde que te ibas formando en mi imaginación hasta que te confeccioné, en cada pliegue, en cada doblez de la hoja, deslizando se iban por mis dedos los deseos que en cada navegar tú te encargabas de sembrar en el mar. En tu mar, que en la realidad terrenal y conciente no era más que un tacho con agua de la llave...”
Ayer, buscando entre algunas cosas que aún guardo con cierto cariño, encontré los hilos con que moviera algún día antaño a un niño y su barquito de papel transmitiéndole mis sueños, así como otras marionetas quienes me contaron la verdadera historia del niño (el más chico de mis marionetas) que depositó mis sueños en su barquito para echarlos a navegar sin rumbo fijo, pero que en la noche sirvieran de luz para los barquitos de otros que estuviesen perdidos.

Texto agregado el 06-11-2003, y leído por 152 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]