La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jeromejias / Declaración de intenciones

 Imprimir  Recomendar
  [C:353062]


La poesía es una puta donde acuden los corazones con pupa y las almas que vienen sin abrelatas. La poesía es alérgica al polen sin denominación de origen, por eso cada vez que le regalan una rosa estornuda y si le nombras la primavera, la jodiste. Ya lo puedes arreglar después con un buen affaire… o pagar su peso en sexo.

Y es que a la poesía la rima le da grima, la métrica le parece tétrica y, al escuchar una oda, exclama: - Veeeeeenga coño, no jodas! - ... que ya esta bien de rapsodas sin pelotas, poetas de probeta y peluquín. Joder, que ella será puta, sí, pero de postín.

La luna, otra puta. Envidia tiene de la poesía, porque le roba los clientes. Pero eso, a la poesía, se la suda. Para ella la Luna no es más que otra gota de semen en el océano de la noche. La luna, como dice ella, para los astronautas o para estrellas de confeti… que no, coño, que ella prefiere menos pedigrí y más D.N.I., menos honey honey y más money money…

Y todo esto lo sé yo porque la puta poesía es mi vecina. Eso lo sé, como ella sabe lo que me gusta observarla mientras tiende sus braguitas. Lo que ella no sabe, es cómo me pone… cuando se las quita.


Texto agregado el 17-05-2008, y leído por 124 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2011-04-16 00:46:08 No me diga de la mía vecina, que no solo me abruma cuando la veo sin sus braguitas sino saber Quien se las quita…uffff macacay
2008-05-17 07:58:59 Picarón, más que picarán. margarita-zamudio
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]