La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / emiliosalamanca / BIENAVENTURANZAS

 Imprimir  Recomendar
  [C:385093]

BIENAVENTURANZAS
(Escritas, en la madrugada del año nuevo 2008, meses
antes de su último viaje sin retorno)

1.-Dichoso yo, que, al despertar por la mañana, siento la caricia de Dios, que me saluda con su sonrisa y me inunda de paz y alegría.
2,- Dichoso yo, que, al levantar la persiana, veo mi habitación inundada del sol matinal y me contagia el alma de gozosa y eterna juventud.
3.- Dichoso yo, que puedo saciar mi hambre y tener personas queridas, con las que compartir el alimento, para hacer de la comida una verdadera comunión.
4.- Dichoso yo, que, al salir del piso, puedo saludar cariñosamente a mis vecinos, desearles un feliz día y ofrecerles un asiento cálido en mi hogar.
5.-Dichoso yo, que puedo contemplar desde mi ventana, las catedrales, iluminadas en la mañana, por un sol radiante; al atardecer, por un contrapunto de ocres y rojos y, ya anochecido, por un fanal de luz, sobre el cielo estrellado… ¡Oh Salamanca mía, di tú que he sido!
6.-Dichoso el que vive tan cerca de Calatrava, la Casa de la Iglesia Diocesana, y va allí como a su casa, para reencontrarse con su infancia y juventud, y para compartir con los hermanos, sus ideales, su cultura y su tiempo.
7.-Dichoso el que, en los días luminosos, puede adentrarse por las calles charras, bordeadas de monumentos con piedras doradas, y penetrar en los sacros recintos de la fe, el arte y la ciencia.
8.- Dichoso el que, a un paso de su hogar, tiene su vergel favorito y puede pasear por la Huerta de los Jesuitas, con la floración de primavera, y sentado bajo su ciprés favorito, contemplar los requiebros de los pájaros, que revolotean nerviosos de un árbol a otro.
9.- Dichoso el que siente la presencia de Dios, envuelta en su amorosa Providencia, la que cuida de los lirios y de los pájaros; y acude a su encuentro con sus hermanos, en la Eucaristía cotidiana.
10.- Dichoso, finalmente, el que se siente querido de la familia y de los amigos; el que va repartiendo alegría para hacer felices a los demás; y el que cada día intenta dar a todos “razones para vivir y razones para esperar…”
===================================

(Esto es como un testamento que dejó escrito mi amigo el cura, Serafín Marcos de Paúl, meses antes de su ida al Padre.
. Las doy a conocer en su nombre, para alivio de caminantes).

E.C. 20 Dic. 2008

Texto agregado el 20-12-2008, y leído por 249 visitantes. (12 votos)


Lectores Opinan
2008-12-23 18:14:58 Me siento dichosa de compartir contigo este manantial de pensamientos inspirados por su gran amor hacia el ser humano.Gracias por mostrarnos el alma de tu amigo.****** esterk
2008-12-20 18:27:37 Dichoso él que se sentia asi de satisfecho y dichoso tú por estar cerca de él. 1313
2008-12-20 16:45:43 QUE BUENO QUE LAS TRANSMITAS EMILIO, GRACIAS divinaluna
2008-12-20 16:42:29 un ser de verdadera luz que dejo sus letyras gravadas en tu corazon, desde aqui se te agradece haberlas compartido, llenas de luz y de sabiduria, que hacen que uno se replantee muchas cosas que la rutina casi hace que se las olvide!! mis 5* nanajua
2008-12-20 15:14:52 Bienaventurado el ser que escribio esto,y el ser que lo trancribio ,es para volver una y otra vez ysaber como agradecer al Altisimo su Generosidad para con nosotros. Gracias amigo ****** shosha
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]