La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / justine / Brindis con la nostalgia (Reposición)

 Imprimir  Recomendar
  [C:406825]

Dejo caer en mí garganta las perezosas gotas de mis dos litronas, las he preparado para mí, cumplo cuarenta y ocho. Y justo luego siento esa nube liviana, que seductora levita sobre los almohadones de mi cama. Lánguida embriaguez que me transporta sobre la balaustrada del puente viejo, brindando con los amigos de ayer...

...El primer aire fresco de la noche sorprende nuestras bocas recién perfumadas de pasta dental.
Veo las estrellas más bellas del universo a punto de rozarme la cabeza, siento las torpes manos azarosas de él, hurtando la caricia de un roce, encendiendo cigarros y pasando maría. La noche nos hace libres, y, primero Jara, después Sosa, luego Cafrune y Silvio y Pablo... Cantos que rasgan el alma, tañidos de guitarras, gargantas secas que bañamos luego con el agradable sabor de ron lima limón.


Después llegan silencios que penetran ojos iluminados, vencemos las distancias, ya casi resueltos los sinos de esos cuerpos de tantas noches largas deseando a derroche.

Las botellas estallan en añicos puente abajo y las campanas anuncian que hay poco tiempo para el amanecer. Uno camina tras el paso del otro, otro alarga la mano a una cintura, tú, tras mi boca que te esquiva regresas a la humedad de otras bocas ávidas de tus besos. Otra noche se duerme y el sol se despereza sin que nadie susurre promesas de amor...

... Existe la nada hasta otra nueva noche. La balaustrada se cubre de jóvenes y cantos; cobijados en la oscuridad, refrescamos a ratos el sudor de los cuerpos desnudos en el agua, como sombras bajo las estrellas bailando hechizadas al ritmo del canto de los cucos y los grillos.

Y cantamos juntos, y bebemos juntos…

... Te miro y no pregunto en que cuerpo se sació tu cuerpo, ni te digo la almohada en que apoyé mi cabeza. El deseo nos abrasa en la noche que otra vez se desboca con el sabor amargo del gin, lima limón.


Me hundo en esas noches bautizadas por la luna para nosotros, tal como éramos: Jóvenes brazos que rodeaban cuerpos nocturnos, atribulados, desnudos, cubiertos de deseo.

Brindo por ello.


Texto agregado el 29-05-2009, y leído por 299 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
2012-04-29 20:43:35 ... muchas veces, desde las arideces del sexo se arriba al reino de las sombras... por allí, en esas tierras, nace Aqueronte... ¡Bravo Justine! dan3ko
2009-09-24 04:50:05 uf, me gusta mucho, creo que hay algo raramente sensual en esta historia que parece mal hilvanada. Mis felicitaciones. el-parricida-huerfano
2009-07-06 19:22:59 Me ha encantado el texto. Contiene muchas emociones no obstante ser un texto contenido. Enhorabuena preludio
2009-06-26 14:24:09 esto me recordó algún pasaje de mi vida mis***** magoazul
2009-06-25 18:31:10 guau.. que lindo texto. me gusto mucho mucho harryhaller
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]