La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / justine / Viento

 Imprimir  Recomendar
  [C:490954]

El viento ruge tras los ventanales del dormitorio. Me inspiro. No parece buen inicio para un cuento, tal vez lo sea si el propio viento se convierte en personaje, me digo mientras ensordece mis oídos. ¿Pero esto es una historia?

Sin embargo ahora gime golpeando las persianas que parecen papel de seda bajo sus garras invisibles. Hay un alma, la mía, que se sobrecoge cuando a pesar del cierre impenetrable del ventanal, noto su aliento frío sobre mi cara, mientras mis manos teclean al pálpito de un corazón temeroso

La casa está vacía. Mi perro viejo duerme enroscado en su sordera. El ruido del viento es tal que no siento siquiera su respiración que se ha ido convirtiendo en un ronquido lento y largo con el paso del tiempo, está tan sumido en sí mismo que me aísla doblemente, no me queda otra alerta que mi miedo. Mis propias manos están viejas y lentas.

Es cierto, el viento nunca ambienta las historias de amor, tal vez por eso azota calándose en mi ánimo. Ella se ha ido. Tampoco cuando estaba había brisas suaves ni primaveras, tal vez por ello se escuche más nítido al viento en el silenció. Su ropa permanece en el armario. Se ha ido y las maletas siguen amontonadas bajo el hueco de la escalera. En algún hueco de mis arrugas todavía queda un vago recuerdo de sus besos; en la superficie, laten surcos labrados con sus uñas, también araña el viento.

Antes que al viento escuché su gemido, hace ya mucho tiempo que sus gemidos no son de placer. Un gemido, y silencio, después el viento. Golpeteo seco y viento. Golpeteo seco como un badajo, un vaivén siniestro. El perro viejo no mueve ni una oreja cuando me levanto a fijar las contrapuertas del garaje. Ya no hay historia, de nuevo mis manos separadas de las teclas, colgadas. Colgada y mecida hay una sombra pendiendo de una viga. Revolotean papeles enloquecidos por la corriente, alborotados por el viento. Todos en blanco. En blanco y ella cuelga. Mi historia vuela en blanco como su historia, zarandeada por el viento.

Texto agregado el 17-12-2011, y leído por 250 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
2014-07-20 18:24:04 el viento está en todas partes... y reune todas las historias vihima
2012-04-29 20:35:32 De haber sucedido en las arenas de Egipto, ese viento sería el que acompañó a la Justine de Durrel... el viento trae voces desde otro mundo, esperan tras la puerta... Me gusta tu fuerza, hay una secreta valentía en lo que dices... aunque el precio sólo tu lo conoces. ¡Prosigue! dan3ko
2011-12-20 15:41:47 5* db debenito2
2011-12-19 19:42:58 Es un hermoso y sugestivo relato. Felicitaciones!!! hugo52
2011-12-18 18:13:23 El ruido del viento envuelve a los lectores y nos da una alegoría de la agitación interior del narrador. Imágenes de movimiento y sensaciones acústicas muy bien logradas. Te felicito ninive
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]