La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / SOFIAMA / EL ESCAPE DE LA MUSA

 Imprimir  Recomendar
  [C:568268]

Preocupada, pienso que hace tiempo la Musa no toca a mi puerta. Cierro los ojos, la evoco y logro visualizarla. Viste un blusón blanco de tul; y sobre su espalda, una bola de cristal con una luz dorada, violeta y naranja se proyecta sobre la pared detrás de ella.
- ¿En qué puedo servirte? - Pregunta, sin dejar de mirarme mientras la bola de cristal se apaga.
- Hace tiempo no me visitas. ¿Tienes algún problema en prestarme tu luz?
La Musa suspira, y la bola de cristal se ilumina. Un mundo de palabras emana de ella. Me apresuro a atraparlas, pero comienzan a desvanecerse hasta convertirse en sombras.
- ¿Suficiente? - Interroga
- ¿Suficiente? - Demando desconcertada.
La bola de cristal se apaga por segundos y, luego, se enciende. De entre la luz, parpadean estrellas diminutas que contienen nuevos vocablos más exóticos y complejos que los primeros. Un remolino multicolor los envuelve y estremece a la bola de cristal mientras el léxico se entremezcla con imágenes variadas y chispas brillantes que se transforman en diferentes tropos: a ratos son metáforas; otros, símiles; después, metonimias, imágenes nunca escritas y todo un mundo de figuras literarias. Con rapidez les doy cobijo en la memoria, pero cuando creo que están resguardadas, y que ya tengo suficientes para narrar un evento, mis poros comienzan a abrirse desorbitadamente porque la Musa, arrastrando a las palabras, sale de mi cuerpo y huye como si fuera impelida por una ráfaga de viento. Abre la puerta del apartamento donde vivo y escapa enloquecida, sudorosa, tensa; parece estar bajo un fuerte estado de ansiedad.

La desesperación se apodera de mí: taquicardia, presión en el pecho, temblor. Tengo un nudo en el estómago, y siento que éste es estrangulado por el miedo. Corro tras la Musa para atraparla, pero sus pasos agigantados ganan ventaja.

La puerta del ascensor del edificio se abre abruptamente, y la Musa se introduce en aquel cajón que se hace cómplice de su fuga. El elevador se cierra, y quedo fuera, sola y desorientada. Bajo por la escalera del edificio, llego a la planta baja y contemplo aterrada que alcanza la calle. La persigo. Gesticulando, trato de explicarle que la necesito. Me arrodillo y uno las mano en suplica desgarradora para que no me abandone. Ella hace caso omiso de mi desesperanza, sigue alejándose en veloz carrera.

El pánico me vence: sensación de ahogo, no puedo respirar y advierto que ya la Musa me es ajena. Trato de gritar al borde del paroxismo. Quiero rogarle que regrese, pero… ¿cómo? ¡He quedado vacía! ¡No tengo palabras! La Musa se las llevó y sigue insensible, no le importa mi aflicción.

Repentinamente se detiene, me observa, descansa y vuelve a correr. Atraviesa caminos, vadea obstáculos, sube montañas, desciende hasta llegar a un río que está casi haciendo frontera con otra ciudad. Se para de nuevo, me contempla sigilosa y sonríe. Se despoja de su atuendo, queda totalmente desnuda y se sumerge en el río.

Contemplo su deslumbrante desnudez, percibo su fragancia. Ésta se convierte en luz y de nuevo brotan palabras. Me doy cuenta que cada una de ellas encierra una belleza propia. Observo, además, que cada cual tiene una historia que contar. Es entonces cuando empiezo a comprender que se necesita una perfecta coherencia entre ellas y yo para generar un discurso de ensoñación profunda que trascienda lo real e imaginario. Tomo consciencia de que es necesario encontrar la fórmula para derrumbar ese muro que las aleja, de manera que la Musa vuelva a encaminarse y haga el recorrido de regreso hasta que su ser y el mío se conjuguen y consigan así, la exacta consonancia entre ambos mundos.


Texto agregado el 28-04-2016, y leído por 901 visitantes. (44 votos)


Lectores Opinan
2017-04-28 03:44:06 tan bello como todo lo que escribes una caricia al alma ***** monisara
2016-06-11 15:02:09 Ahhhh... si esto escribes cuándo está ausente la musa. Es una delicia leerte.cinco aullidos aprendiendo Yar
2016-06-10 23:39:54 Has vuelto a full amiga virtual del alma y por lo que leo, conectada a las letras cuales frescas, saben de sabiduría y saben a ti!!!!!! Te quiero Sofi. fabiandemaza
2016-06-10 22:30:15 Sofiama..... Se te extrañaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa******** *********. Demasiado, regresa pronto. lagunita
2016-06-06 20:35:27 He estado ausente del Sitio pero he buscado tus escritos con hambre de lindas letras y con hondo sentido. Saludos, amiga. elpinero
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]