La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / zorin / EL SEGUNDO COMBATE DE HIGOS URCO

 Imprimir  Recomendar
  [C:588001]

Después del primer triunfo de Higos Urco, el obispo Sánchez Rangel, el gobernador Fernández Álvarez, el coronel del Numancia Carlos Toira, junto con los demás realistas de Moyobamba y al mando de Toira, a mediados de junio de 1821 se refugiaron en el caserío la Laguna, en la boca del río Huallaga, de allí pasaron a Pebas sobre el río Amazonas, en donde se reunieron en una junta militar el 17 de agosto de 1821, la que acordó abandonar definitivamente la provincia.

Mientras Torre Tagle establecía nuevas guarniciones en la región de Maynas, designo jefe de esta circunscripción al teniente coronel Cajamarquino José María Egusquiza, quien al terminar su comisión regresa de Chachapoyas a Cajamarca, en busca de refuerzos al haberse dado cuenta que había descontento en los pueblos y las guarniciones por falta de auxilios económicos, contribuyendo a agravar la situación la penetración de los Portugueses en la selva Peruana, el teniente coronel Egusquiza por orden de Torre Tagle procedió a poner atajo al avance de los Portugueses en Loreto, en donde dejo un piquete al mando del teniente Juan Mollinedo vencedor de Higos Urco.

Es así que llega el día 24 de febrero de 1822 y la guarnición del río Putumayo se subleva, a las órdenes del sargento Cárdenas y Nicolás Quiles, quienes matan a los que se oponen a sus planes, bajan por el río Putumayo en canoas para entrar al Amazonas, luego surcan este río llegando al caserío de Loreto habitado en su mayoría por la tribu de los Ticunas, como ya lo mencionamos tenía una guarnición al mando del capitán Mollinedo el que es sorprendido, apresado y fusilado apoderándose los revoltosos de todo el armamento, engrosando sus filas con algunos que lograron captar de esa guarnición, se proveen de más canoas y surcan aguas arriba el río amazonas, entran al río Marañón surcándolo hasta el río Huallaga y de allí hasta Chazuta, luego van por el río Mayo y sorpresivamente se apoderan de la ciudad de Moyobamba, es julio del 1822 y era gobernador el comandante Domingo Alvariño, quien contaba con solo 40 hombres en su guarnición, mal armados, sin embargo opuso heroica resistencia pero poco pudo hacer ante el mayor número de enemigos, cae prisionero y es fusilado; el sargento Cárdenas dueño ya de más armas y municiones, además de algunos prisioneros que se le unen, está convencido de que la oportunidad es magnífica, inicia la reorganización para la defensa de Moyobamba y envía una expedición sobre Chachapoyas, para lo cual ya contaba con más de mil hombres, a principios de agosto de 1822 el sargento Cárdenas emprende marcha hacia Chachapoyas, donde solo había una guarnición de 30 hombres que poco pudieron hacer para su defensa, se apoderan de esta ciudad.

Ante esta situación que renueva el peligro para la causa de la independencia, Torre Tagle organiza una nueva división en Trujillo al mando del teniente coronel Nicolás Arriola, al que se incorpora como segundo jefe el teniente coronel José María Egusquiza, estas tropas estaban formadas por dos compañías del batallón Numancia destinadas a Cajamarca, a las que se suman gran número de voluntarios Trujillanos y Cajamarquinos, de 400 Chachapoyanos llegando a una regular cantidad de plazas cubiertas, además contaban con dinero, víveres, armas y bestias de silla y carga; el teniente coronel Nicolás Arriola llega a marcha forzada al pueblo de Levante, distante dos leguas de Chachapoyas, en donde le informan que el sargento Cárdenas al tener noticias del avance de los patriotas, había salido de Chachapoyas dirigiéndose a las pampas de Higos Urco en donde tomo ventajosa posición, era el 6 de setiembre de 1822 cinco y media de la mañana, Arriola avanza dividiendo sus fuerzas en dos columnas, la primera paso por la misma ciudad de Chachapoyas y la segunda por detrás del cerro Puma Urco, ambas con dirección a Higos Urco y librándose el combate a las 10 de la mañana, en el que nuevamente las tropas patriotas allí mismo donde un año atrás obtuvo una resonante victoria, volvía a dar otro día de gloria a la causa de la independencia, en este combate murió este sargento Cárdenas que fue el cabecilla, Arriola persiguió a los fugitivos realistas y los venció en el cerro Ventana el 10 de setiembre de 1822, a los que huyeron los derroto en un fuerte del río Negro y otro descalabro el día 13 en Rioja, a cinco leguas de Moyobamba, otro grupo de realistas se retiró al otro lado del río Tochiman en el pueblo de Habana, en donde a las órdenes de don Fernando Sánchez y de Eustaquio Babilonia y de unos 600 hombres entre fusileros y lanceros presentaron batalla, fueron definitivamente derrotados huyendo los vencidos hacia el Brasil y de allí hacia España, los realistas José Moreno, Marruecos y Bocanegra fueron fusilados por el teniente Salas por orden de don Nicolás Arriola y los 200 prisioneros fueron remitidos a Trujillo; pacificada la región el teniente coronel Arriola se retira dejando como gobernador a don Damián Yépez, quedando definitivamente con esta segunda campaña dominada la insurrección realista en el norte del Perú

Texto agregado el 20-06-2018, y leído por 0 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2018-06-21 14:03:35 Es parte de una novela épica?. Excelente relato, muy buena tu redacción, felicitaciones!! Miraré tus trabajos anteriores. Un abrazo, sheisan
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]