La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / carlosivankelso / EL ASESINO DE LAURITA FERNANDEZ

 Imprimir  Recomendar
  [C:588211]

La obra teatral “Sugar” era un furor. Miles de entradas vendidas todos los días. Y hasta una tercera función, los viernes, a las cinco de la tarde, exclusiva para jubiladas y jubilados. En esa obra actuaba la protagonista de nuestro relato, Laura Fernández.
Cuenta la leyenda que el plantel de San Lorenzo, no el del futbol, sino el del basquetbol, concurrió a ver la función. Y obviamente estaba allí Carlos Matías Sandes, una de las estrellas del equipo.
Con sus 2,02 metros de altura y su pie talle 52, un fuerte olor a Queso rodeaba al basquetbolista. Sus compañeros ya no lo olían, pues se habían acostumbrado. Aunque Gabriel Deck. La Tortuga Deck le decía “el Queso”. Por ello en su cuenta de twitter era @quesocmsandes.
El público que estaba aquella noche en el teatro casi no aguantó el olor. La sala, que llena estaba, se fue quedando vacía… por el olor a Queso que despedía Sandes.
- ¡Lo lograste Queso! – le decían sus compañeros. Todos en el mundo del basquetbol lo llamaban por su segundo nombre - ¡Nadie aguanta tu olor a Queso! ¡Quesón querido el pueblo está contigo!
La función del teatro terminó. Y los basquetbolistas fueron a saludar a las estrellas del espectáculo. Laura Fernandez contempló a Sandes, y quedó impresionada por la estatura y los enormes pies del basquetbolista.
- ¿Cómo te llamas?
- Carlos – respondió Sandes.
- Tus pies huelen fuerte. Ví que la gente se iba. La baranda llegaba al escenario.
- Y soy un Quesón. Huelen muy fuerte. Mis compañeros ya están inmunes. Además son basquetbolistas. ¿Los querés probar?
- ¿Me estas hablando en serio, Carlos?
- Por supuesto. Yo no ando con chiquitas. Calzo 52.
- Y mira, mi departamento lo tenemos disponible, no sé, la verdad que…
- Bueno, te espero en mi Virtus Negro. Te espero hasta dentro de media hora. Si en treinta minutos, no venís, me voy.
Sandes esperó veintinueve minutos. Justo ahí llegó Laura Fernández.
- Quiero probar tu Queso, Carlos. Vamos a mi departamento.
Se dirigieron al departamento de Laurita. Pero Sandes además de su cuerpo, muy grande por cierto, también llevó otras cosas…
- ¿Qué hay ahí?
De un enorme paquete, Carlos sacó un gigantesco Queso Emmental…
- Me dicen el Queso, Y jugaremos con este Queso.
Carlos se sentó en una especie de sillón. Laurita quedó rendida a sus pies. Empezó a chupárselos, olerlos, lamerlos, besarlos, el olor a Queso era impresionante. Laurita estaba extasiada. Ella misma no lo podía creer. Recordemos que el basquetbolista calza 52.
- A ver Laurita, date vuelta. Quiero ver tu culo.
La chica se dio vuelta, Carlos la cogió en el culo, con su enorme pie. Primero el izquierdo, segundo el derecho. Le encantó. Luego le puso el Queso en la concha. Sobre como se lo puso, es algo que os dejo a vuestra imaginación. Pero se lo puso, ja, ja…
Laurita se dio vuelta… y le dijo a Carlos:
- Cogeme, Carlos, por el culo, por la concha, con los pies, con el Queso, con la pija…
- Chupame la pija ahora nena…
Y Laurita eso hizo, y entonces ahora la volvió a coger esta vez en la manera digamos “ortodoxa” o “tradicional”.
Laurita estaba más que satisfecha. Eufórica. Extasiada. Por el Queso y los Quesos de Carlos Matías Sandes. Quizás por eso no se dio cuenta que el basquetbolista se paró…
- Sigueme cogiendo Carlos – dijo Laurita.
- Ahora viene lo mejor.
El basquetbolista estaba al lado de ella. Laurita levantó la vista y lo observó… con sus guantes negros Sandes sostenía un machete gigantesco…
Carlos desplegó el machete con sus manos y ¡ZAS! le cortó la cabeza a Laurita… no de un solo golpe claro, sino de varios, pero logró decapitarla a fuerza de machetazos… como el arma que usa Jason en “Viernes 13” (o “Martes 13”).
Carlos Sandes contempló al cadáver de su víctima, tomó el Queso, lo arrojó sobre el cadáver mientras decía en voz alta:
- Queso.
Y abandonó la escena del crimen con total impunidad.
La trilogía estaba completa. Wanda Nara. Vicky Xipolitakis. Laura Fernández. Pero Carlos Sandes iba por más…

Texto agregado el 30-06-2018, y leído por 0 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]