La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / yar- / Capítulo ocho. Steve Ray y el círculo pürpura

 Imprimir  Recomendar
  [C:590822]

Capítulo ocho. Steve Ray y el Círculo Púrpura

Steve se dirige a un restaurante céntrico. La llamada que recibió fue de uno de sus colegas, por decirlo coloquialmente. Dentro del cuerpo de seguridad de oficiales hay gente honesta, pero son fácilmente burlados. El Jefe de Seguridad Estatal sospecha que su corporación está totalmente infiltrada por elementos del Círculo Púrpura, por lo que la única forma de contrarrestar a la organización criminal es por la vía de canales no oficiales, y el plan a seguir se conserva en el más estricto secreto. Steve Ray lo conoce, y utiliza todo el tiempo, gracias a él le fue posible atrapar a Xander Ramírez en Veracruz. Por ello recurría a sus amigas para obtener datos. Tenía la esperanza de dar con la cabeza de la Hydra, desmembrando así la organización. El liderazgo de ésta se ejercía con astucia, inteligencia y dureza. Hay que ser pacientes. Ninette se presentó de manera sorpresiva. No la tenía en la órbita del Círculo Púrpura. Cavilaba así, cuando llego al restaurante. Saca la velocidad de su Ford 52. Desciende. Le da las llaves al valet parking. El muchacho le sonríe. Lo ha visto en otra ocasión ahí. Lo cual le recuerda que será la última vez que se vea con alguien ahí. Debe ser muy precavido y no dar pistas de su comportamiento. Camina hacia el interior, ve su reloj 14:35 horas, observa al fondo del restaurante, ve a su amigo. Se acerca, toma asiento.

— Hola Zeta, ¿Cómo estás?

— Bien Steve, degustando un vaso con vino ¿Gustas?

— Sabes que no ingiero bebidas alcohólicas amigo, pero con gusto te acompaño con un zumo de naranja

Steve levanta el brazo llamando al mesero. Ordena comida para dos y su jugo.

— Bien amigo. ¿Cuál es el motivo de que me citaras?

—Zeta da un sorbo a su copa. Ve directo a Steve.

— El gobernador ha dado órdenes de remover al Jefe de Seguridad Estatal sino da resultados pronto contra el Círculo Púrpura.

Steve piensa por unos segundos.

— ¿Cuánto es pronto?

— Una semana, como mucho, algo que calme a la prensa, la presión es enorme.

— ¿Quién sería el sustituto?

— Rafael Marques – contesta Zeta y otro sorbo a su copa

Steve Ray lo conoce, un largo historial político, no de lo más afortunado. El gobernador debe estar desesperado para considerarlo. Y lo más importante, sería otro obstáculo para ellos. El actual jefe no es brillante, pero es honesto. Eso es algo que vale oro.

— Bien, haremos lo siguiente. Siguiendo los conductos normales le informamos de un tugurio que se encuentra en la calle de Morelos esquina con Isabel la Católica, casi tengo la certeza de que pertenece al Círculo Púrpura. El cerrarlo parecería poco, pero… es posible que encontremos un cargamento de droga en el sótano, eso calmaría a la prensa.

Zeta atento, anotaba en una libretita todo lo que dijo Steve Ray.

— ¿Lo haremos hoy?

— Preferiría esperar un poco más, pero el tiempo apremia, será hoy a las 23:00 horas

— ¿Estarás ahí?

— Sí

Comen, mientras afinan detalles. Steve elige a cinco agentes de la agencia de seguridad, todos ellos de probada lealtad y honestidad. Él mismo llevara tres más de su gente. Avisaran al jefe de seguridad hasta el último momento alegando haber recibido el pitazo apenas, para evitar filtraciones. Terminan. Se despiden. Steve recibe las llaves de su auto. Da un paso hacia el Ford. Alguien llama su atención. Del otro lado de la avenida. Caminando sobre los portales ve a una rubia. Con el cabello ondulado hasta media cintura. Vestida de azul cielo, parece voltear en su dirección. Steve siente una punzada. Le devuelve las llaves al muchacho. Cruza apresurado la calle. Llega a los portales, pero la multitud de gente que camina por ellos entorpece su avance. No la ve. Voltea por inercia hacia atrás. Nada.

Hubiera jurado que era Ninette.

A punto de regresar sobre sus pasos, escucha una melodiosa voz femenina.

— ¿Se le perdió algo detective?

Es Ninette que a unos tres metros luce esplendorosa enfundad en un traje de dos piezas, falda y saco. Medias negras semi-transparentes. Blusa rosa, y una mirada entre el cielo y el mar que por un instante congela a Steve.

— He encontrado lo que buscaba — contesta Steve recuperando el dominio y ofreciéndole a la rubia la mejor de sus sonrisas.

Steve no olvida su objetivo, destruir al Círculo Púrpura, pero en el camino —piensa — nada le impide…


al pie del volcán xinantécatl
toluca, méxico
octubre 2018


ray...

Texto agregado el 20-10-2018, y leído por 0 visitantes. (19 votos)


Lectores Opinan
2018-10-25 22:33:05 Cada dia mas interesante, me encanta. jaeltete
2018-10-23 21:06:20 ¡Santas distracciones góticas Batman! Espero que no llegue tarde a la noche. Una historia que atrapa. Marcelo_Arrizabalaga
2018-10-23 04:45:52 Los capítulos se me hacen cortos al leerlos, amigo. La historia está de lo más interesante. Excelente capítulo. Sigo al pendiente. Saludos Ray. maparo55
2018-10-22 13:27:30 Tienes la particularidad de relatar de forma tan amena y descriptiva que se hace corta la lectura. Va muy bien!! Un abrazo, sheisan
2018-10-22 04:11:44 Este capitulo me gustó mucho,me he aclarado con este en cuanto al Circulo Púrpura. En ningún momento he dejado de pensar en lo corrupta que es esta organización;pero hoy estoy clara. Me gustan demasiado ,los diálogos y las conclusiones que una puede sacar***** Un abrazo Victoria 6236013
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]