La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / papagayo_desplumao / Confesiones

 Imprimir  Recomendar
  [C:590964]

¡Al fin ha sucedido, mi primera crítica de una estrella! Ya el segundo día he visto colmadas mis ambiciones de escribir un cuento fatal. Y encima le he inspirado a ZEPOL una historia que bien podría ser posible. :). Pero cabe preguntarse, ¿a dónde fue rodando el ojo tras provocarle el traspiés a la anciana? Es bien seguro que no acabó ahí la historia...

El cuento de hoy tiene una gran profundidad psicológica, como veréis. Quedáis avisados.






Este chico era todo un descubrimiento. Le había comido el coño de maravilla. Lo había conocido en el funeral de tu tía Juani. Era nada menos que su hijo adoptivo. ¿Por qué nadie le había hablado antes de él? Le gustó desde el primero momento, por eso se puso a su lado en la iglesia. Cuando el chico rompió a llorar, lo consoló apretándolo contra sus pechos. Ahora estaban duchándose juntos, compartiendo el poco gas que quedaba en la bombona de butano.

-Hay algo que quiero contarte -le dijo Ana, en un arranque de sinceridad.

-¡Yo también!

-Estoy poseída.

-¿Qué? dijo Jordi, poniendo una cara rara, y, por un momento, dejó de enjabonarle las tetas.

-No es lo que piensas. No me ha poseído ningún demonio. No tengo ataques, ni convulsiones, ni me sale espuma por la boca. Me ha poseído el espíritu de un señor mayor. Un señor con bigote y gabán que me recuerda a mi padre, a quien nunca hice caso, pero ahora, no sé por qué, quizás por pena, me siento obligada a seguir sus caprichos. Últimamente he empezado a ir al bingo.

-Vaya.

-Espero que esto que te he contado no sea óbice para nuestra relación.

-¡Uy, uy, qué dices relación! Que te he conocido esta tarde.

-No, te confundas amigo. Que a mí lo que me mola es el poliamor. Pero desde que este señor me ha poseído, me he vuelto más tradicional en mis gustos. Para no disgustarle, más que nada.

-No sé que decirte. Me he quedado pensativo.

Hubo un silencio tensísimo en el que cada uno estuvo enjabonándose por su cuenta.

-Oye, ¿tú no tenías algo que decirme?

-Sí bueno, pero ya no sé si quiero.

-Dímelo -le dijo, estrujándole un huevo.

-Bueno, te lo voy a contar, pero solo a condición de que no me hagas ninguna pregunta estúpida después. Lo aceptas, lo asimilas y ya está.

-Vale.

-Pues que estoy embarazado.

Un montón de preguntas asaltaron su mente, pero se detuvo antes de abrir la boca, pues todas le sonaban un poco estúpidas.

Texto agregado el 25-10-2018, y leído por 0 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2018-10-26 00:56:48 Si te dedicaras, y lo digo en serio y sin ironías, a escribir textos humorísticos batearías de homerun en cada ocasión. Piénsalo. Desempolva la creatividad, sacúdela y ponla por delante (la creatividad). Felicitaciones. -ZEPOL
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]