La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / gmmagdalena / El Patio

 Imprimir  Recomendar
  [C:591622]



Nada se pierde, todo se transforma. (Ley física de Lavoisier)

¿Pero como hago para transformar el amor en olvido? Es difícil por no decir imposible. Mañana o quizás más adelante, todo cambie, entonces pueda decir que esta ley física es real, o quizás una ley física no tenga nada que ver con una ley de vida, sí, seguramente es así.

Levanto la cabeza de mis escritos, miro por la ventana y veo el limonero, aún es pequeño. Hace unos días lo planté. El vendedor me dijo que llevará tiempo hasta que dé frutos y pueda disfrutar de ellos.

Es la primer planta que planto en muchos años, todas las demás que rodean mi casa o están en el patio son recuerdo de moradores anteriores, incluso de mi propia familia, cada árbol es un poco de cada uno de ellos, mis padres, mis hermanos, gente que he perdido a través de los años. Pero esta es especial, la ubiqué frente la ventana del escritorio para verla cada mañana, controlar su crecimiento, avistar sus primeras flores y alegrarme cuando el primer limón comience a formarse hasta explotar en belleza.

La noche en que me dijiste que no me amabas más, que ya nunca volverías, que te ibas muy lejos para poner kilómetros entre los dos, agobiado por mis celos y mi obsesión por controlarte, cambiaste de un golpe mi vida y el mundo que había construido para los dos.

A la mañana compré el retoño, cavé un profundo pozo, coloqué con cuidado la base y lo planté en tu memoria.

No podré transformar mi amor en olvido, pero siguiendo las leyes físicas, tu cuerpo no se perderá, se transformará en abono y fortalecerá el limonero, al que como los otros árboles de mi patio, yo cuidaré todos los días del resto de mi vida.

María Magdalena Gabetta

Texto agregado el 19-11-2018, y leído por 0 visitantes. (18 votos)


Lectores Opinan
2018-11-20 01:44:41 ¿qué hiciste qué? D: Genial el final! floralegre
2018-11-19 23:24:12 Muy bueno, todo cambia, todo se transforma, nadie es siempre el mismo. El se convirtió en abono para que de frutos tu limonero, abrazos y estrellas. nelsonmore
2018-11-19 21:33:00 Entiendo lo mataste y luego plantaste un árbol encima. Bien, el olor del limón despistará a la poli y vecinos grilo
2018-11-19 20:12:36 Bonito Kahedi
2018-11-19 19:58:57 Es un texto con vísceras, con entrañas. Me has dejado sin palabras, querida Magda. daiana
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]