La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / gmmagdalena / Odisea de un sueño

 Imprimir  Recomendar
  [C:592062]



El errático sueño giraba como una pequeña voluta de humo, sin lograr deslizarse en la mente de ninguna de las personas que se encontraban descansando. No lograba ingresar y desarrollar la historia que había inventado con tanto esmero. Todas las puertas de acceso estaban herméticamente cerradas.

Tenía el guión, los actores, las imágenes; incluso en esta oportunidad la representación sería en colores. Eso era un desgaste extra, ya que en el almacén dónde se proveían elementos para armar un sueño, era muy difícil encontrar artículos de colores.

El trabajo de los sueños es agotador, porque un sueño es a su vez un inventor que se reinventa a sí mismo, razón por la cual nunca descansan; o están trabajando en el subconsciente de una persona dormida o están trabajando en reinventarse. En fin, el trabajo de sueño es terrible.

A medida que transcurrían las horas y luego de reiterados intentos, nuestro amigo comenzó a preocuparse y decidió dirigirse a la “Administración de Sueños” a fin de que, algún funcionario le explicara que ocurría.

Su mayor sorpresa fue cuando al llegar se encontró con una extensa fila de sueños que esperaban ser atendidos. En la larga “cola” cundían las expresiones de inquietud ¿qué estaba pasando? ¿es que nadie quería soñar? ¿porqué no se podía poner en práctica el invento que habían creado con tanto esmero?

No es tarea fácil armar un sueño, demanda originalidad y largas horas de labor. No fuera a ocurrir que todas las personas sueñen lo mismo o que algo se mezcle, salga mal y se produzca un mal sueño, eso es lo peor, los sueños quieren ser amados no odiados y las personas odian los malos sueños.

Eran muchas las preguntas que los sueños se hacían y lo preocupante era que, tras un alto mostrador dónde se encontraba un gordo sueño funcionario atendiendo los reclamos, las discusiones eran muy fuertes y los que eran atendidos se retiraban cabizbajos y llorosos hacia una puerta lateral por la que desaparecían. Eso lo asustó, sabía lo que significaba.

Cuando finalmente fue su turno, el funcionario respondió mecánicamente a su pregunta y escuchó lo que tanto temía escuchar. Con su alma de sueño sumida en una tristeza infinita, se dirigió hacia la temida puerta sobre la cual rezaba el cartel “SUICIDIOS” y sin dudarlo, al igual que sus antecesores, saltó al abismo.

Ese día los hombres habían agotado su capacidad de creer.


María Magdalena Gabetta

Texto agregado el 09-12-2018, y leído por 0 visitantes. (14 votos)


Lectores Opinan
2018-12-10 15:51:48 Hay una gran introducción en tu texto; me encantó la primera línea que es el preámbulo de un catalogo de tipos de sueños. Originalidad e historia muy atractiva. Saludos desde Iquique Chile. vejete_rockero-48
2018-12-10 09:46:57 Original, excelente prosa,muy buen trabajo. Te felicito "musa serrana" juancarlosII
2018-12-10 09:07:11 muy bueno tu trabajo sobre el sueño yosoyasi
2018-12-10 05:58:44 Excelente Historia, muy original y bien narrada. Envidia de la buena por que no se me ocurrió a mí. Una Historia que definitivamente da para mas. Mis estrellas para ti ***** migueltr
2018-12-10 05:24:37 Una historia muy original y llena de interés, Magda. Una lástima todos esos sueños desperdiciados. maparo55
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]