La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / Malomo / De Einstein a Malomo

 Imprimir  Recomendar
  [C:83718]

Hasta hace unos días yo era un hombre normal, común y corriente, de esos que se sientan en chancletas en la vereda a tomar mate, mientras miran pasar autos y personas para mantener actualizada la información del vecindario.
De pronto, una noche, mi vida dio un giro cuando haciendo zapping en busca de partidos de fútbol que no hubiera visto, accidentalmente el control remoto se me atascó en el discovery channel. Estaban pasando un documental donde hacían una aproximación básica a los conceptos de la física cuántica.
Confieso que la física nunca fue precisamente mi fuerte. Haciendo un poco de memoria hasta mis años de secundaria, lo único que recuerdo de esa materia, es que había un tal Culón que enunció una ley que lleva su nombre; con mis compañeros nos reíamos mucho de este científico, solíamos decir que había hecho una ley al pedo. Con el tema de la chanza ya ni recuerdo como se escribía su nombre en realidad.
Pero la noche que un control remoto atascado cambió mi vida, a medida que las palabras iban ingresando a mi cerebro, me quede totalmente prendado de lo que estaban diciendo sobre esta ciencia.
Las palabras me iban entrando claramente, tan claramente que me sorprendí de la facilidad con que entendía tan difíciles conceptos.
¿Cómo era posible que yo, que ni siquiera sé hacer una regla de tres compuesta, pudiera entender algo tan complicado?
Entonces supe la verdad.
Todo el peso de una sublime revelación me cayó encima:
¡Soy la reencarnación de Einstein!
Mientras otros andan por ahí declarando haber sido Cleopatra o Carlomagno sin ninguna sustentación, yo que ni siquiera creía en la reencarnación, sumé una serie de coincidencias inexplicables y me di cuenta que puedo probarlo con hechos irrefutables.
Veamos las “casualidades” que demuestran mi punto:

* Einstein estaba siempre despeinado: yo también.
* Einstein tocaba el violín: yo tengo un violín.
* Einstein hablaba ingles con acento alemán: yo hablo alemán con acento ingles.
* Einstein era judío: a mi me gustan las judías. (en este punto debo aclarar que también me gustan las católicas, musulmanas, mormonas, cuáqueras, agnósticas, mahometanas, budistas, sintoístas, las alubias, las lentejas y también los garbanzos)
* A los 15 años abandonó temporalmente los estudios cuando fue rechazado por el colegio politécnico de Zürich: a los 15 años los estudios me abandonaron a mí, cuando me echaron del liceo católico ”Regina Martirum” por escupir la espalda del subdirector.
* Einstein generalizó la teoría de la relatividad: yo teorizo sobre generalidades.
* Einstein se llamaba Alberto: yo me llamo Gustavo; los dos nombres tienen 7 letras y terminan en o.
* Al momento de morir, trabajaba sobre una teoría de los campos unificados: yo voté un ministro de agricultura que promete trabajar hasta la muerte para poner fin al latifundismo entregando campos a los pequeños labradores y unificarlos a todos en una política de gobierno mas justa para todos.
* Einstein murió en 1955, yo nací en 1961. Evidentemente el viejo que no era bobo, se tomo esos seis años para elegir el mejor cerebro posible entre los recién llegados al planeta.
* Su formula más reconocida E = mc² es obvio que es un criptograma profético muy sencillo donde la E representa a Einstein y la m a Malomo: Einstein = (en) Malomo concebido por 2da. vez.

En fin, podría seguir acumulando pruebas y más pruebas sobre la veracidad de mi afirmación, pero creo que queda suficientemente demostrado que el espíritu del viejo sabio me habita.
Y ahora que lo sé, me veo en la obligación de comenzar a trabajar en pro de la humanidad como lo hizo él (yo) a lo largo de su (mi) vida (pasada).
Lo primero que quiero hacer, es explicarle a la gente que no sabe nada de física cuántica, toda la belleza de estos conceptos que sacuden las estructuras de lo que llamamos realidad.
Tengo que hacerlo con prudencia, porque la sociedad no está preparada aún para un cambio tan radical.
Cuando me llegó la revelación antes mencionada, me pregunté: ¿Porqué si la física cuántica tiene tantos años de descubierta, hay tanto desconocimiento al respecto?. Luego comprendí que a los gobiernos no les interesa que el ciudadano medio se entere de esta realidad, pues luego no querrán pelear sus guerras ni pagar sus deudas.
Estamos viviendo una inquisición de conocimientos científicos. Lo que no mantenga el orden social y el status quo de la elite de poder, será quemado en la hoguera de la desinformación.
Trataré de explicarle de qué se trata todo esto.
Usted se cree que es un simple mortal hecho de una sumatoria de líquidos y sólidos que básicamente son agua y carbón; tal vez usted sea tan ignorante que ni siquiera sabía esto… en ese caso se me va a complicar explicarle lo de la física cuántica, pero teniendo, como tengo, un cerebro heredado tan portentoso, creo que lo podré lograr de todas formas, después de todo yo era tan ignorante como usted hasta hace unos días.
Le iba diciendo que usted cree estar formado de materia, igual que los alimentos que come, los platos en que los come, el inodoro donde los defeca, y hasta las mismas heces que desecha con tan mal olor que lo obligan a llevar cerillas al baño cuando acude al llamado de la naturaleza en la casa de su novia. Enciende una de estas cerillas y mientras trata de quemar el tufo que dejó, para que su suegra no lo mire con cara de asco al salir del baño, se entretiene mirando la llamita. Pero no se detiene a pensar en esa llamita que consume la materia de la que esta hecha la cerilla. No se da cuenta de los millones de transformaciones que están ocurriendo frente a sus ojos. ¿Usted es bobo o que?
¡Caramba, no se fija en nada! ¡A la vida hay que tomarla más en serio!
Tranquilo, yo le voy a decir la verdad que usted ignora.
Todo eso no es más que una creación de sus sentidos que generan una realidad improbable.
¿Logré atraer su atención verdad?
Esa es la maravilla de la física cuántica: le puede demostrar la inexistencia de lo que llamamos existencia.
Imagine la anarquía que prosperaría en la sociedad si todos entendieran un concepto tan real, como que yo no lo estoy viendo a usted dado que usted no existe.
¿Quien se subordinaría a autoridades que son absolutamente nada en el aquí y el ahora?
Pero usted sigue sin entender nada, por lo que ahora está creyendo que estoy más loco que Bush.
La cosa es muy simple: todos sabemos que el átomo es la unidad más pequeña de la materia, y que diferentes configuraciones atómicas producen los diferentes elementos que conforman la materia. Pero si el átomo es la unidad más pequeña de materia, ¿de que esta hecho un átomo?
¿A que usted no sabe? ¡Mire si se lo llegan a preguntar en un programa de preguntas y respuestas al que usted fue haciéndose el sabiondo! No solo se pierde el premio gordo sino que además queda como un asno ignorante. Por suerte esta aquí el Einstein reencarnado para explicarle y que usted no se vea frente a las cámaras de la televisión nacional como el burro que es en realidad.
El átomo, está hecho de unas partículas elementales que en realidad no son algo definido, en cualquier momento se comportan como partículas o indistintamente como vibraciones en una secuencia de tiempo no lineal; de manera que la materia es un montón de vacío donde unas complejas partículas elementales hacen cosas raras que no se ajustan a nuestro modelo del tiempo y espacio, para proyectar como en una pantalla de cine tridimensional los átomos que a su vez lo conforman a usted.
El comportamiento y la naturaleza de esas partículas es lo que estudia la física cuántica.
No pretendo que usted pueda entenderlo, después de todo usted no es la reencarnación de Einstein, porque si usted fuera, yo no podría serlo.
Si su megalomanía le esta dictando razones por las que usted está en condiciones de reclamar el derecho de haber sido Einstein, solo tenga en cuenta que usted no entendió una palabra de lo que dije. Creo que eso lauda totalmente la cuestión.
Para que vea los alcances de mi bonhomía, voy a seguir gastando pólvora en chimangos y le haré un resumen práctico de lo que leyó:

* La materia esta formada de partículas elementales que no son
materiales, ergo: la materia como usted la conoce, no existe.

* Esas partículas elementales se mueven en un espacio y tiempo
impredecible e indeterminado, ergo: el tiempo y el espacio como
usted los conoce, no existen.

¿Todavía no entendió?
Usted cree que esta leyendo esto en una computadora o un papel, en un lugar y tiempo asignados en el espacio, pero todas las partículas elementales que lo conforman a usted y a su entorno están en cualquier lugar y en cualquier tiempo indeterminado.
Solo la cultura basada en sus pobres capacidades sensoriales le dicen que usted es algo.
Pero no se deprima, porque el universo es perfecto. Cuando se encuentre nuevamente en el baño de la casa de su novia con esa cerilla en la mano, no la encienda, no tenga pudor en apestar toda la casa, ese olor no es verdadero porque usted no existe, pero lo mejor de todo es que su suegra tampoco.



Gustavo Malomo

Montevideo, 4 de febrero de 2005

Texto agregado el 04-02-2005, y leído por 2011 visitantes. (54 votos)


Lectores Opinan
2008-11-21 14:51:37 es increible como siento tu cercania cuando me destornillo de risa... un abrazo estes donde estes sendero
2008-11-21 04:32:43 llego muy tarde, pero leeerte es una forma de decirte que vamos caminando undia
2007-05-29 00:35:01 Que estas************************************** te iluminen amigo... nilda
2006-11-13 02:09:50 Genial!!!!***** josef
2006-10-30 20:20:56 buenisimo, ya decia yo, si si es Eintein!!!!...jejeje en serio palabras y frases completas que te dejan reflexión...atte. Marie Curie.... luzyalegria
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]