La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Lista de Foros / Literatura :: Poesía / Edgar Allan Poe - [F:8:3618]


alba-dorada,19.08.2005
que opinon les merece este maldito escritor. o mejor dicho este escritor maldito.
 
Alma-Baldini,26.08.2005
pues para que Baudelaire haya sido conquistado por su forma de escribir, aún sin haberlo conocido, creo que Poe es una de las grandes influencias de nuestro tiempo, descubierto desgraciadamente muy tarde, luego de una vida de licor y de penurias.

 
palanca,26.08.2005
flojo y suelto
 
tu_risa,26.08.2005
Edgar Alan Poe, extiendo el tiempo hacia atrás en el camino, años lejanos ya, en los que disfruté muchísimo de sus libros, varios que mis padres tenían, porque los disfrutaban mucho. ace tiempo que no leo nada de él. No sería mala idea, y gracias por traérmelo a la mente, volver a reconocerme un poco entre sus líneas.
 
tu_risa,26.08.2005
Acabo de buscar en internet, y leo títulos que reconozco, de todos esos cuentos de Edgar Allan Poe ya leídos: El gato negro; Los crímenes de la rue Morgue; El cuervo; El corazón delator; El barril de amontillado, ufffff, en fin, hace tanto que no leo algo, que impimi algunos cuentos para leer este fin de semana.
 
Politian,05.09.2005
¿Alguien sabe a quién se refería el personaje llamado Isabel de la versión que, entre 1831 y 1838, mantuvo Poe de su famoso poema "Fairyland" (País de Hadas)?
 
Arkhangel,06.09.2005
Leer "El barril del amontillado" para degustar no solo de vinos sino lo que es realmente un cuento!
Poe tenia un talento casi sobrenatural para contar una historia.
 
Politian,06.09.2005
"El barril de amontillado" es también mi cuento preferido de Poe. Lo ha sido siempre, desde que hace más de veinte años lo leí por primera vez. Difícilmente se puede concebir un desenlace con mayor impacto.
 
Alma-Baldini,06.09.2005
El lenguaje parsimonioso que raramente se puede sentir en los poetas lo he encontrado en Poe, ya que al escuchar sus cuentos o poemas en su lengua natural se puede notar esa fuerza con que destilaba en sus escritos.

 
Alma-Baldini,06.09.2005
Los invito a escuchar los escritos de Poe en inglés. Serán verdaderamente tripulados a otras esferas y a la vez tan reales como si tales dimensiones misteriosas fueran recreadas.
 
Politian,07.09.2005
¿Alguien sabe de dónde le viene a Poe el hábito de situar en varios de sus poemas "lágrimas que caen por todas partes"? ¿Y diversas lunas que resplandecen al mismo tiempo?
 
Vod,28.02.2006
Poe es mi escritor favorito despues de Tolkien, como poeta es fantástico, la capacidad que tiene de sumerjirte en la historia, de realmente estar ahi y sentir lo que sucede. Su vocabulario es irreprochable, sus escritos son reamente alucinantes en ingles, te vuelan la cabeza.
 
stellawasadiver,28.02.2006
siempre me persiguió el gato negro
 
unhappy,28.02.2006
detesto a los gatos..
 
unhappy,28.02.2006
y negros mas aún..
 
Vod,22.03.2006
esa historia es una de mis favoritas..... el gato negro......
 
poet_taciturn,23.03.2006
el que detesta a los minonos no tiene corazón, aunque debo admitir que me gustan mas las mininas.
 
elepoetastro,17.05.2006
y los cuervos (es mi preferido)
 
gaviotapatagonica,17.05.2006
una mente atormentada, delirada... un excelente cuentista, imperdible en cada uno de sus textos, infaltable en tu biblioteca, disco duro o lista de recomendados..piq piq
 
aa000El_Poeta000aa,21.05.2006
Hay algo en la poesía de Edgar Allan Poe que no termina de agradarme. "Anabel Lee", por ejemplo es un famoso y elogiado poema pero jamás logró atrapar mi atención. Probablemente tenga algo que ver con la traducción al castellano.

Como escritor de cuentos e historias de ficción me parece simplemente genial en toda la extensión del término. Son cuentos que por así decirlo, embriagan al lector y le transportan al mundo de sombras de este magnífico autor. Mi favorito?, "El Gato Negro" sin duda, con toda su magnífica descripción de aquél demonio interior que nos incita a nuestra propia perdición. No obstante "El Barril de Amontillado" me mostró un concepto de venganza tan acorde con el mío que adopté el emblema allí propuesto y ahora puedo decir perfectamente: "Nemo me impune lacessit"
 
Dezereth,05.02.2007
El cuervo es el mejor poema que he leido en toda mi vida, fue esta obra la que me inspiro hacia la poesía, sin duda es uno de los íconos de la literatura más importantes...
 
AMEBA,05.02.2007
Poe es magnifiko recien lo he leido y me ha enkantado el muchacho ;=
 
Dezereth,05.02.2007
Muchas veces me pregunté ¿por qué en sus escritos expresa tanto dolod?, y un día leí algo escrito por él que decía algo así: "El horror de mis cuentos proviene de la densa oscuridad de mi corazón" y si analizamos su biografía y varios de sus cuentos como Berenice, Lady Ligelia etc, se puede saber que esa densa oscuridad de su corazón fue causada por la muerte de su esposa...
 
helminto,06.02.2007
"GENUS IRRITABILE VATUM"
lean mejor a ese genio poeta y quiza aprendan aunque sea un poco
 
LaCura,06.02.2007
EDGAR ALLAN POE ES SIN DUDA UNA GRAN INFLUENCIA DE NUESTROS TIEMPOS TAMBIEN HA INFLUENCIADO A VARIOS MUSICOS UNO DE ELLOS ROBERT SMITH DE THE CURE HAY MUCHOS QUE LO IMITAN PERO SOLO POCOS PUEDEN PLASMAR ESE SENTIMIENTO QUE TANTO NOS FASCINA
ADEMAS QUE CUENTO PUEDE SUPERAR AL CUERVO
 
dreamcatcher,07.02.2007
hoy lei israfel, muy interesante
 
AMEBA,07.02.2007
SI ALGUNOS ESCRITORES INFLUENCIAN TBM A LA MUSIKA Ernest Hemingway / Metallica : For Whon the Belltons
 
Ella_la_Mariposa,08.05.2007
Para mi es un escritor que logro exteriorizar lo que llevaba por dentro, apartándome un poco de los cuentos ya nombrados hay uno que se llama El corazón delator, donde la locura se confunde con la conciencia y la gloria, que es muy bueno.
 
Vogelfrei,08.05.2007
El retrato ovalado
 
siniestro,08.05.2007
Es un poeta extraordinario, visionario y primer poeta maldito. Nacido en la tierra de Nadie, de letras profundas y concretas. Posee un estilo limpio de rima y prosa estupenda. Que arda en el cielo de los desventurados!!
 
radiget,14.05.2007
Quiero trovarme como poe canta silvio
y yo canto hay que se ser escabroso y pedofilo como poe
hay que ser un maldito vagabundo
hay que licuarse en el ying y yang
para beber el tao de unos labios rosas de una quinciañera
hay que ser un hermoso calvo para enteder como se marchita una flor
hay que tener una nariz hermosa para sufrir lo que poe gozo
hay que drogarse como poe y leer sus letras

 
Vogelfrei,15.05.2007
Edgardo fumador de amapolas
Silvio dixit
 
rigores,06.07.2008
Silencio
 
Vogelfrei,28.07.2008
Muy bueno como poeta y narrador. Ninguno de sus èmulos se le acerca, ni por asomo. Supongo que el alcohol y el opio, influyeron bastante en sus percepciones, reflejadas en su obra.
 
ravr,30.07.2008
Uno de losmejores autores de lo escalofriante y fantosioso... una gran influencia para el pesimismo absoluto... Y alguien que se merece un gran respeto apesar de ser boemio
 
aa000El_Poeta000aa,09.08.2008
Si, nada como Silvio!!!! Rodríguez a la Presidencia!!! Escuchense el álbum. "Trova para Edgardo" dista mucho de ser la mejor canción!!
 
Vogelfrei,22.09.2008
LAS CAMPANAS

I

Escuchad las campanas de los trineos.
¡Campanas de plata!
¡Qué mundo de diversiones anuncia su melodía!
¡Cómo tintinean, tintinean, tintinean,
en el aire helado de la noche!
Mientras las estrellas que centellean
por todo el cielo parecen parpadeantes
con cristalina delicia;
guardando el compás, compás, compás,
como en un rúnico ritmo,
en el campanilleo que surge tan musicalmente
de las campanas, campanas, campanas, campanas,
campanas, campanas, campanas,
del sonar y repicar de las campanas

II

Escuchad las dulces campanas nupciales.
¡Campanas de oro!
¡Qué mundo de felicidad su armonía anuncia
en el fragante aire de la noche!
¡Cómo transmiten por doquier su delicia!
Más allá de las fundidas notas de oro
y todas en armonía
qué líquida canción flota
para la tórtola que escucha, mientras se regocija
con la luna.
Oh, de las sonoras celdas,
¡qué borbotón de alegría surge voluminosamente!
¡Cómo se dilata!
¡Cómo resta
en el futuro! ¡Cómo dice
la gran alegría que excita
el balanceo y el tañido
para la tórtola que escucha, mientras se regocija
de las campanas, campanas, campanas,
de las campanas, campanas, campanas, campanas,
campanas, campanas, campanas,
al ritmo y repique de las campanas!

III

Escuchad las sonoras campanas de alarma.
¡Campanas de bronce!
¡Qué historia de terror cuenta ahora su turbulencia!
En el sobresaltado oído de la noche,
¡cómo chillan su espanto!
Demasiado asustadas para hablar,
sólo pueden chillar, chillar,
fuera de tono,
llamando clamorosamente a la misericordia del fuego,
en una loca discusión con el sordo y frenético fuego,
que sube más arriba, más arriba, más arriba,
con su desesperado deseo,
y un resuelto esfuerzo
ahora -ahora ponerse, o nunca,
al lado de la pálida cara de la luna.
¡Oh, las campanas, campanas, campanas!
¡Qué historia cuenta su terror
de desesperación!
¡Cómo rechinan, chocan y rugen!
¡Qué horror vuelcan
en el pecho del aire palpitante!
El oído comprende completamente,
por el tañido,
y el rechinar,
cómo se abate e hincha el peligro;
el oído distingue claramente
en el doblar
y en el balancear
cómo se abate e hincha el peligro
por la fatiga o el aumento de la ira de las campanas-
de las campanas-
de las campanas, campanas, campanas, campanas,
campanas, campanas, campanas,
¡en el clamor y estrépito de las campanas!

IV

Escuchad el tañido de las campanas.
¡Campanas de hierro!
¡Qué mundo de solemnes pensamientos su monotonía impone!
En el silencio de la noche,
¡cómo nos estremecemos de miedo
con la melancólica amenaza de su tono!
Cada sonido que flota
de sus oxidadas gargantas,
es un gemido.
Y la gente -ah, la gente-
que está encima del campanario,
sola,
y que dobla, dobla, dobla,
en ese ahogado único tono,
encuentra una gloria al tirar
una piedra en el corazón humano.
No son hombre ni mujer.
Tampoco bestias ni humanos:
son vampiros;
su rey es quien dobla:
y repica, repica, repica,
repica
un himno con las campanas
¡y su pecho alegre se dilata
con el himno de las campanas!
Y baila y grita;
guardando el compás, compás, compás,
en un rúnico ritmo,
al himno de las campanas.
De las campanas:
guardando el compás, compás, compás,
en una especie de rúnico ritmo,
al palpitar de las campanas;
de las campanas, campanas, campanas,
al sollozo de las campanas.
Guardando el compás, compás, compás,
mientras toca, toca, toca,
en un féliz ritmo rúnico,
al tañido de las campanas:
de las campanas, campanas, campanas,
al doblar de las campanas,
de las campanas, campanas, campanas, campanas,
campanas, campanas, campanas,
al quejido y lamento de las campanas.

EDGAR ALLAN POE

* Es la traducciòn que mas me gustò. Hay otras pero no me convencieron.

** El poema original tiene forma de campanas
 
Vogelfrei,08.10.2008
COMO Dupin, me pondré mis gafas verdes.
 
artacoymua,21.01.2009
Mi ingles es muy limitado, por lo tanto no puedo apreciarlo como poeta en su totalidad, me gustan sus motivos y su desgarro. De todas maneras me quedo con la novela "Las aventuras de Arthur Gordon Pym", despues de aterrorizarnos, embelesarnos e intrigarnos, deja a sus lectores con la miel en los labios. Tanto es así que Julio Verne hizo su continuación; "La esfinge de los Hielos" , una de sus obras mas flojas para mi gusto. Para un surrealista como yo, ver en un cuadro de uno de mis pintores surrealistas preferido (Magritte), ese mismo libro como objeto dentro de un enigmático cuadro, me reconforta sobremanera.
 
IsamaR,22.01.2009
De Poe, me encanta este poema, claro q no hay como el original en inglés. En castellano:


ANNABEL LEE

Hace ya bastantes años,
en un reino más allá de la mar
vivía una niña que podéis conocer con el nombre de Annabel Lee.

Esa niña vivía sin ningún otro pensamiento que amarme y ser amada por mí.


Yo era un niño y ella era una niña
en ese reino más allá de la mar;
pero Annabel Lee y yo nos amábamos con un amor que era más que el amor;
un amor tan poderoso que los serafines del cielo nos envidiaban, a ella y a mí.

Y esa fue la razón por la cual,
hace ya bastante tiempo,
en ese reino más allá de la mar
un soplo descendió de una nube,
y heló a mi bella Annabel Lee;
de suerte que sus padres vinieron
y se la llevaron lejos de mí
para encerrarla en un sepulcro,
en ese reino más allá de la mar.

Los ángeles que en el cielo
no se sentían ni la mitad de lo felices
que éramos nosotros,
nos envidiaban nuestra alegría a ella y a mí.

He ahí porque
(como cada uno lo sabe en ese reino más allá de la mar)
un soplo descendió desde la noche de una nube, helando a mi Annabel Lee.

Pero nuestro amor era más fuerte
que el amor de aquellos que nos aventajan en edad y en saber,
y ni los ángeles del cielo ni los demonios de los abismos de la mar
podrán separar jamás mi alma del alma de la bella Annabel Lee.

Porque la luna jamás resplandece
sin traerme recuerdos de la bella Annabel Lee;
y cuando las estrellas se levantan,
reo ver brillar los ojos de la bella Annabel Lee;
y así paso largas noches tendido al lado de mi querida,
—mi querida, mi vida y mi compañera,—
que está acostada en su sepulcro más allá de la mar, en su tumba,
al borde de la mar quejumbrosa.
 
IsamaR,22.01.2009
en inglés, el original:

Annabel Lee

IT was many and many a year ago,
In a kingdom by the sea,
That a maiden there lived whom you may know
By the name of Annabel Lee;
And this maiden she lived with no other thought
Than to love and be loved by me.

I was a child and she was a child,
In this kingdom by the sea,
But we loved with a love that was more than love,
I and my Annabel Lee;
With a love that the wingèd seraphs of heaven
Coveted her and me.

And this was the reason that, long ago,
In this kingdom by the sea,
A wind blew out of a cloud, chilling
My beautiful Annabel Lee;
So that her highborn kinsmen came
And bore her away from me,
To shut her up in a sepulchre
In this kingdom by the sea.

The angels, not half so happy in heaven,
Went envying her and me;
Yes! that was the reason (as all men know,
In this kingdom by the sea)
That the wind came out of the cloud by night,
Chilling and killing my Annabel Lee.

But our love it was stronger by far than the love
Of those who were older than we,
Of many far wiser than we;
And neither the angels in heaven above,
Nor the demons down under the sea,
Can ever dissever my soul from the soul
Of the beautiful Annabel Lee:

For the moon never beams, without bringing me dreams
Of the beautiful Annabel Lee;
And the stars never rise, but I feel the bright eyes
Of the beautiful Annabel Lee;
And so, all the night-tide, I lie down by the side
Of my darling—my darling—my life and my bride,
In her sepulchre there by the sea,
In her tomb by the sounding sea.
 
Sectumsempra,24.01.2009
El cuervo



Una vez, al filo de una lúgubre media noche,
mientras débil y cansado, en tristes reflexiones embebido,
inclinado sobre un viejo y raro libro de olvidada ciencia,
cabeceando, casi dormido,
oyóse de súbito un leve golpe,
como si suavemente tocaran,
tocaran a la puerta de mi cuarto.
"Es -dije musitando- un visitante
tocando quedo a la puerta de mi cuarto.
Eso es todo, y nada más."
¡Ah! aquel lúcido recuerdo
de un gélido diciembre;
espectros de brasas moribundas
reflejadas en el suelo;
angustia del deseo del nuevo día;
en vano encareciendo a mis libros
dieran tregua a mi dolor.
Dolor por la pérdida de Leonora, la única,
virgen radiante, Leonora por los ángeles llamada.
Aquí ya sin nombre, para siempre.

Y el crujir triste, vago, escalofriante
de la seda de las cortinas rojas
llenábame de fantásticos terrores
jamás antes sentidos. Y ahora aquí, en pie,
acallando el latido de mi corazón,
vuelvo a repetir:
"Es un visitante a la puerta de mi cuarto
queriendo entrar. Algún visitante
que a deshora a mi cuarto quiere entrar.
Eso es todo, y nada más."

Ahora, mi ánimo cobraba bríos,
y ya sin titubeos:
"Señor -dije- o señora, en verdad vuestro perdón imploro,
mas el caso es que, adormilado
cuando vinisteis a tocar quedamente,
tan quedo vinisteis a llamar,
a llamar a la puerta de mi cuarto,
que apenas pude creer que os oía."
Y entonces abrí de par en par la puerta:
Oscuridad, y nada más.

Escrutando hondo en aquella negrura
permanecí largo rato, atónito, temeroso,
dudando, soñando sueños que ningún mortal
se haya atrevido jamás a soñar.
Mas en el silencio insondable la quietud callaba,
y la única palabra ahí proferida
era el balbuceo de un nombre: "¿Leonora?"
Lo pronuncié en un susurro, y el eco
lo devolvió en un murmullo: "¡Leonora!"
Apenas esto fue, y nada más.

Vuelto a mi cuarto, mi alma toda,
toda mi alma abrasándose dentro de mí,
no tardé en oír de nuevo tocar con mayor fuerza.
"Ciertamente -me dije-, ciertamente
algo sucede en la reja de mi ventana.
Dejad, pues, que vea lo que sucede allí,
y así penetrar pueda en el misterio.
Dejad que a mi corazón llegue un momento el silencio,
y así penetrar pueda en el misterio."
¡Es el viento, y nada más!

De un golpe abrí la puerta,
y con suave batir de alas, entró
un majestuoso cuervo
de los santos días idos.
Sin asomos de reverencia,
ni un instante quedo;
y con aires de gran señor o de gran dama
fue a posarse en el busto de Palas,
sobre el dintel de mi puerta.
Posado, inmóvil, y nada más.

Entonces, este pájaro de ébano
cambió mis tristes fantasías en una sonrisa
con el grave y severo decoro
del aspecto de que se revestía.
"Aun con tu cresta cercenada y mocha -le dije-.
no serás un cobarde.
hórrido cuervo vetusto y amenazador.
Evadido de la ribera nocturna.
¡Dime cuál es tu nombre en la ribera de la Noche Plutónica!"
Y el Cuervo dijo: "Nunca más."

Cuánto me asombró que pájaro tan desgarbado
pudiera hablar tan claramente;
aunque poco significaba su respuesta.
Poco pertinente era. Pues no podemos
sino concordar en que ningún ser humano
ha sido antes bendecido con la visión de un pájaro
posado sobre el dintel de su puerta,
pájaro o bestia, posado en el busto esculpido
de Palas en el dintel de su puerta
con semejante nombre: "Nunca más."

Mas el Cuervo, posado solitario en el sereno busto.
las palabras pronunció, como virtiendo
su alma sólo en esas palabras.
Nada más dijo entonces;
no movió ni una pluma.
Y entonces yo me dije, apenas murmurando:
"Otros amigos se han ido antes;
mañana él también me dejará,
como me abandonaron mis esperanzas."
Y entonces dijo el pájaro: "Nunca más."

Sobrecogido al romper el silencio
tan idóneas palabras,
"sin duda -pensé-, sin duda lo que dice
es todo lo que sabe, su solo repertorio, aprendido
de un amo infortunado a quien desastre impío
persiguió, acosó sin dar tregua
hasta que su cantinela sólo tuvo un sentido,
hasta que las endechas de su esperanza
llevaron sólo esa carga melancólica
de "Nunca, nunca más."

Mas el Cuervo arrancó todavía
de mis tristes fantasías una sonrisa;
acerqué un mullido asiento
frente al pájaro, el busto y la puerta;
y entonces, hundiéndome en el terciopelo,
empecé a enlazar una fantasía con otra,
pensando en lo que este ominoso pájaro de antaño,
lo que este torvo, desgarbado, hórrido,
flaco y ominoso pájaro de antaño
quería decir graznando: "Nunca más,"

En esto cavilaba, sentado, sin pronunciar palabra,
frente al ave cuyos ojos, como-tizones encendidos,
quemaban hasta el fondo de mi pecho.
Esto y más, sentado, adivinaba,
con la cabeza reclinada
en el aterciopelado forro del cojín
acariciado por la luz de la lámpara;
en el forro de terciopelo violeta
acariciado por la luz de la lámpara
¡que ella no oprimiría, ¡ay!, nunca más!

Entonces me pareció que el aire
se tornaba más denso, perfumado
por invisible incensario mecido por serafines
cuyas pisadas tintineaban en el piso alfombrado.
"¡Miserable -dije-, tu Dios te ha concedido,
por estos ángeles te ha otorgado una tregua,
tregua de nepente de tus recuerdos de Leonora!
¡Apura, oh, apura este dulce nepente
y olvida a tu ausente Leonora!"
Y el Cuervo dijo: "Nunca más."

"¡Profeta! exclamé-, ¡cosa diabólica!
¡Profeta, sí, seas pájaro o demonio
enviado por el Tentador, o arrojado
por la tempestad a este refugio desolado e impávido,
a esta desértica tierra encantada,
a este hogar hechizado por el horror!
Profeta, dime, en verdad te lo imploro,
¿hay, dime, hay bálsamo en Galaad?
¡Dime, dime, te imploro!"
Y el cuervo dijo: "Nunca más."

"¡Profeta! exclamé-, ¡cosa diabólica!
¡Profeta, sí, seas pájaro o demonio!
¡Por ese cielo que se curva sobre nuestras cabezas,
ese Dios que adoramos tú y yo,
dile a esta alma abrumada de penas si en el remoto Edén
tendrá en sus brazos a una santa doncella
llamada por los ángeles Leonora,
tendrá en sus brazos a una rara y radiante virgen
llamada por los ángeles Leonora!"
Y el cuervo dijo: "Nunca más."

"¡Sea esa palabra nuestra señal de partida
pájaro o espíritu maligno! -le grité presuntuoso.
¡Vuelve a la tempestad, a la ribera de la Noche Plutónica.
No dejes pluma negra alguna, prenda de la mentira
que profirió tu espíritu!
Deja mi soledad intacta.
Abandona el busto del dintel de mi puerta.
Aparta tu pico de mi corazón
y tu figura del dintel de mi puerta.
Y el Cuervo dijo: Nunca más."

Y el Cuervo nunca emprendió el vuelo.
Aún sigue posado, aún sigue posado
en el pálido busto de Palas.
en el dintel de la puerta de mi cuarto.
Y sus ojos tienen la apariencia
de los de un demonio que está soñando.
Y la luz de la lámpara que sobre él se derrama
tiende en el suelo su sombra. Y mi alma,
del fondo de esa sombra que flota sobre el suelo,
no podrá liberarse. ¡Nunca más!


 



Para escribir comentarios debes ingresar al sitio: Ingresar


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]