TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / lowenghard / tiempos de fortaleza

[C:100763]

Cada noche veo iluminadas estrellas
Una luna que me da su luz blanca y pura
Y yo sigo llamadote desde mi cama
Con lágrimas de intenso color escarlata

Mi cabeza inclinada y recostada lista para dormir,
Y mis ojos no se cierran.
Comienzan a brotar sustancias cristalinas
Que se plasman…
…y quedan enterradas en las sábanas.

Es cuando entonces una amorosa estrella, una lumbrera
Se queda estática y dibujada en la dimensidad cósmica de la espesa negrura
Y eso veo todas las noches…
Siempre… fiel a mis sentimientos.

Me conversa y me escucha,
Me cuenta cosas que hiciste mientras el sol hacía su trabajo
(“me lo contaron mis amigas estrellas
que aunque no lo creas,
en silencio observan
todo lo que haces,
y lo que tu amor hace,
y nadie se percata
de que detrás del sol
observando con sollozos están
en un segundo plano del firmamento”).

En habitaciones vacías aprendo a vivir
Siempre soportando lo mismo,
Las mismas cosas,
Las mismas imágenes,
Las mismas situaciones.

Así es como llego a creer
Que mi cuerpo no resistirá,
Y que moriré y no prevaleceré,
Siempre viviendo y viendo que mi alma no amará.

Pero es cuando mi cuerpo comienza a sudar,
Y me doy cuenta que sin ti no puedo vivir.
Y creo o quiero creer que lo mismo pasa en tu corazón
Y así logro sobrevivir tiempos multiplicados por siete.

En un alzar las manos,
La luna quiero agarrar…
Y apretar y estrujar,
Hasta que de ella salga todo lo de ti tiene guardado.
Así es como quiero llegar,
A un lugar donde el sol no puede quemar,
Y colmar mi alma de libertades
Para volar junto a ti por los aires.

Y sin restricciones correr hasta agotar
Todo ese dolor que por malicia me hizo suspirar.
Y aplastar la soledad,
Que con su misma fuerza me mataba en anterioridad

Los mares calmar con tan solo un soplido,
Y las nubes despejar y mandarlas al infierno,
Esas mismas que tapaban mi suplicio,
Dejándome fríos hielos que me seguían hiriendo.

Acabar con la injusticia helada del sufrimiento,
Y darle el paso a la alegría de verte sonreír,
Para destruir todas las fuentes de tu hundimiento,
Y ser yo quien te cuide y haga feliz.

Junto a mi boca mi alma quiere rozar tus labios,
Y mis manos acariciar tu cabeza.
Y con suavidad proteger tu pasado,
Y al oído susurrarte palabras de profundas proezas.

Por las noches estar a tu lado,
Dejando en el pasado los amargos llantos,
Esos que me pateaban como lo hace un caballo,
Siempre contigo, tu y yo, sin necesidad de espantos.

Que la luna sea testigo de nosotros,
Y que juzgue ahora…
En este ahora que diferente es ante los astros,
Y que nos calme con su forma.

Darte y darte todo lo que quiero darte,
Entregarte y regalarte todo de mí.
Creo saber qué es lo que necesitas de un amarse,
Y por eso es que deseo repudiarme, solo para ti.

Cree y siente,
Ven y acuéstate,
A mi lado sólo los dos
En la paz de la noche.

Mi latir… ¿puedes escuchar?
Yo el tuyo quiero oír,
Pero sólo si es un tuyo desear,
Por ti puedo dejar de vivir.

Si antes las noches eran espinas,
Ahora son una bendición.
Por tan santo placer de que por mí hoy te reclinas…
Pero aunque no hubiese pasado… lo hubiese soportado por pura pasión.

Si hoy te necesito,
Es por que gracias ti me necesitas.
Y doy gracias a tu lindo corazoncito,
Por poseer tan bondadosas expectativas.

Es así como te siento,
Cada día más apegado a mí,
Y me llena de gozo y sentimiento,
El que me des esperanza en una mirada de abril.

Si crees… aguanta,
Que yo lo haré por ti,
Y mágicos momentos podremos vivir.


-------------------------------------------------

Texto agregado el 20-04-2005, y leído por 87 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
25-04-2005 Es un poema preciso, tiene nostalgia y esperanza al mismo tiempo, tiene una gran delicadeza en las expresiones que has utilizado rosaroja
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]