TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / sendero / Concedido

[C:10098]

Concedido

Despertó y los ojos se abrieron como un muñeco de juguete. Llevó su mano a la bolsa de la camisa para tocar la cajetilla de cigarros, y percibió un olor a pompas de jabón; una melodía de chelos y violines llegaba de lejos.
Condujo sus manos a la cara, a la cabeza y tuvo plena conciencia de que la barba y su coleta habían desaparecido. Miró la blancura de las paredes, la disposición simétrica de los objetos y a través de la ventana había un cielo moteado de nubes; un pasto mullido que serpeaba bajo los árboles y que invitaba a la meditación.
Cerró los ojos, apretó la cabeza e iracundo gritaba: ¡No! ¡ basta! ¡basta!, quiten el silencio, ¡pongan a Metálica! ¡Alice. Cooper! ¡Marilin Manson! ¡quiero morir!,¡quiero morir!
—Estás muerto
—Entonces mándame al infierno
—En el estás hijo mío.

Texto agregado el 17-08-2003, y leído por 521 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
10-09-2012 Tus cuentos sorprenden con los finales y la descripciones. Felicidades. elpinero
10-09-2008 Tremendo. Ja ja flop
10-05-2007 Visión distinta del infierno, pero bueno,el silencio me gusta. Ahora,...si ese infierno es interior ya no me gusta tanto,***** adriana73
23-01-2006 Yo nunca me hubiera imaginado el infierno así, pero de todo hay en la viña del señor... Un besote para tí Rubén por esa excelente imaginación. ctapdb
20-11-2003 Quién sabe cómo es el infierno, quién lo ha podido definir alguna vez!... el infierno es lo que nos de la gana, realmente, lo que más queremos o lo que más odiamos; lo subjetivo del placer, lo que nos da placer, es exactamente igual que lo subjetivo del dolor y del infierno... Lindo, como todo lo suyo señor. rithza
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]