TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / Embaucador

[C:101588]





Se busca por cielo y tierra a un ser extremadamente sanguinario que asesina a mansalva y con las armas más diversas, ser avieso que no perdona a nadie y que ataca y condena a cualquiera que se le ponga por delante. Nadie le ha visto el rostro pero todas sus víctimas lo sindican como culpable de mancillar irremediablemente su ser. Su nombre es conocido en todas las latitudes y sin embargo nadie sabe lo suficiente de él. Las precauciones son vanas ya que son muy pocos los que se escapan a sus ataques. Su táctica es simple, obnubila a sus víctimas, las enceguece, abre puertas falsas que conducen a oscuros laberintos, es propiciador de increíbles fatamorganas, de caleidoscopios de colores inimaginables que enturbian y encarcelan el alma transformando en un despreciable guiñapo a ese ser que, desvalido, se entrega a sus devaneos. Cuídense de él ya que puede estar esperando en cualquier recodo, detrás de una inocente sonrisa, escondido en un par de acarameladas palabras, agazapado detrás de un piropo o latiendo en el pecho de algún incauto. Manténgalo a raya, no se le acerquen si no quieren que su existencia ya jamás vuelva a ser la misma. Húyanle, como quien arranca del mayor de los peligros, no escuchen su melodía hipnotizadora y sus envolventes requiebros. Describirlo no podemos porque tiene la facultad de mimetizarse para hacer de las suyas dentro del alma de cada afectado, sólo sabemos que sus iniciales son las siguientes: A.M.O.R. No hay recompensa para el que lo delate puesto que con el sólo hecho de sentirlo latir dentro suyo ya este ser creerá haberlo conseguido todo. Pero ojo, que los cantos de sirena son su especialidad. Dios guarde sus almas si alguna vez lo encuentran delante suyo, de ser así, háganlo su cómplice o en caso contrario, condénense a consumirse en sus lenguas de fuego, infierno celestial en que arderán los espíritus soñadores, simple fuego fatuo que no encandilará a los escépticos. Sea como sea, cada uno lo reconocerá a su manera para bien o para mal, para bendición o condena, algunos darán su vida por descubrirlo y poseerlo y se dice que ellos, pese a ser quienes sufrirán y se martirizarán y se harán harapos, serán los privilegiados, puesto que degustarán sus efímeras mieles y esa voluble y precaria perfección que lo nimba. Allá ellos, cada uno es libre de cavar su propia sepultura…







Texto agregado el 24-04-2005, y leído por 200 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
04-05-2005 Es como una enfermedad que apendeja a uno todito pero el proceso de cura... ¡cómo duele! es mejor continuar enfermo. Peter_6
26-04-2005 Nada!!! a mi me encanta el personaje aquel... ¡me encanta! y tu texto ja! anemona
26-04-2005 excelente tu escrito, me cautiva más allá del tema, la descripción, el léxico, sinceramente admiro tu capacidad estrellas por doquier saludos india
25-04-2005 No hay remedio que valga, ni médico que cure el mal de amores, es verdad, ¡haced caso de la lectura¡ ¡¡¡¡HUID¡¡¡ meci
24-04-2005 El amor puede tener muchas caras, ser bueno o malo, dulce o peligroso...llevarte al cielo o al infierno. yoria
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]