TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / viyi / COTIDIANO

[C:102640]

Llego como siempre sola a la estación, miro el reloj y se dio cuenta que ya era tarde entre ansiedad y rabia se quedo allí reprochándole una vez mas al tiempo, luego miró hacia la calle
la misma calle de todas las mañanas,
la misma gente,
la misma ruta,
su cotidianidad (pensó).
A los pocos minutos llegó el autobús, entro con calma -por fin una silla vacía- se sentó sin importarle el mundo a su alrededor,
se quedo simplemente en sus pensamientos repasando una vez mas en su cabeza:
-"Articulo 34, Capitulo 21 código civil, las implicaciones legales, sanción jurídica, penal y civil a la infracción de la regla... Articulo 34 TODA PERSONA JURIDICA EN PLENO USO DE SUS FACULTADES MENT..."-- El roce de una piel calida activando la sensibilidad del dorso de su mano... - En ese momento la ponente del articulo 34 se fue al carajo- bajo su mirada y disimuladamente miró a su lado con el rabillo del ojo (mujer solitaria en busca de alguna emoción) la imagen de un hombre distraído en las imágenes típicas de la calle de una fría ciudad a las siete de la mañana -El perfil de su boca le hizo recordar la sensación indescriptible que provoca un beso, cerro los ojos y se concentro en su respiración, tal vez añorando que estuviera cerca de su pecho, respirando tras su nuca, sintió el calor que emanaba de su cuerpo al estar junto a ella...
Dos personas totalmente ajenas una de la otra y sin embargo ella no dejaba de pensar en la sensación de sentir el roce de su cuerpo encima de la ropa que ahora veía como un innecesario accesorio que impide a la piel expresarse en el mas infinito y profundo sentido del tacto... y el seguía allí con un gesto indiferente en el rostro, -Ella pidiendo a gritos en silencio que ese momento fuese eterno, no importaba nada mas sino ese instante, ya no importaba la ponente, ni el puto articulo 34 de una ley absurda la cual ni siquiera se cumple, como una de las tantas de este país... Llegaba a un punto máximo ese estallido de sensaciones, era euforia interna, era libertad a su calma, era sensualidad, era necesidad (pero el destino es cruel señores...) en ese momento él se levanto la miró y sonrió, y ella mientras tanto se quedo inmóvil, mirando como él se iba alejando lentamente, perdiéndose entre la gente que bajaba apurada y a empujones del autobús; y allí quedo su instante, su euforia interna, su libertad su escena de sensualidad...
MIERDA-- Miró el reloj: son las 8 a.m.--
MIERDA otra vez: --Me he pasado de estación-- y en su rostro un gesto de infinito vacío
... de nuevo a su cotidianidad, un poco mas tarde, un poco mas lejos pero de nuevo a su cotidianidad.

Texto agregado el 29-04-2005, y leído por 155 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
06-09-2005 un poco mas tarde, un poco mas lejos... ese es el valor del texto. ades_io
12-06-2005 Excelente. Muy bien escrito. Una escena diaria, pero cada persona lleva su propio mundo interior. Felicitaciones y van mis 5 * jorval
20-05-2005 Muy bueno. Estrellas. orlandoteran
10-05-2005 a que amiga, como un momento de maginación puede darle luz al día... la gris cotidianidad puede ser cambiada... un abrrazo ruben sendero
09-05-2005 Muy Bueno!! Me gustó como manda al carajo el puto artículo 34 porque al fin y al cabo como dice es una ley que nunca se va a cumplir. La ley está corrupta!! Felicitaciones y un saludo y *S josef
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]