TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / blasleon / Por un quítame esas plumas.

[C:108838]

POR UN QUÍTAME ESAS PLUMAS

Donde se cuenta un suceso que le ocurrió a un forastero que pasó por esta Villa llamada Colmenar Viejo...


–Justicia pido, señor, castigad al forastero que me ha quitado la vida –dijo el villano.

–¡Por Dios –dijo el forastero –que fue solo una gallina!

–¡Callad ambos! –dijo el juez–. Que ya conozco el delito. Yo diré que se ha de hacer.

Regresaron a sus sitios agraviador y agredido. Ya sin tanto desatino, cuando retornó el silencio, tomó la palabra el juez.

–Vos, acercaos –dijo, señalando al forastero–. Hablad diciendo verdad, que no quiero castigaros por otro delito más.

–Permitidme señoría que hable en el mi favor y cuente, en pocas palabras, lo que en verdad sucedió.

El juez le dio su permiso y el de fuera comenzó:

–“Por un quítame esas plumas a punto estoy de perder la honra, el honor y de la vida sólo me queda el privilegio de poder contarlo, lo que hago con la venía de usía, señor Juez, para que se tenga en cuenta y, si tenéis vos a bien, se me rebaje la pena que ya, de arrepentimiento, me encarcela el alma.”

“Partí de la villa de Pastrana con un encomiendo de la Princesa tuerta, mi ama, de hacer llegar un correo al Marqués de Santillana y para ello, me proveyó de un caballo, de lo mejor de su cuadra he de decir, y unas alforjas por contra, de comida un tanto escasas. En mi descargo diré que dicha dama, si bien tiene mucho de bella, igual tiene de tacaña.”

“Durante interminables días, entre el polvo y la solana que se empeñaba en seguirme, los cascos de mi caballo destrozaron los caminos. Cuando llegaba la noche, cualquier lugar era bueno para reposar mis huesos: A veces bajo los árboles, otras las rocas eran las que refugio me daban y si la luna brillaba llena de luz en lo alto, dormía yo a la intemperie y luego al alba, si lugar había donde lavarme la cara, lo hacía y si no, deshacía con mis dedos las legañas y volvía a cabalgar.”

“Mermado andaba de fuerzas y aún más de provisiones, cuando me hallé en esta villa llamada Colmenar Viejo. Me detuve, pues fama tiene su iglesia y no es por halagar, sin hacer comparaciones, de ser casi Catedral. Y yo, que no tengo tiempo de cumplir con los preceptos de la Santa Madre Iglesia, en ella quise rezar. Y en ello estaba cuando el olfato me sacó de la abstracción. Es quizás el estómago vacío el que agudiza el sentido y reconoce, lo que en otra situación, tal vez diera por perdido. Entonces recordé que Colmenar si es famoso por su templo, también lo es por su pan.”

“Con dos hogazas calientes en el morral, retomé el real camino y a la salida del pueblo, sin ninguna vigilancia, a la orilla de la senda, vi el origen de mi mal. Cacé una gallina gorda y salí despavorido sin pensar que lo que hacía era delito. Me detuve junto al río al tiempo que anochecía y al abrigo de unas rocas me dispuse a cocinar, desplumándola primero, la que había de cenar. Calmadas la sed y el hambre quedé dormido, sin preocuparme siquiera de enterrar las plumas y apagar la hoguera y como por el humo se sabe donde está el fuego, los que presentan querella no tardaronme en hallar.”


–Que delito cometí, es cierto como que hay Dios. Ruego de vos indulgencia y al dueño de la gallina, también le pido perdón, que fue por hambre. Y si en la bolsa tuviera dinero para pagar, no dudéis que pagaría y luego regresaría... Mas no se a donde: Pues decís que la de Éboli, allí en mi pueblo, presa vive en su palacio por delito de adulterio.

El juez dictó la sentencia y le mandó trabajar, por el periodo de un año, sin cobrar, en casa del agraviado...

...pero lo que son las cosas, y el refrán dice verdad, que en el roce está el cariño: Al año y medio sería que el forastero casó con la hija del vecino al que la gallina hurtó.


...y que en ella se quedó .


© BlasLeón.















Texto agregado el 24-05-2005, y leído por 293 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
27-10-2005 Un cuento a la antigua usanza, muy pícaro. margarita-zamudio
23-06-2005 Oiga. Si hasta su nick (perdón; seudónimo) le hace juego al cuento. Es muy bueno, y eso que en beneficio del tiempo, te comiste un año y medio de cuento, que cuando el cuentero es bueno las elipses no valen. NEWEN
19-06-2005 Me gusta mucho el sabor añejo que le das a las letras. Bien contada y entretenida. maitencillo
07-06-2005 Una encantadora historia, contada con estilo. Sophie
04-06-2005 me ha encantado! un cuento en toda regla. y por supuesto me uno a ese homenaje a Colmenar Viejo. Cierto es lo del pan, pero que la iglesia es una catedralllllllll...... jejeje llevas en las venas sangre andaluza?. Un abrazo de cuentera paisana ondina
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]