TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_Columna / La mentira como espectáculo televisivo y la belleza de la Luna (de mi columna sabatina, por Moebiux)

[C:111720]



Estos últimos meses hemos vivido una historia patética en ciertos programas de televisión de esos mal llamados “prensa” rosa (mal llamados prensa, rosa pueden ser todo lo que quieran, como si se quieren llamar amarillo bilis). Para los que no estáis en España os resumo muy brevemente:

Resulta que una “periodista” de estas del corazón afirmaba tener pruebas de que la hija de Albano y Romina Power, dada por muerta hace unos años, estaba viva en Santo Domingo bajo otra identidad. La presunta periodista no aportaba pruebas definitivas, con la promesa de que pronto las tendría.

Bien, periodísticamente el tema debería haber finalizado el primer día, hasta que esa periodista mostrase las pruebas. Pues señoras y señores, no pasó eso, ni mucho menos. Al contrario, han sido meses en que todas las televisiones y múltiples programas debatían sobre la certeza o no de las afirmaciones de la presunta periodista, estableciéndose bandos a favor y en contra —básicamente en contra— de ella.

Es alucinante, de verdad... Hace ya unos meses escribí otra columna (“La fórmula del chillido”) opinando sobre cómo funcionan esos programas que se precian de tener mucha audiencia, como si el hecho de que te siga mucha gente justifique cualquier tontería. Pero es que ahora ha llegado al paroxismo. Porque a un periodista se le podría llegar a perdonar que no sea imparcial (es un deber de todo periodista serlo, a pesar de las creencias de cada uno) porque al fin y al cabo somos humanos y todos cojeamos de un pie. Pero lo que es absolutamente imperdonable es que un “periodista” prescinda de la verdad.

Insisto aquí en poner comillas porque lo que me han demostrado estas últimas semanas es que a toda esa gente que se dedica a las noticias del corazón se les puede llamar de todo menos periodistas. Con el caso de esa chica desaparecida lo han demostrado. Poco importaba que se estuviera hablando de una mentira, daba igual, el tema tenía morbo, los índices de audiencia acompañaban y, en aras de conseguir dinero, había que exprimir el tema hasta el máximo.

Voy a poner un ejemplo tonto pero gráfico de lo que ha pasado: es como si yo saliera en un programa de televisión afirmando que puedo volar cual Superman, pero que no lo voy a hacer todavía porque me están confeccionando un traje adecuado. Y eso, lejos de cerrarme las puertas a la televisión nunca más, me las abriera de par en par para llenar toooooda la programación con mi estupidez supina. Y, encima —o lo peor— disfrazado de “periodismo” y bajo el paraguas de “es que a la audiencia le gusta”.

No, queridos, no, usar una mentira como material para elaborar programas no es periodismo. Es, como mucho, espectáculo. Pero en este caso de la peor calaña: porque mienten. A ver, cuando vemos un mago sabemos que es truco todo lo que hace, pero como ya lo sabemos no hay engaño, sino puro espectáculo. Así que toda esa pléyade de supuestos periodistas, si quieren ser honestos, deberían olvidar ese título y mostrarse tal y como son: hombres y mujeres espectáculos. Entonces podrían mostrarse al público con la conciencia tranquila, hablar de la tontería más grande que les dé la gana y rezar para que el share de su programa sea mayor que el de la competencia, objetivo que parece ser lo único que les importa.

Alguno de los que lean esto dirá: “Pues sino te gusta apaga la televisión”. Sí, ya, pero nos guste o no la televisión es en este país (y me temo que en muchos otros) la principal fuente de entretenimiento y el principal canal de información, así que es lógico que reclamemos, que exijamos, que nos escandalicemos, porque entre el tratamiento de noticias que no lo son, junto con la enorme presencia de “reality shows” que se basan en todo menos en la realidad, nos están construyendo una ventana a un mundo falso disfrazado de real.

Y es por ventanas así por donde se cuelan las ideologías idiotizantes, primer paso para dirigirnos como el que no quiere la cosa a una especie de dictadura “soft”, de esas que te dominan sin darte cuenta, alelado como el de aquel chiste, que decía que cuando el sabio señalaba la Luna, el tonto miraba el dedo.

¡Con lo bonita que es la Luna, coño...!



Texto agregado el 04-06-2005, y leído por 142 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
01-07-2005 Tienes razón estos programas son denigrantes, y faltos de respeto a una sociedad adormecida que no quiere despertar. Peter_6
25-06-2005 Debo hacer silencio. Y no caer en los ditirambos ni en las críticas fáciles. Hay que pensar para escribir,mientras el Mundo tambalea. islero
11-06-2005 Estupenda columna, yo estoy orgulloso de haberme desenganchado de esa mierda, ya solo me queda dejar de fumar... barrasus
09-06-2005 Bueno, yo confieso que he plantado geranios dentro de la caja tonta. Pero reconozco que sería mejor reinvindicar,como tu haces en esta magnífica columna, que no nos saturen con idioteces, que pa'eso ya tenemos al del dedo. Sí señor, con lo bonita que es la luna! entrelineas
07-06-2005 Oiga, muy buena luna entra por la ventana como para andar viendo la tele!!!. Bueno, lo cierto es que estos programas desvían el debate hacia rincones insospechados, ya no se discute si esa noticia es real o no, porque los animadores llevan el programa por tales vericuetos que la diferencia entre la mentira y la verdad deja de tener importancia. No es tan facil decir que esos programas existen por nuestra culpa, porque nosotros les damos raiting, creo que si le damos raiting es porque algo ha fallado en nuestra formación, tal vez el estado como agente educativo, nuestros padres, o ambos, no se hayan ocupado en asomarnos a los andariveles del pensamiento crítico, a los del placer del conocimiento, del arte y del análisis intelectual. Mis felicitaciones en su dia, el día del periodista (en Argentina al menos) el-parricida-huerfano
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]