TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Naty15 / Cartas

[C:118150]

15/3/02
“Querida Rachelle:

Muchas gracias por escribirme, de veras me reconforto, por un momento creí que ya te habías olvidado de tu amiga.
Como sabrás, hace como dos semanas que ingresamos a esta escuela y ya me siento sofocada, hay momentos en que quisiera arreglar mis cosas e irme así nada más, pero sé que no puedo hacerlo.
Cambiando de tema, dime: ¿Cómo son tus nuevos compañeros?, ¿Has hecho amigos ó amigas? ¿Y qué tal el ambiente de la sala de clases?. Mis compañeros son simpáticos, bueno, no todos, algunos me han molestado sin razón aparente, parece que quieren tener mala fama para así que todos les tengan miedo, pero al final van a ser ellos los perjudicados.
Disculpa que esté mensaje no sea tan largo como esperabas, pero justamente me encuentro en clase de matemáticas y si me descubren me van a anotar en el libro y eso es lo que menos quiero.
Cuídate amiga, ojalá reciba más cartas tuyas, así no nos sentiremos tan solas en este lugar.

Tu amiga:
Anna Torres”.


17/3/02
“Querida Anna:

Claro que volveré a escribirte, pero tienes que prometerme que tu también lo harás, pues no sería justo que solamente yo te escribiese y tú no.
Yo nunca pensé que al entrar a la secundaria quedaríamos en distintos cursos y con diferente horario. Tú entras en la mañana y yo en la tarde, cuando estoy en clase, tú estas en recreo y yo al estar en recreo, tú estas en clase, algo irónico, no te parece? Para mí es algo complicado, pues es la tercera hoja que ocupo para escribirte, me enrede de tanto memorizarlo o hice varios borrones.
Sobre mi curso, he hecho nuevos amigos, la mayoría son chicos, son simpáticos y les encanta bromear. Pero no todo es paz, pues también hay una compañera que se la pasa molestándome, ya no la soporto, yo no le hice nada y ella comenzó con sus burlas. Trato de ser tolerante como me dijo mi mamá, pero hay momentos en que pierdo la paciencia. ¿Cómo le haces para aguantar a tus compañeros? Los que te caen mal por supuesto.
Pienso que por el hecho de que no estemos en el mismo curso, no nos impide a que sigamos con las historias que solíamos escribir. No he tenido mucha inspiración, pero sé que se me va a ocurrir algo, ¿cómo vas con la tuya?
Me despido por ahora, recuerda que puedes meter tu carta en el libro “Zoya” de Danielle Steel que está en la biblioteca, así no perdemos el contacto, hasta pronto.

Atte.
Rachelle (Rachelle) Bobadilla”.


18/3/02
“Querida y simpática Rachelle:

No te preocupes, con la respuesta a la primer carta te confirmo que seguiré escribiéndote.
Sobre la historia “Mi primer amor” va muy bien, pero he decidido colocarle unos dos nuevos personajes, así que no he podido continuar, lo que tengo que hacer es inventar a estos dos nuevos personajes, colocarles sus nombres, sus características, etc. Pero si también preguntas sobre Alan y Nadia, los protagonistas, ellos van en buen camino, cuando pueda te enviaré una copia de lo que he seguido escribiendo sobre ellos. Eso me recuerda ¿Qué piensas seguir escribiendo? Sé que no tienes mucha inspiración pero dime lo que te gustaría grabar en las hojas de papel; así tal vez te inspires mejor.
Mientras te escribo, veo la foto que está en mi escritorio, la de nosotras dos cuando ganamos el Concurso Literario que ganamos hace dos años ¿Te acuerdas? Yo me acuerdo perfectamente, cada una tenía una idea y no sabíamos cuál colocar, al final colocamos las dos juntas, pero nunca pensé que íbamos a ganar.
Sabes, en todo este colegio eres la única que me entiende, somos amigas desde que teníamos 12 años, mejor dicho, somos las mejores amigas, espero que nuestra amistad no cambie, porque no creo encontrar a otra Rachelle aquí.
Adiós amiga, hasta pronto.

Anna T.

Pd: ¿Has sabido algo de Abelardo?”


22/3/02
“Querida e inspirada Anna:

Gracias por tu respuesta y gracias por lo que piensas, que soy la única que te entiende, pienso que ambas nos entendemos, puesto que las dos hablamos de los problemas que tenemos y les tratamos de encontrar una solución.
Bueno, sobre lo que me preguntas, a mí siempre me ha gustado escribir historias como de magos o de brujas, misterio, etc. En está ocasión quisiera escribir una historia de fantasía, lo que más me gusta, pienso que en está ocasión la protagonista será una chica como de nuestra edad que va en busca de la primavera, ya que el invierno aún no ha llegado, eso es todo lo que te puedo decir, lo demás espero que se me ocurra con el tiempo. A veces me sorprendes, pues no escribo historias que son algo “fuertes”.
Abelardo se encuentra bastante bien, se fue a Roma, casi a principio del mes, me llego una postal con una foto del Coliseo, ahí me dice que se fue a Roma por un tiempo y que nos manda saludos, Abel tiene suerte, por lo menos él conoce muchos otros países y yo simplemente me tengo que conformar con la capital de este país. Pero algún día viajaré como lo hace Abel y espero encontrar bonitos lugares para recordarlos por siempre.
Bueno, no tengo nada más que contar, además que el recreo ya se va a acabar, así que me despido, cuídate, hasta luego.

Rachelle”.

26/03/02
“Querida Rachelle:

El sábado tuve una pelea con mi mamá y me siento muy mal. Ella no me entiende, siempre hace las cosas sin preguntarme primero, y eso nos ha llevado a una pelea. En mi casa nadie me entiende ni me quiere aparte de mi gatita Anabelle.
Siento que nadie me entiende y que todos están en mi contra, lo peor de todo es que pienso que yo no debí haber nacido, que no debería estar en este mundo, que fui un error, un accidente.
A veces te envidio por la familia que tienes, tiene un madre y una madre que te entienden y se preocupan por ti, y lo único que tengo es una esperanza, la esperanza de conocer a mi padre y que me quiera tanto como a mi hermano mayor y encontrar a alguien que me ame.
Ojalá mis esperanzas se hagan realidad algún día.

Anna”.

27/3/02
Querida Anna:

Lamento mucho lo que sucedió, pero eso no significa que te critiques de ese modo, no eres la única con problemas, yo también tengo los míos y también sufro así como tú, pero eso no significa que tu no debiste haber nacido ni nada. Dios nos mando a este mundo por una razón que tal vez conozcamos en el futuro, piensa un poco, ¿Cómo nos sentiríamos si tú no estuvieras? Yo me sentiría sola por no tener a mi mejor amiga y tu mamá estaría de acuerdo conmigo; piensa que tal vez para ella tampoco no es fácil, nadie nace siendo una mamá, se aprende con el tiempo, siempre me contaste que tu padre abandono a tu mamá cuando tu recién tenías pocos meses de haber nacido, así que deja de quejarte, no creas que no te entiendo, pero trata de colocarte en la posición de ella y me entenderás.
Y estoy segura de que en el futuro conocerás a tu papá y una persona que te va a querer mucho. No te impacientes, todo viene a su tiempo. Espero que medites lo que te estoy diciendo. Nos vemos...

Rachelle.”

1/4/02
“ Querida Rachelle:

Gracias por hacerme entender que por una parte estaba mal, fue como una sacudida de tu parte, pero esa sacudida me ha hecho reaccionar y todo es gracias a ti, gracias Rachelle, me siento reconfortada. ¿Tú haces lo mismo cuando te sientes mal? Porque déjame decirte que es un buen consejo, aunque también pienso que deberías decir lo que sientes.
Yo tampoco tengo mucho que contarte, estos días he estado sin tema, con la excepción de que pienso inscribirme al taller de teatro de la escuela, no me gusta permanecer tanto tiempo ociosa, es algo aburrido, solo espero que me acepten. Bueno, me despido por ahora, cuídate amiga, hasta pronto.

Atte.
Anna T.”

Pd: Aquí te mando las pocas hojas de lo que he seguido escribiendo, dame tu opinión de la historia cuando la termines.

4/4/02
“Querida Anna:

Muchas gracias por enviarme la continuación, pero sabes, opino que fuiste algo dura con Nadia, pobre, cree que Alan la engaña con su hermana, lo cual no es cierto, pero sé que al final las cosas se arreglaran, ya me contaste una vez que Alan y Nadia se quedan juntos al final de la historia.
¿Así que te vas a inscribir al taller de teatro? ¡Qué buena noticia! Pues yo también pedí que me inscribieran a ese taller, ojalá nos veamos, hace tiempo que no conversamos, ya que las cartas no son lo mismo, espero que nos acepten a ambas.
Te diré que yo también estoy casi sin tema y tampoco tengo mucho que contar, pero trataré de que esta carta no sea tan corta.
Eso me recuerda, Abelardo me mando varias fotos de Roma, en verdad es un lugar muy bonito, las voy a guardar en mi pequeño cofre donde guardo mis más preciados tesoros, entre los cuales están las cartas que me has mandado.
Bueno, fue lo único que se me ocurrió contarte, lamento que no sea tan larga como esperabas, nos vemos amiga...
Rachelle.”

10/4/02
“Querida Rachelle:

¿Adivina qué...? ¡Me aceptaron! Me aceptaron en el taller de teatro, me siento muy contenta, por fin mi tiempo libre lo podré ocupar en algo que me gusta. Espero que también te hayan aceptado a ti, es todo lo que puedo decir por ahora.

Anna.”

11/4/02
“Querida Anna:

Me alegro por ti, pero sabes...a mí también me aceptaron y me siento contenta, actuar es algo que me gusta, además nos volveremos a ver, como dije antes, hace tiempo que no conversábamos, ahora hay que esperar a que nos entreguen los horarios.

Tu amiga:
Rachelle.”

15/4/03
“Querida Rachelle:

Me alegro haberte vuelto a ver en el taller, has cambiado un poco, estás más alta y un poco más delgada, sin mencionar que te has cortado un poco el cabello lo cual te queda muy bien. Menos mal que tenemos la misma hora de entrada y de salida, pero lo malo es que las clases son una vez a la semana.
Bueno, me despido por ahora, me dejaron mucha tarea y debo hacerla ahora, hasta pronto.

Atte.
Anna T.”

17/4/02
“Querida amiga Anna:

Sabes, cada vez que hago un nuevo amigo recuerdo cuando conocí a Abelardo, porque él es mi principal amigo, es como el hermano mayor que nunca tuve, así que me alegro de ser su amiga. Te lo digo porque como en el taller estamos en un pequeño grupo y todos son muy amigables.
Eso me recuerda, no te he contado como conocí a Abelardo, solamente te dije que fue en una feria del libro. Ese día estaba en la entrada y Abel se encontraba vendiendo libros que él mismo escribía, yo le compre uno y le pregunte como se inspiraba en escribir sus cuentos, él me respondió:
“—La inspiración nace del corazón, eso es lo que hace a la Literatura tan famosa, pero eso también depende de sus escritores...”
Desde ahí que ambos son amigos y luego te lo presente a ti.
Cambiando de tema: ¿Qué obra va a representar tu grupo? Puesto que el mío aún no lo ha decidido, no queremos representar las simples obras clásicas, queremos representar algo que nosotros mismos escribamos, yo pienso que eso suena mucho más divertido, sobre todo que yo soy quién la escribe, mis compañeros me dan las ideas que tienen y yo las junto y las coloco en el papel. A decir verdad es algo difícil, pero me ayuda Eduardo, un compañero del grupo, es muy simpático y me agrada, siempre me echa una mano cuando ve que no puedo hacerlo yo sola. Es dos años mayor que nosotras, así que a veces me molestan y cuando nos ven conversando nos dicen “—¿Los interrumpo?”. Te diré que a mí me da algo de vergüenza, pero Edy es quien me saca del embrollo.
Lamento no poder seguir, pero me encuentro algo ocupada, hasta luego, nos vemos en el taller.

Rachelle.

20/4/02
“Querida Rachelle:

He leído sobre lo que me cuentas acerca de Eduardo, sabes, creo que a ti te gusta, y no me digas que no, se nota porque lo llamas “Edy”, no es por molestar, pero en este caso fuiste tu misma quien se delato, pero no te preocupes. Pienso que Eduardo es un buen chico y me alegraría que te corresponda a tus sentimientos. A veces pienso que como siempre escribimos dejamos a los chicos de lado, vamos a terminar siendo un par de solteras, ja,ja,ja,ja.
¿Qué piensas?

Tu amiga:
Anna.”

21/4/02
“Querida Anna:

Bueno amiga, ¿Qué puedo decir en mi defensa? Es obvio que me has descubierto, siempre has sido buena para saber lo que siento hacia otras personas, pues para ti soy como un libro abierto.
Admito que Edy me gusta, pero me da vergüenza decírselo, suena tonto decirle a tu amigo que de pronto le quieres más que un amigo, creo que se va a reir...
Por cierto, ya termine la obra, se llama “El sueño de Juliet”. Se trata de una chica que desea con todo su corazón convertirse en artista, pero el problema es que es de familia pobre y no puede pagar las clases de pintura, pronto conoce a una amiga de familia rica que decide ayudarla a pagar sus estudios. Ahí la historia se concentra en la academia. No puedo contarte más, ya que si lo hago no vas a querer ver la obra.
No puedo seguir con el mensaje, pues me encuentro en clase de Biología y la profesora casi me descubre, nos vemos en el taller pasado mañana...

Atte.
Rachelle.”

25/4/02
“Querida Romántica Rachelle:

No te acobardes y dile a Eduardo lo que sientes, yo creo que él te corresponderá, pues aunque no lo creas él te mira como más que una amiga, lo sé porque he visto su mirada en el taller y mi instinto nunca falla, así ármate de valor y declárate.
La obra que mi grupo va a representar es una ya conocida: “Sueño de una Noche de Verano” de Shakespeare. Haré el papel de Titania, la reina de las hadas, aunque hubiera preferido ser Elena, pero no importa, voy a dar lo mejor de mí, así que me despido por ahora, pues tengo que ensayar, hasta pronto amiga.

Anna.”

30/4/02
“Querida Anna:

Disculpa por demorarme tanto en responder, es que...
1—No sabia que iba a decirte con lo que me acabas de decir.
2—Ya he tirado cuatro hojas al tratar de responderte.
3—Los ensayos me han tenido algo ocupada.
Por una parte tienes razón, no debo ser tan cobarde, pero es que no lo puedo evitar, solo quiero tomar tiempo para decirle lo que siento, pero por fa no me presiones para hacerlo, quiero hacer esto por mí misma, aunque te agradezco el hecho de que quieras ayudarme.
Así que harás a Titania, me alegro, el papel va de acuerdo contigo, en cambio, todos mis compañeros me han pedido que yo protagonice a Juliet y que...Edy haga el papel de Richard, el alumno que se enamora de Juliet. Sabes, por una parte siento rabia, pues creo que lo han hecho para molestarme, pero por otra me siento contenta de actuar junto a él.
¿Vendrás a ver el estreno? Yo intentaré ir al tuyo, para que así me des una opinión de mi actuación y que puedas ver la historia, lo que sigue y el final.
Dame tu respuesta cuando me respondas está carta.

Atte.
Rachelle.”

2/5/02

“Querida Rachell:

Entiendo que te hayas demorado en responderme, los ensayos también me tienen ocupada a mí, sobre todo que hago uno de los personajes principales, o sea, que salgo más junto con los otros.
Claro que iré a ver tu obra, por si no lo sabias ambas se estrenan en el mismo día, sólo que la tuya va primero y la mía después, así podré verte, pero tú también tienes que quedarte a ver mi actuación de Titania. Por cierto, gracias por decir que el papel va acuerdo conmigo.
Sobre Eduardo...mmm...no sé que decir, no creo que sea buena idea que tengas rabia, los demás van a creer que lo detestas en vez de quererlo y te asignaran a otro compañero, así que disimula mejor tus expresiones, sobre todo al decírmelas.
Me siento emocionada, pues a fin de mes será el estreno, aunque admito que me sentiré algo nerviosa, va a ir mi mamá, mi abuela y mi hermano mayor.
¿Quién irá de tu familia a verte?

Anna.”

8/5/02
“Querida y artística Anna:

Bueno, de parte de mi familia irán mis abuelos, mis padres, nadie más creo, pero también creo que me colocaré algo nerviosa, es la primera vez que me ven actuar y eso me alegra a la vez.
Ya tengo listo mi vestimenta, me la hizo mi mamá, ella siempre es mi salvación en estos casos y me alegra que ella sea quién me cosa la ropa, me siento afortunada.
Me despido, pues no sé que más decirte.
Por cierto, claro que me quedaré para ver tu obra.

Rachelle.”

10/5/02
“Querida Rachelle:

Bueno, ya solamente queda una semana para el estreno y que suerte que tu mamá te haga tu vestimenta, en cambio, yo misma la hice, mi mamá no sabe coser y mi abuela me ayudo a usar la vieja maquina de coser de mi casa...
Nos vemos amiga, estoy algo cansada...

Atte.
Anna.”

13/5/02
“Amiga Anna:

Ayer me han comunicado que mi papá ha sido transferido por motivos de trabajo, así que...nos tendremos que mudar a Osorno y me siento muy triste por eso.
¡Ay, Anna! Yo no me quiero ir, no quiero separarme de mis amigos, ni de ti ni de Edy, tampoco puedo quedarme, no tengo muchos parientes acá y mis abuelos no pueden ocuparse de mí. Ya me estaba acostumbrando, al horario, a las clases de teatro y a las cartas que nos mandamos, pero lo peor es que no podré decirle a Edy lo que siento, quisiera ser un pájaro para irme volando cuando nos vayamos...

Rachelle.”
14/5/02
“Querida Rachelle:

Está noticia me ha afectado tanto a mí como a ti, yo tampoco quiero que te vayas, siento mucha rabia ¿Por qué transfirieron a tu papá?, yo también me he acostumbrado a las cartas y a las clases de teatro, pero no soy la única que también lo siente.
Disculpa si en el taller de teatro no dije nada cuando el profesor nos comunicó tu noticia, pero en ese momento las palabras sobraban para mí. Pero no me vas a creer, la mirada de Eduardo se torno algo triste, pero enseguida la cambio por una mirada seria.
Por cierto ¿Cuándo te irás? Me daría mucha pena el amanecer uno de estos días y enterarme en el colegio que tu te has ido.

Anna.”

17/5/02
“Querida Anna:

Me iré a inicios de Junio, después de la obra, que pena. Trato de no llorar, pero me cuesta, sólo espero que si me voy, volvamos pronto.

Rachelle.”

26/5/03
“Querida Rachelle:

No tengas pena por llorar, además aunque te niegues sé que has llorado, se nota en tus cartas, a veces están algo arrugadas, señal de que has derramado tus lágrimas.
Arriba el ánimo amiga, esa no es la Rachelle que yo conozco, la Rachelle que yo conozco es fuerte y no se rinde con los pisotones de la vida, además, se te notarán los ojos hinchados y eso es lo que menos quiero, ten en cuenta que pasado mañana es la gran noche.

Tu amiga:
Anna.”
27/5/02
“Querida Anna:

Gracias por levantarme el ánimo, eres una gran amiga...
Te tengo buenas noticias, está tarde...Eduardo dijo que me quería, no como una amiga, que yo le gusto, la verdad quede algo sorprendida, pues la conversación giro así.
Me encontraba en el patio, era la hora de descanso y yo estaba repasando por última vez mis líneas, Edy llego de pronto y se sentó al lado mío.
“—Mañana es la gran noche—dijo mientras miraba el cielo.
“—Sí, así es...—Fue lo único que atine a decir.
“—Luego te irás, ¿no es así?—pregunto de pronto.
“—Yo no quiero irme, quiero quedarme acá...—dije a la vez que volteaba la mirada.
Ambos nos quedamos en silencio, Eduardo dijo de pronto:
“—Yo tampoco quiero que te vayas.
Me quede sorprendida, en seguida se recostó en mi hombro, poco a poco sentí que se me mojaba la camisa manga larga del uniforme, Eduardo estaba llorando.
“—Eduardo...no llores por favor.
“--¿Cómo quieres que no llore?—me dijo sin mirarme a la cara—Pronto te irás y no te voy a volver a ver más.
“—Eso no quiere decir que me vaya para siempre.
“—Pero aún así te irás...—En seguida dijo algo que me dejo sin habla--...Rachelle...Yo te quiero mucho.
“—Edy...---sentía que iba a llorar.
“—No digas nada...—Sin darme cuenta me beso, no sabía que hacer, pues...era mi primer beso. Lentamente me fui alejando, volteé la cara y le dije:
“—Eduardo...Yo también te quiero, te quiero muchísimo.
“—Rachelle...
No me dijo nada más, pues me abrazó y no nos dijimos nada en todo el rato.”
Pero sé que me quiere, eso es más que suficiente y mañana haré la mejor actuación en la obra, para él y para despedirme, pues los voy a extrañar muchísimo.

Tu amiga:
Rachelle.

28/5/02
“Querida Rachelle:

Me siento muy feliz por ti, sabia que Eduardo te quería, lo sabia y me alegro mucho de que él te haya correspondido.
Yo también voy a extrañarte, pero nos seguiremos escribiendo, además, mírale por el lado bueno, conocerás otro lugar, esto es solo el primer paso que tienes para conocer el mundo, así que no te desanimes.
Solamente quedan cuatro horas para la función ¡Qué nervios!

Anna.”

29/5/02
“Querida y exitosa Anna:

La función de anoche nunca la olvidaré, fue lo más maravilloso, la pasé muy bien, auque al principio tuve muchos nervios, pues hacia un papel protagónico.
Pienso que actuaste muy bien de Titania, sobre todo en la parte donde recitabas tus líneas para el burro, esa parte si que te quedo muy bien, por una parte me dio risa, no te enojes conmigo, no me burlaba de ti.
En una semana más me voy y los voy a extrañar mucho, pero como tu dijiste nos seguiremos escribiendo, también le escribiré a Edy, para que así vea que no lo he olvidado.
¿Qué opinas de mi actuación?

Rachelle.”

29/5/02
“Querida Rachelle:

Tu historia fue muy bonita y a la vez dramática y romántica, en verdad el papel de Juliet te quedaba perfecto y que decir de Eduardo con el papel de Richard.
Todos te extrañaremos acá, si quieres le paso tus cartas a Eduardo, para así evitar algunas burlas...
Está será la última carta que nos mandemos en la escuela, esta “Correspondencia” fue muy divertida, la pasé muy bien, fue algo así como agentes secretos. Algún día nos volveremos a ver y sabremos que otros planes tener, porque de nuestras aventuras...nadie se escapa!!
Me despido por ahora, mejor dicho, te digo un “Hasta Luego”, porque no lo considero un adiós, ya que nos volveremos a encontrar.
Por cierto, si Abelardo te escribe, yo te mandaré las cartas para que así no pierdan el contacto.
Hasta Luego Rachelle, eres la mejor amiga que alguien pueda tener y siempre seremos las mejores amigas del mundo.

Tu mejor amiga:
Anna.”

17/6/02
“Querida Anna:

Han pasado algunos días, yo me encuentro en Osorno y te escribo mientras miro las praderas de mi nueva casa, es una casa muy bonita, el hombre que se la vendió a mi papá dijo que esa casa era de una familia Alemana en los tiempos en que los Alemanes vinieron a Chile hace tiempo, después de la Independencia. Mi habitación es muy bonita, justo como a mí me gusta, mi cama está al lado de mi ventana, al frente de mi cama tengo mi escritorio con todos mis libros, y mi velador al otro lado, es algo sencillo, pero para mí es la habitación perfecta, en otra ocasión te daré más detalles.
Cuéntame como se encuentra Eduardo, pues lo extraño mucho. Eso me recuerda, junto con la carta que te mando hay otra para Eduardo. No he perdido el tiempo, ya he comenzado a escribir...
Bueno amiga, me despido por ahora. Cuídate y recuerda que ahora empezamos otra correspondencia, una mucho más divertida que la anterior...
Tu amiga:
Rachelle.”

Texto agregado el 28-06-2005, y leído por 226 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
11-06-2007 mas fea tu cuestion hasta yo escribo mejor po..osea te vei demasiado vieja como para no redactar bien...en la foto pareci de 45 cuentote
25-04-2007 un titulo mejor hubiera sido ''rachelle y sus cartas'' o''anna y las cartas a rachelle'' pero cartas? no tiene nada k ver :0 aprende a escribir con mas redaccion y ortografia.. memoriosa
23-04-2007 4 * Memoriosa
23-04-2007 mas fome... has algo mas corto y preciso.. debes narrar claro y limpio y debes mejorar tu creatividad Memoriosa
01-01-2006 muy bello tiene muy buen argumento me gustò muchisimo muchas felicidades de mi parte 5***** moreno
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]