TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / freddy50 / libro de quejas.

[C:118700]

describame el cuerpo de su señora, haber si podemos reconstruir juntos, una imagen comun; si coincide con la fisonomia de la estuvo conmigo anoche, podriamos afirmar sin temor a equivocarnos, que te ha metio los cuernos con el que te habla, pero tengamos un poco de esperanza, que tal vez exista algun error, y otra señora sea, la que halla pernoctado en casa hasta la madrugada de hoy. pongo mi libro de quejas a tu disposicion, amigo.
fui por unos panecillos y un poco de salame, tenia que demostrar mi inocencia, si es que realmente existia. no tengo porque cargar con una sospecha de infidelidad si soy un gato, y punto. hice todo lo posible por que entienda que esa es mi profesion despues de la de camionero, a lo que me dedico en mis tiempos libres, pero este sujeto llamado pablo, insitia con entre nosotros existio una relacion
profundamente amorosa e infiel hacia su persona. primeramente, le conteste, nunca me enamoro de mis clientas, porque ademas soy un poco homoxesual, y vivo confundido sentimentalente hasta dar lastimas; y agregenle inclusive, que soy en extremo exigente con lo que podria llegar a tocarme en gracia como mi pareja estable. he renunciado a esa posibilidad de vida, hace mucho tiempo ya, todo redunda en torno del dinero que puede llegar a concederceme, alli empieza y termina la cosa realmente. luego de una minusioso interrogatorio, arribamos a la conclusion de que era marcia, su señora. efectivamente es la que contrato mis servicios ayer. trate de consolarlo virtualmente, aguntando la risa a mas no poder, que mas podia yo hacer, desde mi incomoda posicion de tiro.
pablo se quebro y estallo en llantos, apolle mis manos en sus hombros y empece a masajearlo, sentia que empezaba a enamorarme la posibilidad
de curtir alguna onda con el, estaba acalorado y tiritaba de miedo; le hice extensiva mi propuesta sexual a cambio de dinero, pero a dios gracias la rechazo.
se marcho cabisbajo y meditabundo, como recien salido del cascaron, vi como se perdia doblando entre veredas, caminando de acera en acera, trantando de encontrar el andavirel adecuado para seguir siendo un transeunte mas.

Texto agregado el 30-06-2005, y leído por 81 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]