TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Naty15 / Recuerdos de mi bisabuela

[C:122772]

Personas vestidas de negro te decían el último adiós, pero preferí no unirme, si lo hacía las lágrimas volverán a mis ojos para traicionarme de nuevo.
Pensar que hace no mucho antes de tu partida estabas con todos nosotros, disfrutando cada uno de nuestra compañía, aunque sea una simple charla o un chiste; lo que sea que salga de nuestras bocas para disfrutar un lindo momento junto a nuestra familia.
Recuerdo que cada vez que mi mamá junto con mi hermanita y yo íbamos a visitar a nuestra familia, yo iba a tu pequeña casita situada al final del jardín, rodeada de plantas, cada una diferente, pero con el mismo tono verde. Cada vez que entraba te encontrabas en tu camita, cansada como si hubieses tenido el día más duro de tu vida, tus manos heladas por el frío de las noches de invierno, tu cabello canoso con un tono plateado y con tu mirada perdida como si vieses más allá de las cosas.
El rato la pasábamos conversando, a veces me contabas historias de cuando eras niña, tu vida anterior en aquellos días que me hubiese gustado conocer, pero que nunca conoceré, aunque oírlo e imaginármelo era más que suficiente. Muchas veces mis tíos me decían que socializará más con las otras personas, pero no les hice caso, no sé si no entendían que a mí me encantaba hacerte compañía y oír tus historias; sé muy bien que nunca conocieron a sus abuelos, pero eso no significaba que yo deba hacer lo mismo, porque más que un precioso momento en ti una amistad he encontrado, una amistad que siempre significará algo para mí, porque te quiero mucho, mi querida bisabuela a la que siempre voy a recordar.
Pero no todo era alegría, tenías una enfermedad, una enfermedad incurable que te hiciste cuando eras joven por el dolor que sentiste al perder a tus seres queridos. Hubo un momento en que aquella enfermedad cada vez te consumía más, estabas más pálida, tus manos y tus piernas parecían ser solamente huesos tapados por la piel, no podías comer y te tenían que alimentar como a un bebé. Siempre me maldecí, pues nunca pude ayudarte, tratar de curarte como lo hacía mi mamá, los veía y luego miraba mis manos, las cuales pensé en ese momento que no servían para nada, solamente para la escritura, pero ¿De qué servía el escribir en ese momento? Nada, no servía de nada.
Te llevamos al hospital para así atenderte mejor, pero solamente te visitamos una vez, pues el lugar se encontraba lejos y no todos teníamos tiempo. El único día en que te visitamos la pasamos muy bien, aunque no pude estar tanto tiempo contigo, dedique todo el tiempo a caminar por el hospital y visitar a otras personas que se encontraban solas, algunas porque su familia no pudo venir y otras que simplemente las habían abandonado, lo cual me dio pena; ese día al final recibí una pequeña reprimenda por parte de mi mamá, por haberte dejado sola.

Nunca más te visitamos porque diste tu partida hacía El reino de los cielos, donde se encuentra Dios, en aquel momento cuando me comunicaron la noticia lloré todo el rato, de pena y de tristeza hasta que se me acabaran las lágrimas.
No sólo yo me sentía mal, todos, pero la que más mostraba la tristeza era mi abuela, pues tú eras su madre y al parecer ahora se ha quedado sola excepto de que aún tiene a mi abuelo, pero el perder a los padres es un dolor muy triste, pues tú has partido y mi bisabuelo al que nunca conocí, pues su partida fue muchos años antes.
Uno de los invitados en la misa se acercó a mí y me dijo:
“Escribe, eso te ayudará”.
Hubiera sido una buena idea en aquellos días, la tristeza se hubiese ido, pero no tenía ganas de nada y me sentía muy deprimida. El entierro fue al día siguiente, ahí di mi último llanto mientras todos tiraban flores a tu tumba, la cual se iba hundiendo poco a poco bajo la tierra, en aquel día te di el adiós.

Un año y medio ha pasado desde aquel día y yo recién comienzo a escribir sobre lo que siento y lo que sentí en aquellos momentos. En tu día santo vamos a tu tumba a verte, porque siempre nos dijiste que preferías tu santo en vez de tu cumpleaños.
Ya no me siento triste, ahora te recuerdo con cariño, pues sé que estas en un lugar mejor y con tus seres queridos, yo me encuentro en la misma situación. Admito que fui egoísta, no quería dejarte partir y eso fue algo muy feo, ya que tu estabas sufriendo de estar aquí, todos los días rogándole a Dios para poder partir a la felicidad, porque el morir no es nada más que un principio, un principio en donde encuentras la verdadera felicidad, aquella felicidad que muy pocas personas encuentran en este mundo cruel.

Texto agregado el 16-07-2005, y leído por 336 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
20-05-2007 naty....me hiciste llorrar, ya ni me acuerdo como se escribe llorar.....pucha...me voy a encerrar al baño para que no me vean...... yo se lo que significaba tu bisabuela..poco pero lo se y se que en tu interior aun la recuerdas dia a dia por que fue parte de ti, de tu niñez...y enterrar algo de tu vida y dejarlo ahi no es facil.....creo que las dos sentimos eso...sobre todo cuando me acompañaste al cementerio.... la vida sigue, aunque duela andreas_tr
26-12-2005 maravilloso muy buen relato me trae muy buen recuerdo a mi tambien de mi bisabuela esta padrisimo y tiene muy buenas imagenesfelicidades.5***** MORENO
07-09-2005 hola! me gusto muchisimo este relato.. me hizo acordarme de mi bisabuela y comparto muchos sentimientos contigo... me encanta como trasmites sentimientos a traves de tus palabras... gracias por leer mis cuentos pronto escribire mas... y me encantaria recibir tus comentarios ya que veo que tienes mas experiencia en la materia! lol a00000
04-09-2005 niña: Acabo de leer el relato de tu bisabuela. Me encanto la espontaneidad del mismo, el amor que sentías por ella. ¿sabes lo que has dado? Su permanencia a través del testimonio escrito. Sigue escribiendo con esa naturalidad, placidez para aquellos que como yo estamos transitando los años de la vejez Alfeiran22 alfeiran22
16-07-2005 "siempre me maldije"...saludos marlow
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]