TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / manquenahuel / Eros, Thanathos y el Hombre

[C:123034]

ACTO I

Cierto día de abril,
Eros dios del Amor
Y Thanathos rey de la Muerte
Discutían de modo febril
Querian saber de los dos
Cual era el más fuerte.

-“Sin mí
el hombre no es feliz”
decía Eros, apasionado
-“Todos ellos me temen”
la Muerte ha contestado.

Para zanjar la cuestión
Una prueba han ideado
Tomarán la decisión
probando al ser humano.

Bajarán al mundo mortal
Y ofrecerán a un hombre cualquiera
Vivir por siempre sin amar
A nadie en toda la tierra.

La Muerte estaba confiada
En que ganaría la contienda.
-“El Hombre no querrá morir”
Pensaba, entusiasmada
-“Es hora que Eros entienda
Más que amar, importa vivir.”

El Amor por su lado,
Guardaba silencio prudente
Pensando en su propia oferta.
El Hombre que ha amado
Sabe valorar lo que siente
Más allá de La Última Puerta.

Vamos pues, amigos oyentes
Sigamos a estos dos retadores
La Muerte afila sus dientes
Y el Amor abandona pudores.



ACTO II

Ajeno a esta disputa divina
Se hallaba en el campo un varón
Ojos despiertos, sonrisa ladina
Cuidar ovejas, su profesión.

Tan calma era su labor
Que podía mover a engaño
Más ni al dormir, mi señor
Descuidaba aquel su rebaño.

Basta que una oveja distraída
Se aparte un poco del montón
Para que su voz, enseguida
La devuelva a la formación.

Apacienta su rebaño este día
Tal y como otros anteriores
Sin saber la maravilla
Que traen aquellos dos señores

Dos varones elegantes
Caminan con calma hacia él
Cuchichean intrigantes
Vamos a oír, vamos a ver.

Eros, al parecer atraído
Por la bella estampa del muchacho
Camina sin poner cuidado
¡Por poco no se ha caído!

Thanatos sonríe burlón
Por el azoro de su vecino:
-“¡Anda, mi buen varón!
¿Tanto te ha conmovido?”

-“Es un bello ejemplar”
contesta Eros de prisa
(trata de disimular
pero le encanta su sonrisa).

Y es que Gabriel
Nuestro amigo el pastor
Los ve caminar hacia él
De sus sonrisas, con la mejor.

Educado en el campo cerril
Ajeno a precauciones citadinas
Gabriel es un mozo gentil
Sin resquemores ni inquinas

Por eso no muestra recelo
Ni reserva ante los extraños
Su saludo es afable, sincero
Y en su verso no hay engaño.

-“Do vais, caminantes y amigos,
En este precioso día?
Parad a charlar conmigo
Compartid aquí mi comida”.

-“Es bueno, honesto y gentil”
Murmura Eros conmovido
-“Mejor éste que mil”.
Responde su oscuro amigo.

Hechas las presentaciones
Con nombres falsos, obviamente
Los dioses, sin dilaciones
Abren los fuegos prestamente.

-“Discutimos, mi buen pastor
una problema que nos atrae
como dilema, quizá el mejor
cuya respuesta no se sabe”

-“Han llegado en gran momento
-responde Gabriel, complacido.
-“Un quid es gran portento
para este día aburrido”.

Brillan los ojos de la muerte
Pues cree ganada la partida
Morir es de seguro muy fuerte
Para alguien tan hambriento de vida.

Eros por su parte cree
Que el triunfo estará de su lado
Gabriel es joven y fuerte
Sabe de amar y de ser amado.

-“Dinos pues, Gabriel amigo
si estás dispuesto a trocar
tu mortal y humano sino
por una eternidad sin amar”



Acto III

-“Quienes sois vosotros, caballeros?
Cuál es vuestra secreta intención?
Quereis reiros de mi, acaso?
Tales cuestiones profundas son,
Decidme entonces que sois sinceros
Que habláis con el corazón.”

-“No temáis nada, buen pastor”
- responde Eros presuroso –
“No somos simples caminantes,
somos La Muerte y El Amor,
dioses amigo, muy curiosos
ante ya dicha interrogante.”

-“Dioses? Inmortales? Poderosos?”
entre pregunta y grita Gabriel –
-“Que hacéis ante este pobre pastor?
Es acaso el Olimpo tan tedioso,
que no sabéis que hacer con él?
Dejádme en paz, por favor!

-“Tal vez necesites algo más intenso
para aceptar nuestra cuestión”-
se adelanta La Muerte y habla
poniendo el aire en tensión.
Gabriel siente en su corazón
Una fría y terrible garra.

-“Lo asustas, detente por favor!”-
Implora El Amor conmovido.
Gabriel cae ahora de rodillas
En sus ojos se adivina el pavor.
La mano de la Muerte ha sentido
Como la más insufrible pesadilla.


Eros se arrodilla a su lado,
Lo abraza entonces, presuroso
Inunda enseguida su alma
Calma su pecho azorado
Con un insondable gozo.
Gabriel consigue la calma

-“Con la verdad han hablado,
Perdonadme si les he ofendido!
No era esa mi intención.
Tan sólo fuí desconfiado
Ya antes he conocido
A la mentira y la traición”

-“Bien pues, Gabriel querido
responde ahora la cuestión
que te hemos preguntado.
Ya lo tenemos decidido
Cual sea tu decisión
Será también nuestro regalo.”

-“En efecto”- siguió La Muerte-
“Te damos derecho a escoger,
premiando tu lealtad
Di que soy el más fuerte
Que no necesitas querer,
Y ganarás inmortalidad.”

-“Sin embargo” –retruca El Amor
-“Vivirás sin amar jamás
Y tampoco serás amado.
Di en cambio que soy el mejor
Di que necesitas amar
Di que El Amor ha ganado”.

Gabriel mira al suelo un momento,
Luego los rostros que tiene al frente.
-“El dilema es complicado,
más debo decir lo que siento
aunque uno de ustedes me enfrente
y el otro se haga mi aliado”.

-“Hay en mi pueblo una moza
Bella como no hay ninguna
Esquiva como la suerte
Mi alma con verla goza
Sin ella no hay dicha ninguna
Sin ella prefiero la muerte”.

-“Ya ves, mi amigo obscuro
nuestro amigo ha declarado
es el Amor quien gana otra vez”
Proclama Eros su triunfo
Pues piensa que ha ganado
A la Muerte y su altivez.

-“Vosotros sois quienes yerran”
grita La Muerte su enfado.
-“Dale su premio al pastor,
haz que ellos se quieran
que yo me haré a un lado
Y así seré el ganador!”

-“Porque amor eterno no existe
Los amantes precisan de mí
Sin Muerte el tedio les sofoca
La rutina les vuelve tristes
Muy luego imploran por mí
Me llaman con ansia loca.”

-“El amante que se sabe mortal
valora con su amada el minuto
Para el que nunca morirá
El tiempo es amargo rival
Ya verás como pronto disfruto
Los ruegos del pastor inmortal”

-“Si mi premio es amarla
Y que ella me ame igual
Tu crees que la vida eterna
(Toda una vida para amarla)
Me haga tan grande mal
Que acabe por odiarla?”

El Amor ya desespera
Porque vé a Gabriel dudar
Y con ello perder la apuesta
-“No sigas, pastor, espera
La Muerte sólo quiere ganar
Sin importar lo que cuesta”.

-“Nuestro Dios es eterno
y eterno es también su amor
no te basta eso como prueba?”
-“Ocurre que en el infierno-
acota La Muerte al pastor
“El odio también gobierna”

“Ese odio también es eterno
No caigas, amigo pastor
Con el cuento del Amor y Dios
Mal que mal el Dios sempiterno
Puede ofrecer mucho amor
Porque quien muere sois vos.”

“Te aseguro, como que existo”-
prosigue La Muerte exultante
-“Que no hay Dios en los cielos
Que ame por siempre a sus hijos
Si ellos son siempre constantes
Si ellos no mueren de viejos”.

-“Entonces”-dice luego el pastor
-“El amor eterno no existe,
el amor necesita a la muerte?
Proclamo entonces ganador
A quien de negro ahora viste
Y hechada está mi suerte.”

- “Quien hace ahora trampas
es La Muerte embaucadora
pues su poder tan alabado
es en el Amor que se basa.
Quien no ama la vida ahora
A la Muerte ha desairado”.

“Sólo quien es capaz de amar
teme dejar al ser amado
o teme por quien se queda
Por eso puedo afirmar
Dejando la burla de lado
Que he ganado esta pelea”

Uno tras otro argumentaron
Hasta muy tarde en la noche.
Nuestro amigo el pastor
Piensa que lo timaron
Metido en tremendo boche
Entre La Muerte y El Amor.


-“Son poderosos enemigos
Y su ira es de cuidado”
Busca Gabriel una manera
De librarse de su castigo
Intenta hacerse a un lado
Y dejarlos con su guerra.

Texto agregado el 17-07-2005, y leído por 770 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
27-02-2007 Excelente. Te leeré, promesa. Lo primero tuyo que leí -éste poema- me parece formidable. mariaclaudina
12-06-2006 genial! es una historia muy interesante. En general, prefiero leer prosa, pero me ha gustado mucho. Un par de cosas nada más me molestan, te las digo en el ldv, por si te molesta que las diga aquí... además que son sólo detalles sin mayor importancia. igual te dejo las 5*, que te las mereces. saludos! clais
16-02-2006 No la había leído y me encontré con una asombrosa historia. Mis 5 estrellas amigo Manque gabriel_santiago_carrasco< /a>
26-07-2005 Muy buena poesía, de una calidad asombrosa. Un abrazo. mauricioarollo
18-07-2005 Muy bueno, me gusto. HoneyRocio
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]