TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Fuentesek / La Bestia, ...segùn San Juan.- Pàgina 2

[C:128956]

Pàgina 2, La Bestia....segùn San Juan

El niño ignora el regaño y sale del templo sin siquiera volver a mirar.
Camilo siguió recordando algunos pasajes de su niñez, mientras caminaba y observaba pormenores de la iglesia que visitaba desde su infancia. Notó que estaba construida en piedra arenisca cortada al tajo. Miró hacia arriba y detalló las enormes vigas que sostenían el techo y finalmente posó su mirada sobre el altar de madera tallada, pintada en dorado que era una verdadera joya de la época colonial española.
Camilo conocía todos los rincones del templo, el confesionario con sus cortinas de color morado, posiblemente, se decía así mismo, para disimular el negro color de los pecados que allí confesaban, la alcancía de madera, donde muchas veces oía caer las monedas que los fieles depositaban, los grandes candelabros dorados situados a ambos lados del altar, las tres enormes lámparas que colgaban del techo semejando arañas gigantescas y las imágenes de los santos distribuidas a ambos lados de la nave. Mientras recorría el templo lentamente. se quedó observando el piso de tablón en barro cocido que ahora se veía gastado en el pasillo central, posiblemente por el continuo caminar de los fieles. Miró dentro de dos grandes recipientes que semejaban conchas marinas adosadas a las columnas de la entrada y comprobó una vez más, que allí nunca había agua bendita. Recordó que desde siempre había ido a jugar a ese lugar a las escondidas con su amigo y le gustaba buscarlo por todos los rincones llamándolo a gritos. Hacía tiempo no lo veía, pero sabía que estaba escondido en el mismo lugar. Por eso repitió la rutina y empezó a subir uno a uno los escalones de madera, como siempre lo había hecho, para llegar hasta el Coro donde él permanecía refugiado tras la puerta que siempre estaba cerrada; una vez en el último escalón dio unos golpecitos a la puerta y preguntó,
.-Estás ahí?
A veces no obtenía respuesta, pero lo escuchaba jadear agitado o murmurar con su lenguaje que se había vuelto extraño. Hacía mucho rato no lo veía, solo lo escuchaba murmurar y decir frases y palabras extrañas.

Texto agregado el 07-08-2005, y leído por 110 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
16-08-2005 Pregunto lo mismo que quien me antecede, mis 5* islero
08-08-2005 ¿Continuará cierto?, buena trama envuelve, saludos. mis***** osgoroisto
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]