TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / Fuentesek / La Bestia, Segùn San Juan 10/28

[C:131384]

Pàgina 10.
Los pensamientos de Camilo lo llevaron a varias conjeturas, buscó información en algunos libros, pero en ninguno encontró la más mínima referencia al numero 142857 escrito en su brazo, repasó el texto del Apocalipsis, buscando un camino que lo llevara a descifrar el enigma y solo pudo descubrir que Juan el apóstol es el mismo Juan el Evangelista, pero que el Juan que escribió el Apocalipsis, no podían ser la misma persona como lo pregonaba la iglesia católica, pues el Apocalipsis había sido escrito en la isla de Patmos hacia el año 90 D.C. durante el reinado del emperador Domitiano, es decir 60 años después de la crucifixión, cuando ya había fallecido Juan el evangelista. Este descubrimiento le permitió redoblar sus esfuerzos y seguir intentando descubrir la relación existía entre los números, hasta que en forma casual dedujo que si el 666 era un espejismo y los espejos devuelven la imagen invertida, entonces el número real debería ser el 999.
En ese momento Camilo abrió sus ojos y pudo ver algo que estaba allí oculto. Si el número uno era el principio, el final era el nueve tal como el mensajero había dicho y por lo tanto allí estaba la clave para descifrar el alfa y el omega, el principio y el final, la Luz y la oscuridad. Comenzó en forma frenética a hacer diversas combinaciones con los números mientras las horas pasaban. Perdió la noción del tiempo y no sintió hambre ni sed, su cara sin afeitar lo hacía ver demacrado, mientras se sucedieron dos amaneceres sin dormir. De pronto la suma de los dígitos 1+4+2+8+5+7 le dio 27, que sumados a su vez entre si, 2+7 se convirtieron en un solitario dígito 9.
Pero entonces como era posible que las siete cabezas, tuvieran el número similar pero no igual y que la suma diera el verdadero número de la bestia, no el espejismo revelado por Juan el Visionario?
Siguió realizando diversas operaciones aritméticas y de pronto todo empezó a verse con una claridad absoluta, en la oscuridad en sus ojos, vio la solución del enigma, todo era tal como le había sido descrito, un número era parte integral del otro, siendo similar pero no igual y la suma de los siete hizo que todo su cuerpo se crispara al principio y luego se llenara de alegría. Notó que no sintió temor, sino alegría, Allí estaba el 142857 de la primera cabeza que sumado al 142857 de la segunda cabeza daba 285714, o sea un número con todos los dígitos iguales al primero en forma secuencial empezando por el 1, es decir un numero similar pero no igual.... Hizo una prueba sumando el número de la tercera cabeza y de nuevo el resultado lo dejó sorprendido pues la suma daba 428571, lo cual eran exactamente los mismos dígitos empezando por el número 1. El resultado con la suma de las cabezas siguientes fue aún más sorprendente pues la cifra seguía siendo secuencial empezando por el número 1; para la suma de la cuarta cabeza el número fue 571428, para la quinta el resultado fue 714285, para la sexta cabeza el resultado fue 857142.

Texto agregado el 17-08-2005, y leído por 111 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
18-08-2005 Bueno...bueno...la lectura es un deleite. Pero amigo, me pones en un desfiladero: Juan, el Apocalipisis y la Bestia. Debo estudiar. Mis 5 *. Escribes, para mi gusto, como agua que salta de una fuente natural. Máximo ISLERO
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]