TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / tangaroa / ESTRÉS NO..., ES EL DICHOSO NÚMERO TRES

[C:136841]



Mi vida es bastante complicada. Tengo tres hijos: dos varones y una
hembra; un perro: un cocker spaniel blanco y negro; un gato atigrado
recogido en la calle; y un pez naranja metido dentro de una pecera.

Estoy casada por tercera vez, y las brujas y echadoras de cartas
siempre me dijeron que mi número mágico era el tres. Y yo me digo,
sobre todo cuando estoy fregando la cocina y a la vez tendiendo la
ropa de la lavadora y a la vez pelando patatas para hacer una
tortilla para cenar,
y a veces también, hasta escribiendo en la pizarra de la pared:
Comprar dos rollos de papel del wc,una docena de huevos y recoger los
pantalones grises de la tintorería,... que mi número de la suerte
debe
ser tan mágico, que no se ve ni con lupa.

Acabamos de instalarnos en un piso un poco más grande que el anterior
y en diferente barrio. Ya estaba cansada del centro. Había tanta
gente
siempre en mi calle, que cuando bajabas a tirar la basura, no te
quedaba espacio vacio en el suelo ni para esputar, o lo que es lo
mismo,
para descargar algún pollo o gargajillo si una estaba acatarrada,
nada, así que se tenía que subir conmigo otra vez a casa. Un horror.
Por eso y porque ya estaba de mis vecinos hasta los cojones y o mejor
dicho hasta los ovarios,porque soy mujer, decidí cambiarme.

Nos instalamos en un precioso bungalow con piscina comun y jardines.
El nuestro tenía 4 Dormitorios con amarios empotrados en todas las
habitaciones, 2 Baños completos y un pequeño aseo solamente con
lavabo
e inodoro;
un salon Comedor bastante grande, Cocina con Patio, Trastero,Jardín
de
20 metros cuadrados, Solarium y Terraza. En fin, una monada. El único
inconveniente fue que tuvimos que comprar un par de motos para los
dos
mayores, ya adolescentes, y yo sacarme el carné de conducir y
comprarme un coche utilitario, porque claro, dónde vivíamos estaba un
poco retirado de Madrid.

Mi tercer marido se llama Antonio, Andrés el segundo y Jordi el
primero.
De cada uno de ellos tuve un hijo, y casualidad, ninguno de los tres
se parece a mi. Solo saben abrir la boca para pedir, y tan sólo la
cierran cuando duermen o ven una película de miedo.

Yo me llamo Ada, pero no Ada con hache ,no, que va, yo de hada no
tengo nada. Si acaso tuviera que identificarme con algún ser mágico,
lo haría con una bruja...jeje.

Soy periodista, trabajo en un periódico con gran tirada nacional, y
lo
mismo escribo sobre temas sociales, que sobre crímenes, que sobre
cotilleos. Da igual. Y reconozco que aunque parezca prepotente, luego
soy una gilipollas y digo a todo que sí, por eso mis jefes, mis
amigos, familiares, hijos y mascotas, abusan de mí. Pero creo que ya
no tengo arreglo.
Como dice el refrán: "Perro ladrador poco mordedor", pero el
problema es que a
estas alturas de mi vida, ya se me están acabando hasta los ladridos.

¡Ah!, no me gusta decir los años, para qué, si por mucho que
aparentes
menos edad, te vas a quedar con los que tienes; pero bueno, diré que
soy de
la década de los cincuenta. Y ya está.

Y ya por último, me gustaría encontrar una escoba voladora para
largarme en busca de un George Clooney cualquiera, que me valorase
por
lo que soy y encima me tratara como una reina.
Snifffff... Voy a echar los garbanzos en la olla.


Texto agregado el 03-09-2005, y leído por 106 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
11-03-2007 esta genial5* neison
06-09-2005 Es un relato muy bien llebado. gatelgto
05-09-2005 está muy bueno!! india
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]