TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / perplejo / Lo que usted no quiere saber sobre Mum Feet

[C:137270]

Casi todas las páginas de la Net (1) dedicadas a la Wicca podal (2) se dedican a mitificar la figura de “Mum Feet” (3), e inventar modos de vida de acuerdo a cualquier interpretación peregrina de sus enseñanzas, formando un pastel heterogéneo e incomible a mi parecer, donde el único punto en común es la práctica de la podoasepsia (4) y algunos puntos clave de la ideología.

A pesar de todo, no paran de engordar comunidades simpatizantes de esta moda ascendida a religión, algunas tan extremas que alientan ataques organizados hacía los que se burlan de sus prácticas. Estos ataques, afortunadamente, no pasan de algún Server echado a perder por obra de un hacker o foros enemigos reventados por miles de mensajes simultáneos. En los foros o chats de wicca podal más radicales, exponer teorías que cuestionen el carácter esencialmente bondadoso de “Mum Feet” o bromear con su nombre de pila, por ejemplo, suele estar penado con un baneado inmediato e irreversible. Por cierto, su nombre de pila es Mª Angeles Vázquez, pero no lo digan por ahí.

Así las cosas, es muy difícil dar con algún master experto que deje de lado su fervor y se centre en los aspectos históricos, analizando con objetividad la progresión de los hechos que ocurrieron hace tan sólo unas décadas.

Por eso suponemos que casi nadie sabe la historia de nuestro verdadero protagonista, nada glamourosa, indigna de ser la historia fundacional de una religión. Nos costó meses de duras pesquisas encontrar unos pocos Sites que nombran de pasada al gran olvidado, pero ahora no podemos explicar como una historia así ha podido ser enterrada.

Un Site en concreto, dedicado a la figura del escritor J. J. R. Tolkien, conserva el clip (5) bomba, como ellos lo llaman. A diferencia de la mayoría de las comunidades, esta mantiene en su Server, si no en secreto, al menos discretamente, el clip donde aparece nuestro héroe. No intenten descargarse el clip bomba, sólo se puede acceder al obtener ciertos privilegios y tras solemne juramento de no difundir copias a los no miembros. Al grano; este personaje clave no es otro que el hijo de “Mum feet”: Jorge Díaz Vázquez, también conocido como “Poor Son”. Para conocer la historia de “Poor Son” hemos pedido a Txavi Huertas, propietario de una de las pocas tiendas de cómics que resisten en Madrid, que abandone sus habituales reservas respecto al tema y se sincere con “Caída de Ojos”, en persona, grabadora en mano.

Sabíamos que Txavi era uno de los más veteranos del mayor Site español dedicado a Tolkien pero cuando entramos a la trastienda de “Elektra”, en la madrileña Calle San Bernardo, no esperábamos encontrarnos con un hombre tan mayor, de unos sesenta años. Sin embargo, el nervio adolescente que demostró en los chats tenía su correspondencia física con unas manos espasmódicas y ojillos de ratón asustado.

Una vez hechas las presentaciones, entre cajas llenas de cómics descatalogados, se muestra bastante cordial aunque esquivo. No ha concedido ninguna entrevista hasta ahora, ni siquiera cuando tuvo oportunidad de sacar tajada del primer boom mediático, así que esperamos que sepan apreciar el privilegio.


Caída De Ojos. Txavi, por teléfono nos dijo que conocía a Jorge bastante bien.

Txavi Huertas. Sí. Pero amigos no éramos.

CDO. ¿A qué edad se conocieron?

TH. A eso de los diecinueve, veinte. Más o menos.

CDO. ¿Por qué dice que no eran amigos?

TH. Porque no lo éramos.

CDO. ¿Y eso?

TH. (Se encoge de hombros). Yo le conozco porque venía a comprar a la tienda casi todos los días. Y porque coincidíamos en los foros de Tolkien. Lo que pasa es que en aquellos días la Net no era como ahora. La gente se relacionaba más en persona y Jorge no salía de casa. Y no sé, era difícil congeniar con él, era muy peculiar.

CDO. O sea, que no tenía muchos amigos en realidad.

TH. Yo diría que yo era lo único parecido a un amigo. Jorge era demasiado peculiar ya le digo, muy raro. Estaba demasiado metido en esos rollos de Tolkien, era como…

CDO. ¿Era muy aficionado a Tolkien?

TH. No, no, aficionado es poco (sonríe fugazmente, pero se reprime). Mire, Jorge decía que Tolkien había reinventado todo lo que importaba. Por ejemplo, los elfos eran la belleza, los hobbits la alegría, el mal Morgoth… Para él Tolkien era un Dios Creador, todo tenía significado y sentido a través de sus libros. Siempre hablaba en términos de Tolkien. Quería que le enterraran en Rivendel. Y creía que su alma sería inmortal si llevaba el colgante de Arwen que vendía en la tienda, así que no se lo quitaba ni para ducharse. Lo llevaba lleno de roña.

CDO. ¿Pero eso no es lo que hacen los más fans de Tolkien?

TH. No, no. Los aficionados a Tolkien sabemos distinguir la fantasía de la realidad. Lo que pasa es que Jorge nos divertía y le seguíamos el rollo en el foro. Pero le faltaba un hervor, nos parecía un poco... A mí me daba un poco de vergüenza ajena. Le había cogido cariño pero a veces me daba grima.

CDO. ¿Hacía demasiado el ridículo como para ser considerado simplemente un excéntrico?

TH. No, no, era demasiado. Jorge era demasiado. Por ejemplo, cuando se ponía a hablar en idioma élfico y hacía como que era un ser de luz vistiéndose con gasas y moviéndose dando zancadas y giros con esas patazas. Es que Jorge estaba muy gordo. Pero mucho. Se le caía la papada y la grasa de las tetas hasta el suelo. Llevaba unos pantalones así de grandes (me delimita con los brazos un metro de diámetro). Cuando andaba como un elfo parecía un elefante marino, le bamboleaban todas las carnes. Y ponía cara de entrar en éxtasis con la boca entreabierta, mirando hacía arriba, así, como Santa Teresa (se me escapa una risa que disimulo con una tos).

CDO. Es decir, que Jorge habitaba en su propio mundo.

TH. En el mundo de Tolkien.

CDO. Quiero decir que no le importaba lo que sucedía a su alrededor, él tenía sus propios esquemas, sus propias motivaciones, ¿no podría haber sido el fundador de su propio movimiento, como su madre?…

TH. No crea. Jorge sufría mucho y no tenía ninguna seguridad en sí mismo. En el fondo era consciente de que se reían de él. Simulaba ser un elfo porque en realidad era muy gordo y estaba solo. Una vez se echó a llorar al verse en ese espejo, el de la entrada, el que está al lado del expositor.

CDO. Sí, ya veo.

TH. Se quedó un rato mirándose en el espejo, se echó a llorar y salió corriendo de la tienda. Pues eso. La procesión iba por dentro. Ahora me arrepiento de no haber intentado…

CDO. ¿Comprenderle?

TH. No, no es eso. No sé.

CDO. Bueno, hábleme del clip bomba. ¿Puedo publicar lo que me cuente del clip, verdad?

TH. Sí, sí, que da igual, tampoco es un secreto de estado.

CDO. Pensé que el secreto era algo importante.

TH. Por respeto a Jorge, pero ya no creo que le haga ningún daño hablar del tema.

CDO. Bien, tengo entendido que todo empezó como un pique entre Jorge y una tal Samantha, ¿No?.

TH. Samantha Perkins, una chica de Chicago que había leído el Silmarillión 212 veces resgistradas por entonces. Jorge lo había leído 189 veces. Por cada vez que Jorge conseguía anotar una lectura la muy zorra de Samantha Perkins se apuntaba dos lecturas más. Digamos que eran sus únicos momentos de gloria. Los del foro le animábamos a derrotar a la tal Samantha. El notario venía a la tienda y todos los aficionados que vivían en Madrid se pasaban a escuchar a Jorge sin molestar, con mucho respeto y le deseaban suerte al marcharse.

Pero no había manera, Samantha leía muy rápido y Jorge se agotaba al pasar días enteros sin comer y sin dormir. Hasta tal punto que cayó enfermo. Le dio de repente una artritis en una rodilla que le mataba del dolor, yo creo que era psicosomático. De todos modos, llamamos a una ambulancia y ya no le vimos aparecer por la tienda. Pensábamos que Jorge se había rendido cuando se puso en contacto a través del foro y nos anunció que pensaba retar a Samantha a recitar de memoria el Silmarillión, sin parar. ¿Sabe lo que es recitar de memoria el Silmarillión?.

Eso puso en pie de guerra no sólo a los del foro de Tolkien en España, todos aficionados a Tolkien del mundo fueron pasándose la noticia y muchos prepararon sus Sites con una ventanita multimedia aunque por aquel entonces eso era bastante complicado. El viernes a las 10 de la mañana en España, estábamos todos pendientes de la videoconferencia que Jorge iba a transmitir desde su casa. Fue muy emocionante.

CDO. ¿Y qué pasó?

TH. Pues lo estaba haciendo muy bien, la verdad. Estaba a punto de terminar la parte de Akallabeth sin un solo fallo cuando en ese momento llamaron a la puerta de su cuarto.

CDO. Su madre.

TH. Pues sí, su madre. Y su madre le decía: “Jorgeeee, que me voy a lavar ahora. Veeen”

CDO. ¿Cómo?

TH. Quería decir que se iba a lavar los pies. Jorge perdió el hilo por un momento pero reanudó a buen ritmo. Parecía que la madre se había largado cuando volvió a dar golpes a la puerta y a chillar como una histérica: “Jorge, sabes perfectísimamente que me tengo que lavar ahoraaaaa. Que salgas de una veeeeez”.

Total, que la madre entró en la habitación y se puso en medio de la cámara. Le traía unos guantes de látex y le obligó a ponérselos mientras Jorge hacía lo imposible por concentrarse mientras recitaba a Tolkien. La madre de Jorge le agarraba del cuello de la camisa y Jorge seguía firme mientras intentaba no salirse del encuadre de la webcam. La madre al ver que no le hacía caso, le empezó a dar golpes en la cabeza mientras le gritaba: “¡Que vayas a por la piedra pómez, que vayas yaaaaa!”.

CDO. ¿Piedra pómez?

TH. Sí, es que su madre tenía la costumbre de lavarse los pies siempre a la misma hora y Jorge tenía que frotarle las plantas de los pies con la piedra pómez con los guantes de látex puestos. Se ve que era un ritual que practicaban todos los días a la misma hora. Era muy maniática la madre de Jorge.

CDO. Es todo demasiado surrealista. Y mientras tanto, esto se transmitía en directo a todo el mundo.

TH. Pues sí. Por eso lo de Jorge tuvo tanta repercusión. Batió todos los récords. El clip de la videoconferencia fue el más buscado en las redes P2P de toda la historia y “Jorge” fue la palabra más buscada en el Google, seguida de “Silmarillion” y “Tolkien”. Las cadenas de televisión de todo el mundo se morían por llevarle a un programa bizarre para ponerle en ridículo.

Pero Jorge no apareció por ningún sitio. En cambio la madre de Jorge se lo pasaba pipa acudiendo a todos los programas de televisión explicando sus estúpidas teorías de los pies. Ya ve, la gente empezó burlándose de ella, pero luego fueron imitándola hasta convertirla en un fenómeno de culto y la cosa ha seguido hasta tener su propia secta de maniáticos de los pies.

CDO. Hasta ser “Mum Feet”.

TH. Sí. Pero que quede claro que “Mum Feet” es una zorra loca que lo único que hizo fue ofrecerse como carne de cañón a programas de mierda y se olvidó completamente de su hijo.

CDO. ¿No le da miedo que publiquemos esto?.

TH. Les exigo que lo pongan. Bien grande y bien clarito.

CDO. ¿Y qué tal está Jorge?

TH. No volvimos a saber de él desde entonces.

______

1 Internet
2 Culto derivado de la wicca druídica que se basa en la creencia de que lo impuro está abajo y lo puro se eleva, por lo que nuestro punto más frágil son los pies.
3 Guía espiritual y fundadora de la comunidad de la Wicca podal.
4 Prácticas rituales que tratan de preservar los pies de las impurezas del suelo mediante vendajes, erosiones con piedra pómez, ablaciones, esencias e incluso cirugía.
5 Archivo Multimedia.

Texto agregado el 05-09-2005, y leído por 152 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
14-10-2005 Joder, sr. perplejo, me deja usted ídem. Con sus textos ha conseguido que esté seguro de que es usted una persona realmente interesante. Esto es otra genialidad. Un saludo. Atentamente suyo, Desdentado_Daroca
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]