TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / la_columna / WALKING ON SUNSHINE (luna-lunera sustituyendo a Nomecreona, en la columna de un martes soleado)

[C:137775]

I'm walking on sunshine, ohhhh, ohhh....


Si alguien ha pensado alguna vez que en Nueva Orleans la vida transcurre a ritmo de jazz probablemente esté en lo cierto. También es cierto que en los últimos diez días sus habitantes se mueven más bien a ritmo de Katrina. Katrina y las olas, que se les vinieron encima sin darles tiempo para reaccionar.


A nadie se le escapa que los Estados Unidos no son una nación cualquiera. Hablamos de la primera potencia mundial, el imperio del siglo XX, una unión de estados cuyos dirigentes se permiten además, dirigir en cierta medida -medida bastante grande, en mi opinión-, los avatares del resto de los habitantes del planeta, porque con lo suyo parece que van sobraditos. Por esta razón llama aún más la atención que en el estado del bienestar por excelencia, haya en estos momentos tanto malestar… al menos para algunos.


Dicho lo cual no puedo menos que pensar si no habrá en los Estados Unidos ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda. O de tercera, quizá. Una especie de tercer mundo incrustado en el primero.


Resulta, - también en cierta medida-, insultante que los efectivos de ayuda, personales o materiales, no llegaran a las zonas afectadas porque, claro, parece que hay gran parte del ejército americano haciendo la guerra por otras zonas del planeta. Es normal, no podían prever que una cosa así les fuera a ocurrir a ellos, ni que el ejército esté para eso, cuando hay tanto maleante suelto por otros países.


Ahora solo queda hablar de números: número de horas pasadas sin agua ni comida, número de días que tardará la gente en volver a tener un techo, número de helicópteros que no han podido llegar a la zona, número de mantas y cajas de medicinas que sí llegarán, número de muertos y víctimas en general… número de días que las banderas van a izarse a media asta en señal de duelo (esta medida sí se han apresurado a tomarla, el tema de la bandera es importante).


Esta mañana mi ciudad amaneció mojada. En mitad de la noche, alarmados por el murmullo de la tormenta, y con las imágenes del Mississippi desbordado latiéndonos en la retina, todos nos levantamos a cerrar balcones y ventanas para que el agua no se colara en nuestras casas, en nuestras cosillas de todos los días. No fue nada, tormentilla de verano de esas que dicen que refrescan y se llevan muchas de las impurezas que flotan en el ambiente de una ciudad industrial.


No sé qué fue lo que debieron pensar los habitantes de Nueva Orleans la noche en que se despertaron hace ya más de una semana alarmados por el canturreo del Katrina. Probablemente se sentían más o menos seguros en un país que consideraban el más seguro del mundo.


Mientras tanto, los que caminamos por la orilla soleada no podemos imaginar que quizá algún día, las condiciones económicas y sociales, los diques, la fragilidad insospechada de nuestras viviendas, la fuerza devastadora de la naturaleza y la imprevisión de nuestros dirigentes, se confabulen en contra nuestra y esta orilla soleada, termine convertida en un barrizal.



Barcelona, 6 de Septiembre de 2005

Texto agregado el 06-09-2005, y leído por 311 visitantes. (11 votos)


Lectores Opinan
09-09-2005 creo q mis predecesores en esta lectura te han descripto mas q bien el sentimiento, ese coctel de tanto q se nos agolpa en el pecho, al pensar en Katrina y leer tu reflexion...gracias Luna, gracias por ese cachetazo de cordura q buee...digamos q quizas quienes deberian recibirlo no lo haran pero...sirve piquitos de miel gaviotapatagonica
09-09-2005 Estupenda columna. Suscribo todas tus palabras y te felicito la mesura y la concisión con que llevas a cabo una denuncia que cada vez penetra en más y más conciencias. Cada vez hay más gente que se retira la venda de los ojos y ve la verdadera identidad de esos chicos buenos que siempre vendrán a defendernos de todo mal. "We are the good guys" repite hollywood. "We will fight the evil" (lucharemos contra el mal) alardea un tio simio de galera y pantalones rayados, levantando el dedo en nuestra dirección. Gracias por tu mirada tan objetiva como humana. Mis cinco estrellas. ***** Malomo
08-09-2005 El tema es polémico por excelencia. Sin duda, es deplorable la falta de respuesta inmediata para atender la emergencia, sobre todo en un país que tiene todos los recursos para hacerlo. Como theonlyerath, vivo en zona de huracanes (Cancún). Después del embate de "Gilberto" (1988) se fue creando aquí una cultura de huracanes. Antes, a nadie importaba si estábamos o no en temporada de huracanes. Nos sentíamos protegidos por la barra coralina, la segunda más grande del mundo, y sabíamos que era suficiente para desviar toda tormenta. Pero un día llegó "Gilberto" con su fuerza destructora 5, igual que "Katrina", y la barra coralina saltó en pedazos y "Gilberto" dejó mucha destrucción. Para nuestra fortuna aquí no hay ríos ni diques que se rompieran, pero Cancún tardó cuatro meses en levantarse para volver a recibir a un turista. Durante semanas todos trabajamos hombro con hombro limpiando calles, levantando y apuntalando algunos árboles para salvar algo de vegetación mientras nuestras autoridades brillaron por su ausencia. La historia se repite porque nadie experimenta en cabeza ajena. Ahora les tocó a ellos, se sentían seguros, pero su estadio, construido para resistir huracanes, con diez mil personas en su interior en busca de refugio fue lo primero que resultó dañado y la tragedia se veía inminente. Perdona theonlyerath, pero comparar a "Katrina" con "Emily" es coparar a un ratón con un elefante. La fuerza destructora de la naturaleza es implacable, llámese huracán, terremoto o tsunami... y ante la tragedia no queda más que la solidaridad, salvar vidas es lo importante. Una vez superada la emergencia se debe pasar a la reflexión y a la búsqueda de responsabilidades para que paguen por sus culpas aquellos que deben hacerlo. Nueva Orleans y toda la costa americana no volverán a confiarse ante otro huracán y sus nuevas previsiones nos enseñarán a nosotros, porque de ellos aprendimos después de "Gilberto", pero todos seguimos expuestos a esas fuerzas contra las que nada podemos. Ayudemos a superar la emergencia, sepultemos a los muertos, que son miles, ayudemos a los que lo necesitan, enviemos un litro de agua purificada, una cobija... es mucho lo que podemos hacer por nuestros hermanos, no esperemos a que otros lo hagan, ya después habrá tiempo para hacer pagar a quienes tienen culpa. Me gusta lo que dices Luna Lunera: ahora hasta una lluvia les pone en alerta, ojalá que todos aprendamos algo después de esta nueva tragedia y no volvamos a sentirnos infalibles (como en la historia del superbarco que dijeron que ni Dios podría hundir). Excelente tu conclusión, ese último párrafo lo dice todo. Por eso te dejo mis cinco estrellas. Borarje
07-09-2005 Excelentemente expuesto . Un saludo de SOL-O-LUNA
07-09-2005 Después de Nueva Orleans con el Katrina, Estados Unidos ya no es lo que era para el resto de ciudadanos del mundo. La vergüenza es mayúscula. Soy consciente de que me repito junto con miles de personas, pero es necesario repetirse, bastante han repetido ellos su autobombo durante décadas por todos los medios a su alcance. En las crisis es donde se pone a prueba a las personas y a los paises y esta no la ha superado, la ha suspendido. Cayó Rusia y su ceguera hacia los más necesitados y caerá E.E.U.U. por su imperialismo a ultranza que tapa a quien tiene y destapa al que no tiene. Magnífica columna que es el sentir general de una sociedad que ya no comulga con ruedas de molino. graju
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]