TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / lowenghard / El silencio de los tiempos

[C:145712]

_____________________________________________

Una boca cerrada, un alengua trabada. Una voz silenciada, una verdad revelada. Esperas de millones. Llantos de paciencia infinita que reboza de gozo al comprender la existencia, mientras las gaviotas vuelan en la costa, mientras huellas quedan plantadas y registradas en la orilla del destino, en las ramas del árbol de la vida, y todavía no cruzan su paz con la sabiduría.

Vientos marinos, traen tempestad. Olas arrebatan la felicidad; ahogan la apacibilidad. La templanza queda al descubierto, cuando el rugir del aire veloz desparrama nuestra capa, y desaparece; yacimos desnudos y con frío. ¿Quién resistirá hasta el final? ¿Qué final? El final: cuando esta mismísima capa vuelva a nosotros, y ya no tendremos más frío, y nadie mirará nuestra vergüenza.

Simples cosas nos suceden, duras calamidades se entierran en nuestra planta del pie. Estacas puntiagudas vienen burlonas, maldiciones clavan nuestra alma hasta hacerla morir. Es el camino a casa. Es el retorno a nuestros sueños, la vuelta atrás y mirar el pasado frente a frente, pues algo se nos perdió, y debemos recuperarlo. Allá en el lejano pasado, quedó tirado, en el suelo una gema preciosa, y su espíritu salió de ella y se mimetizó con nuestro aire, dejándonos solo la ilusión llamada esperanza, de que algún día esa maravillosa gema torne su antigua forma.

Arco iris, aguas, tablas, piedras, machos cabríos. La tierra se mezcló con la futilidad de la animación, más hubieron algunos que desnudos anduvieron congelados, y aguantaron la penosa carne vívida de los tiempos que fueron presentes, y soportaron toda inclemencia, y hallaron consuelo en el dolor, poder en los tiempos, esperanza que flota, pero que pocos admiten y respiran. Se trata del tesoro. Un tesoro inimaginable. Sin necesidad de un mapa ordinario podemos llegar a él; este ha sido escrito en nuestros corazones.

La vida, armoniosa existencia compleja, que respira por un mecanismo distinto a cómo nosotros pensaríamos. Deliciosa sustancia del más nutritivo néctar. Conocimientos tiene el inteligente, más el sabio posee la experiencia práctica elevada a un nivel mucho más alto que el conocimiento. Entiende que es la base, más no la clave. Caminando por la playa, descubriremos que el horizonte no termina. Pues donde estemos, podemos mirar más allá, donde el sol se aleja, dejando el rastro de la iluminación que con tanto amor podemos perseguir, y nuestra ruta nunca terminará, pues tendrá la clave de todo nuestro actuar.

Con impaciencia se teje la calamidad, y esta viste a los hostiles y necios. Pero con la paciencia se adornan los reyes, con la sabiduría trenza ornamentos de oro y de fino lino, para que ante reinos deslumbre su tesoro. Durante el camino, la rueda de su carruaje estropearse puede. Muchos saltos y vibraciones molestos llegar a ser ante la ansiedad. Pero el objetivo brillará en la lejanía como el más hermoso diamante, llamando la atención para que cumpla su misión. Su mente incrustará manantiales de aguas vivificantes, y su imaginación pondrá con honra alfombras largas rojas de terciopelo, que caigan con valor bajo el umbral que deberá cruzar para alcanzar la gloria. Es esa gloria, el tesoro, la única fuente de poder, que brota desde El Trono Misericordioso, para nuestra satisfacción y humildad.

Las huellas del pasado pueden borrarse, o podemos alejarnos tanto de ellas, que en algún momento ya no podremos verlas con la misma claridad de antes. Si alguien camina a nuestro lado, mientras esté a nuestro lado, serán dos tesoros magníficos mejor que uno. Pero si uno se queda atrás, el otro debe seguir caminando, mirando adelante con valor, con confianza en que las penas serán redimidas por haber tomado aquella decisión sabia de corazón. Y si avanzamos, las distancias harán que nuestro corazón amplíe su perspicacia, más no sentirá dolor por las cosas del pasado. Pericia de ojo de águila. Es que hay algo oculto en las edades, sazones y tiempos. Bebe del silencio revelador.


_____________________________________________

Perspicacia, sabiduría, discernimiento, raciocinio, conocimientos... y muchas cualidades supremas... todo se resume en una sola palabra: amor.
¿Descubrirás por qué?
_____________________________________________

Texto agregado el 04-10-2005, y leído por 92 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
05-11-2005 Amor de Dios Y AMOR A LA VIDA ES MUY BUEN TEXTO ***** lagunita
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]