TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / absinthe / el suplicio en el altar de arens

[C:145995]

nos desprendimos torpemente del grupo.
Dio olvidó los binoculares.
yo la brújula.

nos perdimos.
estaremos a 10 kms. de Oasi Ombroso?
a un paso de Arens? no sé.
pasaremos el frío con caricias
y la perdición con oraciones.

según Dio detrás de aquel monte está Arens.
conocido por su majestuoso altar en donde se hacían
sacrificios en honor a Poro, dios de la anticatástrophe, divinidad primer mundista y new age.

arens no era hermosa.
pero desde que llegamos siento una presencia
anormal que no es mi conciencia,
ni creo sea Poro.
la sentí al tropezar con el esqueleto de un animal equis.

y ahí el altar! con sus majestuosas columnas
aún erguidas
y su mesa equilátera en el centro,
donde se mataba por Poro,
ahí donde hubo sangre, ahora
un musgo verde oscuro y dientes de león.

olvidaba la presencia
hasta que note la ausencia de Dio.
un grito y mi grito
quería decir: "estamos solos",
pero, ya no era necesario
Dio!

un hombre sucio y malagestado la tomaba del cuello y con un cuchillo la debilitaba,
Dio lloraba como abandonada ave
y me dirigí al imbécil con temple.

[asustóse el cuerpo ido]

somos viajeros volados, y no te hemos hecho llagas, por eso, suéltala!
es más. mi amor está en su cuerpo y viceversa
y mi alma son sus ojos y pechos y
su sensibilidad mi alegría
y lo que me mueve a elevar esta roca sobre ti"


[aún el sol bifurcó su sombra]

y fue cobarde al
atacar sin pensar. cobarde inhumano y cobarde.

[e incluso aniquiló]
y dañó su costado, y brazos
y daño y daño, enterró acero
buscando sangre, poro por Poro
mas aún la golpeó
y nadie dijo, ya que tarde el loco suplicante yacía
en mi temblorosa extremidad,
con sus ojazos abiertos y su torpeza
chorreándole del cráneo y tráquea.

[aquel despiadado no volverá a llorarte luna]

porque, "alimaña, te he quitado la vida.
tómalo muerte, no hay lamentos.


porque, eres parte mía, adagio viviente, yo peleé por ti. muerte, piedad, vuelve a casa y déjamelaí"

[ni a ti respetuoso mar]

[ni a ti hermosa soledad. descansa]

Dio grave, me dijo: que chistoso,
sacrificarme quería para volver con su manada,
porque su plenitud
se había traducido en buscarles, oh pena por él. déjame amado, un bel morir tutta la vita honra.

callaste inconscientemente

calla y callemos, que los 2 porque callar tenemos

te carguen mis brazos tiesos herida dulce.
y nunca dije nada amoroso, no recuerdas nada.
alejémonos de este maldito lugar


[de Mensajes Taquiónicos]

Texto agregado el 05-10-2005, y leído por 109 visitantes. (5 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]