TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / La maléfica (Parte II)

[C:149319]






Parte II


La operación se llevó a cabo con éxito. Clara fue secuestrada y embarcada en un avión particular el que viajó a un lejano país en donde fue vendida a un magnate oriental, quien la incorporó a su harem. Pasaron varios años. Muchas chicas hermosas, procedentes de diversos países, retozaban en los suntuosos jardines del palacio. Allí lo tenían todo y vivían despreocupadamente. Clara desentonaba entre ellas al llorar todo el día puesto que su único anhelo era regresar junto a sus familiares que ya la daban por muerta.

Andrea permitió que Lorenzo la abordara y la atiborrara de joyas pero por ningún motivo aceptó casarse con él. Su único afán era contemplarse en el espejo y admirar su sensual belleza. Los años, sin embargo, causaron algunos estragos en su rostro, de un día para otro comenzó a sentir que envejecía lenta pero irremediablemente. Entonces le pidió a Lorenzo que le costeara una operación de cirugía estética, deseo que le fue concedido de inmediato.

Con su rostro rejuvenecido, Andrea recuperó su sitial, los hombres reanudaron sus cortejos y la vida de la mujer recobró sus fulgores. Nunca más en su vida había dedicado siquiera un instante para pensar que habría ocurrido con Clara.

Clara mantenía su belleza, a pesar de su atenuada nostalgia. Se había convertida en la favorita del magnate gracias a su delicadeza. Pero no era feliz con eso, aún conservaba en su corazón el deseo larvado de regresar algún día con los suyos.

Finalmente el magnate, quien a pesar de todo era un hombre de gran bondad, le dio por fin la oportunidad de regresar a su país. Ella dichosa pero ligeramente apenada por dejar a quienes la habían respetado, se despidió de todos y con una sonrisa radiante se embarcó en el primer avión que la condujera a su hogar.

Menuda sorpresa se llevó Andrea cuando se encontró a boca de jarro con Clara. Los celos hicieron crisis en su corazón desquiciado y esta vez le ordenó a Lorenzo que debía hacerla desaparecer para siempre.

El hombre, que se había transformado en un juguete en las manos de la despiadada mujer, accedió resignado ya que desobedecerla equivalía a perderla para siempre. Pero se sintió conmovido por la dulzura de Clara, por su gran sensibilidad y simpatía. No era fácil cumplir con el mandato de la perversa Andrea. Entonces discurrió una treta que zanjaría esta situación. Sometería a la chica a un proceso de hibernación. Ella dormiría indefinidamente y quedaría a salvo de las maquinaciones de Andrea. Los costos eran elevadísimos pero para un tipo de tanta solvencia eso no era un problema.

Una noche en que la chica dormía plácidamente, fue anestesiada y llevada a un secreto laboratorio en donde se experimentaba con seres menesterosos. Dado que los resultados eran hasta el momento exitosos ya que había personas que dormían durante varios años sin experimentar ningún cambio en su metabolismo, Lorenzo canceló una millonada para que la chica fuera colocada en estado de hibernación y procurando no hubiera rastros de su existencia, fue signada como una mujer muy pobre que estaba a punto de fallecer producto de un avanzado cáncer. La probabilidad que esto fuese descubierto era nula ya que las investigaciones se llevaban a cabo en una especie de bunker establecido en el desierto.

(Continuará)









Texto agregado el 17-10-2005, y leído por 195 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
17-10-2005 Eres un verdadero cuentero. Genial. A por la tercera. Efecto_Placebo
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]