TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / El umbral

[C:152643]






Impulsaba con fuerzas algo que no tenía forma. Le rodeaba una nebulosa. Era difícil determinar si era noche o día, él sólo sabía que tenía que empujar aquella cosa, puesto que era una misión importantísima. Alguien le formuló una pregunta. Reconoció a ese alguien que bien podría ser un amigo, un enconado rival, su padre o su abuela. Todo era difuso a pesar de las certezas. Las calles ahora eran inmensas y arboladas, nadie las recorría, mucho después comprendió que eso podría corresponder a un camposanto, pero no, detrás del mármol negro se dibujaban ventanas, aunque, pensándolo bien, tras las ventanas se veían sarcófagos ¿o sólo eran sillas? No, todo era difuso. A lo lejos se divisaba una loma. Un microbús descendía a gran velocidad levantando un manto polvoriento a su paso. Recordó que ese era el vehículo que lo conduciría a su hogar. Pero ¿Cómo subiría con ese tremendo bulto a ese microbús atestado? Nebulosa. Luego el se encontró a bordo de aquello que parecía un tren, portando un grueso maletín debajo del brazo. El ferrocarril viajaba cauteloso en medio de unos desfiladeros. El entendía que se dirigía a su hogar, el que también era su lugar de trabajo. Alguien le sonreía y en esa sonrisa parecía dibujarse una respuesta. Revisó el maletín que ahora ya no era maletín sino una bolsa de plástico. Revisó el contenido y se encontró con tres o cuatro panes y un poco de fiambre. Repentinamente, el silbato del tren sonó con gran estridencia y parecía que el estruendoso sonido los iba a ensordecer a todos. El abrió su boca para evitar que se le reventaran los tímpanos y el sonido fue aminorando su intensidad hasta que en algún instante pareció atravesar una invisible muralla y se fue transformando en un golpeteo acompasado. El entonces, abrió sus ojos y con ello dejó abierta una brecha por la cual se filtraron su persona y el sonido que ahora provenía de un reloj despertador. ¡Lo había logrado! Desde ese momento, el podría transitar de acá para allá y de allá para acá sin tener que recurrir al expediente de dormir. El mundo de los sueños le había franqueado su puerta y el, desde aquel momento, de pie en el umbral, cruzaría ambas fronteras con la misma perplejidadů











Texto agregado el 29-10-2005, y leído por 173 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
31-10-2005 Ayy gui, me encantó, este tipo de escritos son geniales y a vos te salió redondo. Besos y estrellas. Magda gmmagdalena
31-10-2005 Es un relato de ensoñaciones magicas, como aquellas que yo tenia antes de tomar la pastilla que ahora me dan para quitarme el sufrimiento de las terribles pesadillas, heran revolventes y dificiles de digerir asi tu sueño o fantasia me hace entrar muy adentro de mi, a donde no me gusta estar.pero te felicito por esa capacidad que tienes como te dije abajo de hacer tus letras hipnoticas.Pareces disipulo de Mesmer gatelgto
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]