TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / painkiller / Las estrellas sólo se ven de noche.

[C:152815]

Las estrellas sólo se ven en la oscuridad.
De: PAINKILLER

1.EXT.CALLE.DÍA
Darío camina lenta pero firmemente con rostro inexpresivo, observando todo a su alrededor.
Saludando al policía encargado, entra a un teatro, no muy grande pero en buenas condiciones.

2.INT.TEATRO.DÍA
En el escenario lo esperan 2 actores y un iluminador, los tres entre 20 y 25 años, quienes dan fin a su plática y comienzan a moverse lentamente por el escenario mientras escuchan a Darío.

DARÍO
Hola chavos, tenemos poco tiempo, así que aprovechémoslo lo mejor posible ¿quieren? Por favor Rubén y Alicia vamos a ver su improvisación desde donde se hayan quedado el Sábado ¿Ok?

Rubén y Alicia asienten y toman su lugar en el escenario iluminados por un cenital. Alicia de cara a las butacas, Rubén detrás de ella, mirándola. Ambos de pie.

DARÍO
(Quitándose el abrigo y tomando asiento en butacas)

Por el momento no me den movimientos, ¿esta bien? Me interesa por ahora su verdad en escena y su expresión facial. ¿Listos? (espera un momento) ¡Acción!

RUBÉN
(Hablando muy pausado, triste, casi susurrando)

Mónica... Mónica ¿me escuchas? (ella no responde).
¿Por qué no habías venido? Te extraño tanto... Te necesito. No me dijiste siquiera a dónde ibas. ¿Por qué Mónica? Creí que estábamos bien... Hasta ése día.


3.INT.SANITARIO.NOCHE
Vemos a Darío seis años atrás, vestido de negro, mirándose en el espejo de un sanitario. Mientras seguimos escuchando la voz de Rubén.

VOZ DE RUBÉN (V.O.)
Ese día todo fue tan extraño, tan irreal, y tan rápido. Todo estaba en silencio, como sumido en una espesa niebla que adormeció mis sentidos...

4.INT.FUNERARIA.NOCHE
Darío sale del sanitario caminando, solo vemos su rostro. Se detiene, mira directamente a la cámara en contrapicada.

VOZ DE RUBÉN (V.O.)
Fuiste cruel, no me dejaste mirar tus ojos.

El cuerpo sin vida de una chica de 20 años en un ataúd, Darío a su lado

VOZ DE RUBÉN (V.O.)
Tus labios permanecieron cerrados, como ahora. Por un momento sentí que todos los sonidos callaron súbitamente, esperando que tú hablaras.
Todo este tiempo he permanecido así, cobijado en el silencio... pero muy atento, aguardando a escuchar de nuevo mi nombre en tus labios...
Mónica... ¿Me escuchas?

4.INT.TEATRO.DÍA
ALICIA
(sin voltear a verlo)
Si Manuel, te escucho. Siempre lo he hecho. He vuelto para que me perdones. Ya no volveré a irme, es sólo que tenía un asunto pendiente. Ven Manuel.

Rubén se acerca y abraza por detrás a Alicia.

DARÍO
¡Alto, alto! Manuel ¿Hace cuanto que no veías a Mónica?

RUBÉN
Seis años...

DARÍO
Entonces ¿qué pasa? Durante seis años cada día de tu vida ha transcurrido mientras esperas verla de nuevo. ¡Es tu mayor deseo! Y ahora que la tienes enfrente tuyo ¡la abrazas como si fuera un costal de papas!

RUBÉN
(Fastidiado)
¿Pues como quieres que la abrace?

DARÍO
¡Simplemente has eso! Abrázala, pero de verdad, ¡con amor!, pon alerta cada centímetro de tu piel al contacto con la de ella, dile cuanto la quieres con las yemas de tus dedos al acariciar su piel. ¡ámala carajo! Vamos a verla ¡Ok? (espera un momento) ¡Acción!

Rubén y Alicia toman sus anteriores posiciones en el escenario. Rubén se acerca lentamente a Alicia, la abraza con ternura, Alicia gira su cabeza y besa a Rubén.
Darío ha observado la escena atentamente, mientras lo aborda la melancolía.

DARÍO
(Voz apagada)
Mucho mejor. Bien me siento un poco mal así que se quedarán ensayando movimientos y yo los veo el miércoles ¿esta bien?

Rubén se levanta y sale

5.INT.DORMITORIO.NOCHE
Darío está en su habitación, se recuesta en la cama, toma una bebida alcohólica. Suena el teléfono, contesta.

DARÍO
¿Bueno?... ah que pasó Carlos como estas cabrón. (...) Pues nada, ¿y tu?. (...) No la verdad es que estoy muy cansado. No de verdad muchas gracias hoy no tengo ganas de salir. (...) No, no, te prometo que ahora si para la otra nos vamos a echar desmadre ¿va? (...) (fastidiado) Que no cabrón de verdad.
Bueno eso es cosa que a ti te vale madres ¿no wey? ¡Eres tú quien quiere salir a coger viejas no yo!

Cuelga enfadado, se recuesta. Después de ver sin atención un momento la TV. La apaga y toma de un cajón un cuaderno y pluma. En medio del cuaderno una fotografía de Mónica.
Comienza a escribir, llora tenuemente.
Termina de escribir, se recuesta y cierra los ojos.

6.INT.TEATRO.NOCHE
Es el sueño de Darío. Está de pronto en el escenario, todo es oscuro hasta que un cenital ilumina a una chica delante de él dándole la espalda. Es Mónica.

DARÍO
(Desconcertado)
¿Hoy hay ensayo Alicia?

MÓNICA
No, soy yo Darío, ven, te extraño.

Darío se acerca incrédulo, Mónica se voltea hacia él. Darío la mira completamente impresionado. La abraza mientras llora como un niño.

DARÍO
(Presa del llanto y la emoción)
¡Es verdad, es verdad, puta madre Mónica, no me vuelvas a dejar nunca, nunca!

De pronto Darío se da cuenta que sólo abraza un largo vestido negro.
Cae de rodillas junto con él. Deja de llorar, su semblante se torna serio.

7.INT.DORMITORIO.DÍA

Darío despierta en su cama, suspira mientras observa el techo, se sienta, toma la fotografía del cuaderno, la mira inexpresivamente.

8.INT.TEATRO.DIA

Darío espera sentado en una butaca, leyendo.
Llegan Alicia y Rubén.

ALICIA
¡Hola Darío! pensamos que llegábamos antes que tú.

DARÍO
Lo que pasa es que quiero que lean una parte de la obra que he cambiado.

RUBÉN
(A Alicia, en secreto)
Puta, con que no se ponga más cursi...

Darío se acerca y les entrega un par de hojas. Ellos toman asiento en dos sillas en el escenario.

DARÍO
Vamos a dar una lectura por favor.

DARÍO
Solo texto, ¿comienzas Rubén?

RUBÉN
Ya voy... ¿Para que has regresado Mónica?

ALICIA
Quería verte una última vez.

RUBÉN
¿Pero, por qué última?

ALICIA
Ya no puedo estar contigo Manuel, en realidad he venido a despedirme de ti.

RUBÉN
Pero, ¿cómo? Mónica Lo nuestro quedó incompleto, ¡hay tantas cosas que...!

ALICIA
(Interrumpiéndolo)
Manuel, la vida es un conjunto de ciclos incompletos... La clave está en saber cerrarlos.

RUBÉN
Y ¿cómo cierro el nuestro?

ALICIA
Lo estamos haciendo, por eso he vuelto. Pero de ahora en adelante seré para ti como una estrella. Puedes mirarla y tirarte en el pasto toda la noche a contemplar su belleza. Pero debes reconocer que ya no existe, que no está allí en verdad. Sólo es el reflejo de lo que algún día estuvo allí y no volverá jamás. Aunque ahora puedas mirarla.

RUBÉN
Si es así no quiero que amanezca nunca.

ALICIA:
(Sombría)
Entonces permanecerías sumido en la oscuridad...

DARÍO
(leyendo acotaciones)
El escenario se oscurece dejando sólo el cenital sobre Manuel.

ALICIA
Solo. Tumbado boca arriba como si estuvieras muerto. Tus ojos y tu mente se acostumbrarían a la ausencia de luz y cuando vieras ésta de nuevo perderías el sentido de la realidad y enloquecerías.

DARÍO
Todo el escenario vuelve a iluminarse, Mónica ha desaparecido.

RUBÉN
(Desolado)
Y que sentido tiene vivir en la luz si así no puedes ver las estrellas.

DARÍO
Fin de acto. Telón.

Darío se recuesta en su butaca, mira a Rubén y Alicia, sonríe.

DARÍO
Ensayen ésta escena, yo regreso más tarde. Mucha mierda.

Darío Sale a la calle, es un día luminoso, camina despreocupado, a lo lejos se detiene a comprar un helado.

F.O.

Texto agregado el 30-10-2005, y leído por 204 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]