TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_Columna / Rosa Parks ( columna para un jueves en rojo )

[C:153921]

Muchas veces creemos que los pequeños actos cotidianos no tienen importancia.

En diciembre de 1955 una mujer negra de vuelta a casa desde el centro de trabajo se subió a un autobús en la ciudad de Montgomery, Alabama, y se sentó en la fila delantera de la sección destinada a los negros. Ante el aumento de pasajeros el conductor indicó a esa mujer y a las cuatro personas que ocupaban esa primera fila que se levantasen para que pudieran sentarse los blancos. Tres se levantaron, pero ella no y un policía la arrestó por ello.

Ella se llamaba Rosa Parks, tenía cuarenta y dos años y supo en ese momento que nunca más volvería a pasar una humillación de esa clase.

Cuatro días después Rosa fue condenada por conducta desordenada y multada con catorce dólares.

Ese mismo día, un grupo de negros fundó la Asociación para la mejora de Montgomery, liderada por un joven pastor de veintiséis años llamado Martin Luther King (que años después pronunciaría unos de los discursos más famosos de la historia sobre cómo soñaba él el futuro), e iniciaron un boicot que duraría 381 días en contra del transporte público de la ciudad. Lo que constituyó el principio del fin de la segregación los autobuses.

Rosa y su familia tuvieron que mudarse a Detroit tras su despido y las numerosas amenazas recibidas.

Rosa Parks está considerada como la madre de la lucha por los derechos civiles. Lucha que no acabó hasta el pasado día 24 de octubre en que falleció a los 92 años.

Recibió la medalla presidencial de la libertad de EE.UU. en 1996 y la medalla de oro del congreso de EE.UU en 1999.

Recordando la valentía de Rosa Parks, uno se da cuenta de que arrimando el hombro cada uno en su pequeño círculo, las ondas concéntricas pueden cambiar el círculo de todos.

Mi homenaje a esta mujer que ha contribuido esencialmente al ejercicio de los derechos elementales en su país y en el mundo.

Madrid 3 de noviembre de 2005
Juan Rojo

www.rosaparks.org

Texto agregado el 03-11-2005, y leído por 282 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
14-11-2005 Excelente columna que nos hace sentir tan pequeños. Un fuerte abrazo y estrellas. carloel22
07-11-2005 Me ha gustado enterarme de esta historia que es el comienzo de una lucha que aún no ha terminado, pero... me ha gustado más aún tu reflexión que dice (copio y pego): "uno se da cuenta de que arrimando el hombro cada uno en su pequeño círculo, las ondas concéntricas pueden cambiar el círculo de todos"... es el poder de los pequeños actos. luna-lunera
07-11-2005 Rosa Parks, una mujer, un ejemplo. Ojalá existieran muchas como ellas que con su espíritu de superación, tenacidad y moral supo abrir un camino de luz para tantas y tantos otros que tuvieron que padecer discriminación por aquellos que se sienten superior en su color y derechos. Muy buena columna. Muy merecido homenaje. ***** Shou
06-11-2005 Siempre es un pequeño y a la vez gran acto el que provoca el derrumbe. Las consecuencias son de gigante comparándolas con el acto en si. Trasladando el hecho con que nos has deleitado a la vida diaria y humilde de tanta gente de a pie, es ejemplo ideal para procurar las mejoras necesarias en trabajos, matrimonios, relaciones padres-hijos y muchas más. Gracias por ponernos ese espejo delante. Un abrazo y ***** graju
06-11-2005 Juro que la leí, no sé por qué no la comenté... Lo que me resultó incongruente es esa medalla presidencial y esa otra del congreso, proveniente de un país que sigue pisoteando los derechos humanos y mirando para otro lado. Valiente mujer, así se producen los cambios, desde abajo, sólo desde abajo, los de arriba tendrán que salir desbordados cuando el vaso lleno los elimine del sistema. Un besazo, Juan ***** neus_de_juan
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]