TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / nazareno / el olor de tus patas

[C:153941]

JUlio Gimenes de Alabarrazin grito a los vientos cuantas maldiciones podian ocurrirseles y sobre las espalda de Julio Gimenez de Alabarrazin pesaron mil tormentas. No es ni error ni menos casualidad que Gimenes sea Gimenes y que Gimenez sea Gimenez sino que era casi lo unico que podia ser concebido como diferente, por lo menos a los ojos de Dios, o mejor dicho del Dios, Cristo o Buda que sobre la pared de aquella cocina yacía casi solemne. Gimenez no pudo imaginar ni si quiera la posibilidad de emitir sonido o de gemir alguna verdad parcial, relativa o subjetiva porque Gimenes era la verdad y no digo juez porque sería redundar. Que en el fondo de la pecera un pez observe la situacion fue casi primordial o necesario o la salvacion porque el pez pudo imaginar a quien vendría a ser Gimenez gritando cuatro gritos al viento tal tormenta de vacío cayera por precipicio y si es bueno que aunque fuera o pareciera malo es que gimenez le delvió con un remolino que al fin le devolvió la paz y el cuerpo. Las paredes sudaron moho pero eran frescas y casi daba ganas de apoyarse sobre ellas a respirar o contemplarlas o besar su sudor como uno disfruta del sudor caliente y los callos de la negra Alicia justo cuando esta por terminar de freir las empanadas y uno se atreve a deslucir el filo de su bombacha bajo la pollera y es carne y repulgue entre el silbido tenue casi mudo de las cortinas disimulando el supuesto silencio y orden del sol en la cocina de su casa. Era mentira. Era mentira que Susana Piedrabuena de Aragón, era la más linda del pueblo. Y era muy simple justificar porque a pesar de sus bravas curvas y aventuradas caderas sobre el manto de pelo rubio desde su cabeza no era la mas lindo del pueblo y estaba lejos de serlo. Ella se bañaba todos los días. Ella no solo se bañaba todos los dias sino que era casi imposible descubrir en sus piernas atisbo de pendejo, o en sus montes algun trazo de apasionado desborde al olvido higienico de la maquina de afeitar como ritual filoso de cada dia al borde de la muerte. Es decir era a pesar de ser tan parecida a Gimena Alvarado, eterna tapa de revista cholula, casi indeseable. Esta era la excusa de Ricardo Prieto para no bañarse, el sudor de los sobacos, o mejor dicho su olor es afrodisiaco, decia cuando mientras se sacaba las zapatillas humedas de futbol y la gente de la ronda y los mates fruncia el seño como frunce el bebe su cara frente al olor de su propia mierda. Pero Ricardo Prieto no recelaba de su olor y menos fruncia el seño, y abria sus brazos en cruz sobre su nuca como si estuviera inclusive orgulloso de su mugre. Y al final nada ocurria o demasiado porque pronto todos se sumaban a su gracia y terminaban entreverandose entre los mates y los recuerdos y la posibilidad de sus olores en algun tiempo o momento y cuando la pava sibilaba su ultimo agonico tormento de posibilidad de posible mate habianse revelado mas secretos que posibles baños de inmersion para lavar tantos pecados higienicos de la vida y sus mareas. Descubrir que el glande los judios era el mas grande los ritos higienicos fue el motivo de risa de todos y fue tanta la esfevercencia que levantó el comentario que llamaron sin despojo de reparo a Diego Benjamin Silverstein, llamado Diego para disimular la huella de Moises en las profundidades de sus suelas y el disimulo fue forzado e intentado para acallar los males pasados por David Silverstein Y Toma Arav en la unica y perpetua escuela publica en que el chiste facil se encontraba justo sobre la estrella azul del pueblo elegido, pero Diego no tardo mucho tiempo en ser revelado por algún angel travieso de primaria y cuando el niño rebelde del grado terminaba sus tareas las cargadas y fanfarreadas caian sobre el retazo de Silverstein a babor a estridente y con todos los dientes de la triple dentadura del tiburon de los niños y su mal supuesta inocencia. Empujaron a tal desesperado rencor al niño Diego que una tarde y sin mas pudor que le tomo a el bajarse los pantalones y despojarse del cinto junto al rincon y mostrar su cintura tan diferente a la del resto de los niños, no por el ancho de sus caderas, el color casi blanco de sus cabellos sino por el secreto tan bien guardado de que el era de un pueblo diferente y que la tenga asi no era mas que porque esa piel decia el Señor sobraba. Y encima sacarselo era higienico y celebre por no decir sagrado pero gracias a Dios, si la redundancia cabe, siempre esta el infradotado que poco se preocupa por la historia condicion o claves religiosas que ordenan al ganado de gente en el mundo y acerto un terrible zapatazo de borrador al miembro selecto del grado y bueno. Todo termino con amonestaciones, algunos heridos y una maestra en crisis de nervio que jamas volvio a elegir quinto grado y menos la escuela de ese pueblo porque el asiento doble y enfrentado del tren matutino cuyo vapor fue reestablecido por el ultimo intendente lo compartio con la familia Silverstein incluso Diego, y la separacion de familia con diego no fue en vano porque la insercion o permanencia dentro del nucleo social dependia de sis sus instintos sexuales no lo llevaban por los malos caminos de enamorarse de una cristiana o menos de una testigo de jehova o evangelica en el mas tajante de los casos.Nunca se supo que sucedio con Diego, parece que fue medico obstetra para mantenerse en el orgullo de la comunidad pero el destino lo llevo al alboroto desesperado de tardes frondosas en el verde fresco de caderas ajenas a Moises y en el mar rojo de un atea se canso de tener hijos y cuñadas y fue sin embargo renombrado a la familia cuando gano el premio de obstetricia mundial al parto mas rapido, pero el se suicido. Se lo llevó el tren de la muerte como si fuera propia aunque el gatillo de la escopeta aire comprimido fue clavado contra la cruz no por el sino por la vida misma en el nombre de tantos prejuicios como la vejez del santo testamento, antiguo o nuevo, coran o baghavad gita y si nadie se dio cuenta fue porque nadie pudo, o no quiso o las elecciones tomaron demasiado tiempo al fiscal de mesa para advertir que los sobres estaban mal doblados y que el no era el sino alguien cuya foto figuraba en el documento y que no se advertia mas valor que el de simbolo social, posibilidad de ser, preconcepcion de ser, intento y la nada tras el mutismo de una parte del corazon que no sirvio para nada ni serviria tampoco o poco o nada porque ni dios ni los cuernos ni tanta maroma o tormenta de angeles ever existed. Y se dice ever existe para ampliar la universalidad del hecho tan crucial y tan poco perverso como es ver a dos monos rasquetearse la entre pierna mientras uno le roba desde los dedos de la mano del pie una banana semi podrida de tanto y sol y tan historia jamas comprendida. Será el mono que permaneció bajo el arbol mirando un mono vago o silvestre o será el filosofo deseado por la multitud griega de los pareceres cotidianos, nunca sabremos y he ahi la clave del exito de un mono cruzado con cocodrilo cuyos gritos salvaron a dos o tres o tantos monos entre ego y suburbios del viento fantasmagorico, salvaron, es decir salvaron del sueño de salvarse y de que era mejor no salvarse porque eso de salvacion sonó siempre a triste, ultima cena y un testigo traidor que se comió una cantidad de hostias inconcebibles y generadas con otro fin distinto que el perpetuo o tintineante,

Texto agregado el 03-11-2005, y leído por 204 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
03-11-2005 me gusta eso de enlazar una percepción con otra y jugar con als palabras y los nombres para confundir al lector. Yo utilizaría más "Comas", para aligerar dificultades, y algunas palabritas que estan mal escritas (por errores de máquina, no ortografía). Bien!. Me gustó aunque se me hizo algo difícil. celiaalviarez
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]