TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / La intrigante historia del presidente títere (Primera parte)

[C:157013]



Primera parte


Drassylend tendría elecciones en un breve plazo. El partido marrón que era una colectividad nueva dentro del contexto histórico político-partidario del país, se preparaba rigurosamente para participar en el proceso y para ello se había asesorado con los más especializados personajes de todos aquellos rubros que indiscutiblemente inclinan un resultado hacia un lado u otro. Los anteriores presidentes de la importante república (todas las repúblicas son importantes y la que no se considere así es porque se auto cataloga de potencia) habían sido unos personajillos inocuos que habían gobernado bajo el lema de la inercia y la pereza –que la una apoya a la otra y ambas definen a un gobierno moderado. Entre todos se había incrustado extemporáneamente un dictadorcillo que quiso hacer y deshacer, pero lo primero no lo consiguió y lo segundo lo realizó con tal maestría que le dejó tarea por varios años a los presidentes que le sucedieron. La democracia era algo amorfo (Algo así como un pescado recién sacado del agua envuelto en papel mantequilla) y en donde todo lo que oliera a libertinaje se legitimaba por medio de leyes redactadas en un dos por tres para de ese modo ampliar el radio de acción de la democracia aquella que pretendía ser una de las más liberales del orbe. Una de las características más marcadas de los presidentes, dictadorcillos y subrogantes, habían sido sus deplorables taras físicas. Por ejemplo, uno de ellos era un tuerto -y no es que se pretenda discriminar la minusvalía ocular del mandatario sino su cometido. Consecuente con su campo visual restringido a la mitad, su accionar en el área legislativa favoreció siempre a todos aquellos que se situaban a su derecha (zona que abarcaba con menos dificultad y que los aprovechadores, mañosos en el arte de manipular, embaucar y ganar beneficios a toda costa, se peleaban con admirable perseverancia) Los que se situaban en el lado tuerto, luchaban por atrincarse al lado menos oscuro pero he aquí que el jerarca, aconsejado por sus asesores, giraba bruscamente y los del séquito parasitario, contumaces, coludidos e informados, lo hacían en la misma medida, de tal forma que el conjunto jamás se desintegraba y los únicos que quedaban a la deriva eran los menos hábiles, los menos muñequeros y los menos informados. Lo mismo sucedió con un mandatario rengo, uno manco, uno con un leve síndrome de estupidez y varios otros con perversiones y estigmas de toda clase. Conscientes pues de esta estadística, los asesores se abocaron a la tarea de encontrar a un individuo de impecable físico, un actor de cine poco menos. La dificultad estribaba en que todas estas celebridades eran unos viciosos, otros unos maricas reconocidos y los menos, declaradamente idiotas, con el agregado de ser demasiado identificados con el espectáculo. Se procedió por ello a realizar una encuesta secreta para sondear las preferencias de las damas –que eran mayoría en el país y por lo tanto el segmento que era necesario cautivar- y se llegó a la conclusión que ellas preferían a los tipos buenos mozos, de personalidad fuerte y con voz microfónica. Lamentablemente, en Drassylend no existían especimenes que reunieran tan excelsas características y si bien se podía encontrar a uno que otro muchacho de aceptable físico, la mayoría de ellos eran estúpidos a tiempo completo y los valientes, gallardos y de voz en frecuencia modulada, poseían características tan poco presentables que de resucitar el tirano Hitler y haberlos atisbado siquiera de reojo, las víctimas del Holocausto se habrían incrementado considerablemente. El dilema para el partido marrón no era menor. Las colectividades antagonistas ya habían elegido a sus abanderados y mal que mal eran personajes reconocidos en el ámbito nacional y ya sabemos que las mujeres son cautas cuando se trata de enfrentarlas a alguna encrucijada como es un proceso eleccionario. La salvación era encontrar al adonis que concitara su atención, remeciera sus hormonas, las hiciera soñar y les desatara esa faceta entre lujuriosa y maternal que poseen la mayoría de las féminas. De pronto, Ermógenes (sin H), un ingeniero agrónomo experto en clonaciones de especies en extinción, tuvo la genial idea que habría de colocar al partido marrón en el primer lugar de las encuestas. Reclutó a cincuenta hombres ligeramente barbilindos, de edad mediana (dando por entendido que esa edad cobija a especimenes entre los treinta y cinco a cuarenta y cinco años) y realizó un riguroso casting, siendo elegido después de varias arduas sesiones, un tipo que era rubio, alto, con aspecto de ario, de radiantes ojos color malva pero cuyo intelecto rayaba en la idiotez más absoluta. Luego, el ingenioso agrónomo agrupó a 8.000 tipos muy pero muy desfavorecidos por la naturaleza, léase individuos de aspecto a la bestia que acompañaba a la bella, o a los personajes más exóticos de La Guerra de las Galaxias. Algo tenían en común estos terroríficos personajes: una voz melodiosa, varonil, bien timbrada, especial para discursear y cautivar a los oyentes. El ganador de este carnaval de Halloween fue un chicoco muy parecido a Nosferatu, cuyo timbre de voz subyugó al exigente ingeniero, ya que, dicho sea de paso, en sus años mozos había integrado el Coro Nacional de Sitohutiti.


(Continuará)












Texto agregado el 13-11-2005, y leído por 168 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
15-11-2005 ays, esto es como echar una miradita a una bolsa de grillos... voy anemona
14-11-2005 El comienzo genial! no esperaba menos. Dejo mis estrellitas y sigo. Magda gmmagdalena
14-11-2005 De como la elección de un presidente es más cuestión de gusto y casting que de honradez y votos. Esperemos lo que da de sí esta historia, pero para empezar digamos que mala tela (publicidad) hemos escogido para confeccionar un buen traje (la política). azulada
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]