TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / La_Columna / DISCIPLINA, DEPORTE Y RECREACIÓN. Escribe Ignacia, invitada por Shou para La Columna de Carloel22

[C:157099]

DISCIPLINA, DEPORTE Y RECREACIÓN


Cuando me siento inferior a todo lo que me rodea, amenazada por mi propia mediocridad, alarmada ante el descubrimiento de que un músculo está perdiendo fuerza, un deseo, un poder o una pena al filo de su mordedura, puedo todavía levantar la cabeza y decirme a mi misma: “no olvides que eres la hija de una mujer que, temblando, inclinaba la cabeza entre las hojas de un cactus, su anciano rostro pleno de éxtasis ante la promesa de una flor; una mujer que no dejó de florecer, incansablemente, durante tres cuartos de siglo“.

Colette.
La raissance du jour


...................................................................................


Hace veinticinco años, a principios de la década de los ochenta, una mujer de cuarenta y seis años comenzaba a sentir los primeros síntomas de envejecimiento, el aparecimiento de las primeras canas, pliegues en la piel de su rostro, actitud postural de suicida, como si tuviese una gran piedra atada con una cuerda, colgando de su cuello, lista para sumergirse en las profundidades del océano, sintiéndose “ una mujer de mediana edad ”, muy diferente a la mujer actual que camina altiva, en posición de “ torero ”, exagerando peligrosamente la curvatura lumbar de su columna, luciendo atractiva figura. Una mujer, hoy en día, de cuarenta y seis años y más, puede lucir juvenil, activa, armónica y muy atractiva. La tecnología cosmética, tinturas y cremas hidratantes, al alcance de todas, desde la tradicional “ Crema Lechuga ”, hasta los más sofisticados productos de belleza, médicos deportólogos, kinesiólogos, gimnasios y masajes, nutricionistas y programas de ejercicios para el adulto mayor, han rejuvenecido hombres y mujeres considerados ancianos, mucho antes de llegar a serlo realmente, mente lúcida, experiencia, trayectoria, sabiduría.

¿ Qué motivó el cambio ? La toma de conciencia de que la vida es para vivirla. El avance vertiginoso de la tecnología, paulatinamente exige menos de nuestro propio esfuerzo físico, seis a ocho horas diarias sentados frente a un computador ha masificado el sedentarismo propio de la vida actual que conlleva deterioro físico y mental, somatizando depresiones, crisis, angustia y cansancio, mal funcionamiento orgánico, insomnio, riesgo de infartos cardíacos prematuros, niveles de colesterol peligrosos, artrosis y osteoporosis limitantes y dolorosos, cefaleas, desánimo, en resumen, una mala calidad de vida.

Muchas personas dicen: - no tengo tiempo para ir al gimnasio -, muy razonable cuestionamiento, pero no es necesario internarse en un gimnasio, una caminata activa de media hora diaria es suficiente, andar en bicicleta, usar menos el ascensor, no usar el auto o locomoción si se dirige a algún lugar que se encuentra a cinco cuadras de donde está, son diez cuadras caminadas que se suman a su “ haber ” y se restan de su débito físico.

Los beneficios de la actividad física son muchos: estimula la agilidad mental, alivia la depresión y facilita el tratamiento del estrés. A largo plazo, eleva además el nivel de autoestima y aumenta la integración e interacción social.

En conclusión, los beneficios de mantener una vida activa pueden resumirse en los siguientes puntos: elimina grasas, previene la obesidad y las enfermedades coronarias, disminuye la frecuencia cardiaca en reposo, posee efectos tranquilizantes y antidepresivos con la segregación de la endorfina, hormona que deriva del sistema nervioso central y posee las mismas cualidades del opio: alivia el dolor, activa el ánimo y actúa como analgésico y sedante, elimina el estrés. La idea es mantenerse activo con el fin de gastar energía, la actividad física enseña a asumir responsabilidades y aceptar normas, no necesariamente tiene que ser ardua, para resultar beneficiosa.

Es disciplina y recreación, mejora nuestra salud y calidad de vida, aportando una serie de beneficios a nivel físico, psíquico y social. Todo el quehacer que forma parte de nuestra rutina cotidiana, trabajo, horarios y obligaciones, más ejercicio, deporte y recreación, pueden ayudarnos a tener una vida más saludable. No es atormentarse con dietas y sacrificios, la idea es mantenerse activo con el fin de gastar energía, no es el entrenamiento de un deportista de elite, no significa correr kilómetros al día, caminar quema entre 290 y 430 calorías por hora, según el ritmo que mantenga, en media hora habrá eliminado 180 calorías, lo que equivale al consumo de una porción de carne y un vaso de cerveza.

Nuestra salud y bienestar, depende de cada uno de nosotros y a su vez, de nosotros depende la salud y bienestar de cada uno de nuestros niños, enseñémosles desde pequeños, a amar el deporte, la ética deportiva y la disciplina les otorgará una forma de vida sana y responsable, los ayudará a organizar sus tiempos, verán menos televisión y usarán el computador solo cuando lo necesiten, sus logros enriquecerán su espíritu, aprenderán de las derrotas además de tener la oportunidad de compartir socialmente con otros niños, que han adquirido los mismos valores. Tendrán buena salud y de adultos podrán correr menos riesgos con enfermedades que provoca la inactividad, cuando se ha practicado, cualquier actividad física, en la niñez o adolescencia, de adultos ya serán “ adictos ” al deporte, sanos, vitales, activos, disciplinados.

Hoy existen variadas posibilidades de prácticas deportivas especialmente diseñadas para los niños en escuelas deportivas o sedes comunales, foot ball, hand ball, karate, gimnasia olímpica, gimnasia rítmica, patinaje artístico, natación, tenis, por nombrar los más populares, también la danza puede ser una gran escuela de vida: disciplina, armonía, movimiento y recreación.

Es una opción, elegir vivir en el equilibrio del cuerpo, mente y espíritu. La libertad de divertirse, la dedicación, sin esfuerzo, en el trabajo y en el día a día, el optimismo, la carcajada espontánea, el despertar con ganas ante el desafío de un día más, solo requiere media hora diaria, o tres veces a la semana, que cada quien se regale a si mismo.

La juventud eterna no existe, lo que sí tenemos al alcance de la mano es una vida sana, mantener el espíritu siempre en un nuevo proyecto, amar y ser amados desde el mismo momento en que podemos amarnos a nosotros mismos.


Maria Cristina Felip Imperatore : IGNACIA
14 de noviembre de 2005

Texto agregado el 14-11-2005, y leído por 1584 visitantes. (17 votos)


Lectores Opinan
17-11-2005 fundamenta desde otra perspectiva, quise decir..perdón islero
17-11-2005 Bello texto pleno de verdades. Las neurociencias, con sus avances de estos cinco años, fundamentan lo que dicen. Bien entendido: el pensamiento en las células!!!! Cuán importante es lo que dices. Muchas gracias, María Cristina. 5* Máximo islero
17-11-2005 Interesante y muy bien logrado el tema. ¡Felicitaciones! marimar
16-11-2005 He encontrado muy interesante el tema y lo has tratado excelentemente. Un saludo de sol-o-luna
15-11-2005 Un buen momento para sentarse a pensar en uno mismo. La salud va de la mano con la belleza y la felicidad. Lo bello no es igual a bonito, es saludable. Felicitaciones... Ojalá muchas personas lean y apliquemos. ctapdb
15-11-2005 Cada cosa tiene su tiempo, y cada actividad su edad. Es mi opinión. Durante mucho años practiqué la natación, después el maratón y, más tarde, entrené la neuronas, que tienen una función también muy importante. Ahora, me dedico a entrenar el alma, para no perder el tiempo y la vida, aunque tengo que reconocer que todavía guardo una figura en la que se reconoce la práctica de un deporte, porque todo esfuerzo queda, nada se pierde. Y cada edad tiene su esplendor, su momento, su magia ¿Qué es mas bello el amanecer, el atardecer o la noche? Todo depende del momento ¿no? Así son las estaciones de la vida. maravillas
14-11-2005 Muy buena forma de ponernos en forma a través de las letras, como bien lo dices por allí, "la juventud eterna no existe" solo el interior nos permite amar y dejarnos amar. Mis estrellas y un beso muy fuerte. carloel22
14-11-2005 Excelente el tema que has tratado y la manera en que lo has hecho es tan clara que no hay comentarios para hacer, solamente levantarse de esta silla y ponerlo en práctica yaaaaaaaa Estrellas y cariños india
14-11-2005 Excelente columna, solo que algunos somos la antítesis del deporte. La salud, debería ser una prioridad, pero muchos nos entregamos a la mediocridad de los excesos. Exceso de cigarrillo, exceso de alcohol, exceso de sedentarismo y tal vez tenga razón quien dice: "la pereza es la madre de todos los vicios" pero también quien contesta: "Y como madre se debe respetar". Sin embargo, aprecio mucho este tipo de reflexiones, un día calarán en mi y tal vez salga de este círculo vicioso, cliché de estilo de vida de muchos que disfrutamos el oficio de escribir. 5* Carmen_Posada
14-11-2005 Efectivamente, la eterna juventud es una falacia (gracias a dios). Intuyo que los adelantos tecnológicos, tratamientos, cirugías, no dejan de obedecer sino a una excesiva preocupación por la imagen que proyectamos y que la sociedad demanda. Nuestra cultura no es la de la veneración y respeto por "lo viejo", sino todo lo contrario. Los valores en alza son la rápida escalada hacia no se sabe donde, y en la que es fundamental ese aspecto de juventud. Vivimos la cultura de lo efímero. Me temo que esa expresión que nos "machaca" continuamente: estar en forma, nada tiene que ver con esa otra visión de la que nos hablas en tu estupenda columna de hoy. El cuidado del cuerpo, el deporte, las actividades al aire libre, entendido como el mimo que debemos a esa materia que no es otra cosa que el templo de nuestra alma, sin culto, como tú bien dices,es una maravillosa muestra de amor a nosotros mismos. entrelineas
14-11-2005 Hermosa columna, felicidades y estrellas. Mai. maira
14-11-2005 Nos has hecho reflexionar sobre lo necesario de estar en forma físicamente. Los que me anteceden te dicen casi todo lo que hay que decirsobre el tema, pero puedo mirarlo desde un ángulo desde el que también se le saca beneficio: la autodisciplina, el ejercicio de la voluntad. Siendo niño, algún profesor que tuve comparaba el cuerpo con un borrico que debe ser conducido, incluso, a veces dándole alguna palmada en el anca. Has dicho grandes verdades y has alumbrado un camino muy necesario para el desarrollo integral del ser humano. Si se mueve el corazón, se mueve la vida en nosotros. Completísima tu columna y muy buena. Un abrazo ***** graju
14-11-2005 Todo un tema este, das con la clave de esa juventud que uno nunca debería perder o por lo menos tratar a toda costa de conservarla hasta que se pueda: la salud, va de la mano de tantas otras cosas, como la lucidez, la agilidad mental, el optimisto y el deseo de siempre hacer, de crear. Cuando mi madre tenía 40 años, yo la veía tan señora, tan mayor a esa edad hacía rato que no usaba pantalones y en vez de dejar que su pelo castaño hermoso jugueteara en sus hombros, prefería hacerse peinados con moños altos que le deban un aire de "vieja" alcurnia tan poco útil. Ahora a dos meses de cumplir los 40 yo me siento entrando en una de las mejores etapas de mi vida, plenitud y libertad, sabiduría y amplitud de mira. Imprescindible buscar y lograr la armonía de nuestros pilares: cuerpo y alma, todo lo que está entre el cuerpo y el alma, y cuidarse es más fácil de lo algunos piensan. Bien!!! Madre deportista, ejemplo para muchas y lo digo públicamente: admiro tu postura frente a la vida y quién quisiera verse como tu y con esa sabiduría a cuesta. Mis estrellas anemona
14-11-2005 El embotamiento del cuerpo lo es tambén de la mente y viceversa. El pescado que se muerde la cola. Y ya no es sólo cuestión de estética y salud corporal. Es sobre todo un estado de actitud ante la vida. Nuestra existencia es eso, un paseo, una marcha por estos bellos parajes que constituyen nuestro fugaz senderismo por el tiempo. Pongamos de nuestra parte todo lo necesario para que éste nuestro "deambular deportivo y pasajero" sea agradable. Tu columna, Ignacia, es una buena manera de contribuir a ello. azulada
14-11-2005 Desde lo alto de mis 70 +,te contemplo ,sabia Ignacia. Agrego, aunque ya lo has dicho , que tomar conciencia del propio cuerpo significa abrir el acceso a nuestro propio ser porque lo psíquico y lo físico representan nuestra todo. Ninive
14-11-2005 Lunes y no ha salido el sol. Me desayuno con tu columna. Consejos interesantes y prácticos, al alcance de la mano de cualquiera que ame su cuerpo. Como dice María Rosa, la juventud eterna no existe, por eso cuanto más equilibremos el interior con el exterior, mejor calidad de vida. Buena columna, Cris. Un abrazote ***** neus_de_juan
14-11-2005 Me encantaron tus consejos sanisimos, llevare a efecto los que me permite mi salud, gracias por tu columna. gatelgto
14-11-2005 No hay excusas, ni pretextos. Nuestra salud y una mejor calidad de vida bien merece el esfuerzo de poner en movimiento nuestro cuerpo con una actividad sana. En estas últimas décadas los cambios han sido notorios en muchos aspectos de la vida, y la mujer ha sido partícipe activa. A veces la vida moderna tiene sus pormenores pero es imprescindible hacernos de la disciplina necesaria para lograr una rutina diaria de mejoramiento y armonía integral: cuerpo, mente, espíritu. La juventud eterna no existe, pero intentemos vivir sanamente. Muy interesante columna, Ignacia. ***** Un abrazo Shou
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]