TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / peco / La Vez Que Sorprendieron A Una Flor

[C:159753]

“La corriente es una gran amiga mía. Nunca me ha fallado. Ella me hace viajar a una velocidad directamente proporcional con la pendiente del terreno. Soy una flor afortunada, tríplemente afortunada: primero, nací flor, segundo, fuí centro de atracción y ahora me desplazo sobre tí, vivaz riachuelo. Sin embargo, mi felicidad está siendo opacada porque me siento seguida muy de cerca por un objeto traidor. Su color es el del oro y sus dimensiones les permiten mejor capacidad de flotación que a mí, pero no me alcanzará porque, repito, la corriente es mi aliada.”

En ninguna otra noche la luna se había solidarizado tanto con el río. Había hecho de él un reptil fosforescente. Una larga e irregular pincelada de plata en medio de la oscuridad. Por primera vez en toda su existencia, esa fangosa quebrada, se gastaba una transparencia mágica. Su fondo anidaba estrellas en vez de truchas y eran meteoritos y no anguilas, las que surcaban su espacio ‘sideral’.

“Solo me preocupa cuando el caudal se estrecha y por ende la velocidad incrementa. Entonces, se produce un acercamiento aterrador entre los que flotamos a merced tuya, mi amiga. No sé porqué, pero eso que me sigue tan de cerca es mal oliente. Injustamente, creo, la luna impacta mejor en él que en mí. Brilla, pero desgraciadamente su brillo es dorado y su cuerpo, tengo la impresión, es blando. Cada vez que ambos rozamos un peñasco o la rama de un árbol, cuya sed ha sido incontenible, siento que él deja parte de su cuerpo. Esto me alienta un poco. Cabe la posibilidad de que se deshaga sin que llegue a tocarme.”

Conforme las quejas de la flor, el arroyo, estaría perdiendo su orgullo. La noche, ciertamente, le había concedido algunas distinciones. El más tierno de nuestros astros le prestó su hechizo encantador. Y que suerte la suya de que sobre su lomo, cabalgara una rosa roja. Sin embargo, ¡ qué desilusión!, el que ésta se sintiese asqueada y acorralada por lo que en el lenguaje de una flor, es un objeto mal oliente.

“Sé que estoy abocada a dos peligros inminentes: el primero es que mi consentida, pudiera bifurcarse, de suerte que mi corola no quepa por el canalito que quede a mi disposición y segundo, que de sorpresa aparezca una chorrera. De sobra sabemos lo que ocurre en uno de esos rápidos: se pierde todo orden de desplazamiento y el sentido de dirección. Allí el más sólido cae primero. ¡ Qué desgracia que al final de un descenso brusco, me reciba en sus brazos esa porquería.!”

Que pena para el pequeño río, saber que esa su mejor noche, su dilecta viajera, orgullosa y quisquillosa por excelencia, tendría que verse con una de las dos posibilidades que tan fríamente ella había considerado. Y que triste que eso será ya mismo. Qué doloroso que no le pudo avisar:

---“Aléjate de mi, asqueroso, no te acerques.”---
--“Tu no tienes dignidad para estar por lo menos a una milla a la redonda de mi fragante presencia”.---
--“Aléjate, bestia inmunda. ¿ No sabes que hace, apenas, dos horas, yo era el centro de las miradas de las niñas más hermosas de todo el Valle?”
--“Yo estuve siempre en las hermosas manos de la novia y de ellas fui a las de la próxima candidata(según la tradición), para que ésta, a su vez, me acariciace y me depositara en la corriente de agua más cercana.”---
--“¿Ves cuán distintos, desperdicio, somos tu y yo?”---

--“Ni tanto.---” al fin se le oyó responder al tan insultado y vejado viajero.---
--“En esa misma boda, en la cual, crees fuiste tan importante, yo fui parte del bizcocho.”---

Texto agregado el 23-11-2005, y leído por 268 visitantes. (10 votos)


Lectores Opinan
21-06-2006 Prosopopeya excelentemente lograda!!!!!***** Ciiara
03-04-2006 Es maravilloso ver cómo bajas a los sentimientos de una flor y los revivas con tanta intensidad. Es increíble lo que has conseguido, me ha gustado mucho leerte. Además con el final nos haces pensar y concienciar a quien aún no lo estaba. Felicitaciones.***** Claraluz
17-03-2006 Me ha parecido precioso. Inmaculado. Felicidades! Puccca
28-11-2005 Es raro que tenga pocas estrellas este cuento, a mi modo de ver es fantastico. ***** fabiangs
23-11-2005 Muy bonito cuento acerca de una flor, que haya tomado importancia para dedicarle un escrito. saludos. lamore
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]