TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / publiensayos / Regresa el fantasma del nadaísmo

[C:162716]

JORGE MUÑOZ FERNÁNDEZ
Regresa el fantasma del nadaísmo


Un grupo de poetas, de las generaciones hijas del caos global, quizás todavía en la clandestinidad literaria, ha instalado en la ciudad de Cali, Colombia, un campamento nadaísta de destrucción masiva que, a no dudarlo, va a ser difícilmente destruido por los empleados de la palabra oficial y los inspectores de la moral cortesana que vigilan la cultura nacional.
El poeta Mateo Malahora me entregó en el “Café Roma”, de Comercial Drive de Vancouver, una copia subversiva del Manifiesto lanzado por Lucas Sanabria, quien al parecer es la figura que encarna la herencia panfletaria del sublime Vargas Vila y la pluma iconoclasta, impía y destructora de Gonzalo Arango, a quien tuvimos el honor de haber conocido en los primeros años de bachillerato.
Según mi amiga Keng Yukiko, quien asistió a la reunión, una japonesa pacifista que habla perfectamente el idioma del caballero manchego, en el “Manifiesto Para el Mundo”, los lectores pueden encontrar todas las palabras de destrucción masiva que el Pastor Protestante Jorge Bush, no pudo hallar en la ciudad iraquí de Faluya.
Agregando que si el documento es leído en las iglesias, escuelas, universidades, organizaciones no gubernamentales, oficinas y el transporte publico, la Central de Inteligencia del Opus Dei, no le quedaría otra opción de ordenar la reclusión del autor en la cárcel secreta de la Academia de la Lengua Española para evitar que la proliferación de kamikazes del nadaísmo colombiano hagan detonar el Manifiesto en todos los centros literarios de la cultura hispana universal.
Para comunicarse con los fedayines de la literatura nadaísta universal, los interesados o interesadas pueden acudir a X-PlayoZ, correo: zevas59@gmail.com, quien según Mateo Malahora, hará llegar vía Internet el Manifiesto a quien lo solicite. Apartes del documento que explotó en la Biblioteca de Vancouver, cuando era leído por la poetisa Keng Yukiko, blasfeman así: “El mundo subyace bajo máscaras de luz incandescente que muestran paz, amor de un dios que esta muerto. Nosotros los Nadaístas argumentamos que la podredumbre exterior es más indigesta que el caos y la destrucción que pregonamos la humanidad”
“Nuestras manos no cargan dagas o metralletas fulminantes, pues aunque somos bárbaros homicidas, consideramos que no hay arma más nociva, incluso que cualquier genocidio nuclear, que un poema: Trozo de inservible belleza, de caos envuelto entre tinta y papel, el cuerpo del delito”.
“Y a ti dios imaginario te advertimos que cuando vengas a castigarnos por nuestro pecado de vivir, no te acerques a nuestro cerebro, porque allí estamos solos, locos y apestamos. Cuídate de nosotros. Somos mortales y también asesinos. ¡Dios de otros defiéndete como puedas de estos asquerosos deidicidas!”
“Y tú, mundo, protegeos bien, os ha llegado la hora de fundiros, porque los nadaístas han arribado en tu superficie, y es cuestión de tiempo para que el barullo de nuestras creaciones te gobiernen”.
Escuchar la lectura de un Manifiesto en español, en una ciudad donde diez mil hispanohablantes esta difuminados en medio de cuatro millones de vancouveristas que hablan ochenta lenguas y dialectos provenientes de todas las regiones del planeta, deja mejores sensaciones que escuchar por Internet, Caracol o RCN, las declaraciones de los señores de la guerra que, con el actual modelo de paz, están llevando el país hacia la nada.

Texto agregado el 03-12-2005, y leído por 130 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]