TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / jorval / El Caleuche, ahora sí.

[C:163835]

Martín Valdés era un joven universitario que un día de diciembre de 201* recibió un sobre que se veía un poco amarillento, como si fuese un tanto antiguo. Lo habían tirado por debajo de la puerta principal. Al abrirlo, encontró una carta que lo dejó paralizado por unos cuantos segundos y luego subió hasta su dormitorio, se sentó frente al escritorio y empezó a leer:
“Santiago, domingo 4 de diciembre de 200*. Querido Martín: Con toda seguridad te sorprenderás cuando recibas la presente. No trates de averiguar cómo te llegó después de tantos años, porque perderías el tiempo, sólo te pido que el adjunto lo des a conocer a través de la prensa u otro medio de comunicación masiva que haya en esa época. Esta llegará a tú poder dentro de diez años, fecha en la que yo ya estaré definitivamente bajo tierra gozando de mi familia y esperando la llegada de ustedes, los vivos, lo que te puedo asegurar no será muy pronto.
Hace años te relaté varias veces lo fantástico que había sido para mí el encuentro con el Caleuche y también te conté que había estado a bordo de aquella maravillosa nave, siempre te quedó la duda de si era cierto o sólo un cuento. Bueno, ahora sí puedo contarte la verdad, está en el documento que te adjunto y es el que debes entregar a los medios. Recibe un abrazo cariñoso y un beso de tu abuelo que siempre te ha querido.”
Martín no podía creer lo que le estaba sucediendo, dejó sobre el escritorio la carta y tomó el archivo anexo. Estaba confuso y emocionado recordando los años que había vivido con sus abuelos. Esto del Caleuche siempre le había preocupado pues nunca supo si lo que le contó el abuelo era verdadero o una invención. Sabía que el Caleuche es una de las leyendas más difundidas en la región de Chiloé, en el sur de Chile. Que es un barco fantasma utilizado por los brujos. Que navega siempre de noche, tanto en la superficie como bajo el agua, a grandes velocidades y profusamente iluminado. A bordo tienen lugar fiestas y bailes cuya música cautivadora atrae a los navegantes haciéndolos prisioneros y dejándolos a su servicio. Su principal actividad es el contrabando, surtiendo de mercadería a aquellos comerciantes con los que ha celebrado convenios. Para quienes se atreven a mirarlo, el castigo consiste en dejarles la boca torcida, la cara hacia la espalda o bien darles muerte en forma repentina, terminó de recordar Martín y comenzó a leer el apéndice.

“En diciembre de mil novecientos cincuenta y siete a bordo del patrullero Lientur navegábamos el canal Moraleda en demanda de Puerto Montt. La noche estaba estrellada, el viento en calma y la mar llana. De improviso avistamos un velero que navegaba con todas sus velas desplegadas aunque no había viento. Estaba rodeado de un halo blanco y su velamen rojo resplandecía; se escuchaba música y las voces de muchas personas llenaban el aire de carcajadas. Ese fue mi primer encuentro con el Caleuche.
Veinticinco años después me radiqué en Puerto Montt decidido a descifrar lo del famoso barco fantasma asunto que me había intrigado durante todos estos años. Tomé contacto con mi amigo Juan Barría, antiguo y próspero comerciante de la zona, quien me confesó que desde hacía mucho tiempo tenía tratos con el Caleuche y que preguntaría si podía llevarme a bordo. A los pocos días, en una noche clara y despejada, Barría me trasladó hasta el Caleuche a bordo de en una lancha. Cuando íbamos a la cuadra de la isla Guar, a unas diez millas de Puerto Montt, se cubrió el cielo con negros nubarrones y un aguacero se dejó caer sobre nosotros, reduciendo la visibilidad prácticamente a cero, cuando de improviso apareció por la proa el Caleuche que lucía exactamente igual a como lo había visto hacía veinticinco años. Estuvimos más de una hora en el velero y en esa oportunidad me hicieron jurar que nunca revelaría lo que había visto esa noche.
Un mes antes de mi muerte, recibí en sueños, instrucciones de escribir una carta contando lo que había visto a bordo del Caleuche para que fuera divulgado en cinco años más.
El capitán del Caleuche es un holandés de apellido Van Demien que fue dejado allí por el capitán Vanderdecken, conocido como el Holandés Errante, marino condenado a recorrer los océanos eternamente, siempre en medio de una tempestad, por haber desafiado la ira de Dios hace exactamente seiscientos treinta y siete años. Descubierto el Estrecho de Magallanes y luego la ruta del Cabo de Hornos, el Holandés Errante comenzó a navegar por los mares australes y en 1578 se internó en los canales patagónicos apoderándose de una de las naves que Francis Drake había abandonado luego de una tormenta de cuarenta días que azotó a su flotilla. Vanderdecken tripuló la nave sólo con su capitán, quién desde ese día comenzó a reclutar a todo marino que lo avistara, por lo que actualmente a bordo hay marineros chilotes, chonos , alacalufes, españoles, tres ingleses, dos franceses y un holandés, todos tripulantes de embarcaciones que naufragaron en los canales patagónicos. Vanderdecken le asignó al Caleuche, para navegar, el área de los canales chilotes hasta que se divulgara su historia, o sea hasta que sea publicada esta nota, desde ese instante el velero podrá recorrer todos los mares del mundo, tal como lo hace el barco del Holandés Errante.
En el velero, además de los marineros reclutados por Van Demien, había un número importante de elfos, humanoides de apariencia frágil y delicada que se distinguen porque tienen las orejas puntiagudas y son de piel muy pálida. Se mueven en forma silenciosa pero con gracia; les gusta la música, el baile y la poesía.
También había gnomos, seres de no más de cincuenta centímetros de altura, que poseen una larga barba y que son muy divertidos. Fueron traídos por el Holandés Errante de las minas de carbón que hay cerca de Punta Arenas, pero su principal particularidad es que cuando hacen amistad con un humano, lo llenan de regalos, joyas, dinero, piedras preciosas, oro y plata y le traen mucha suerte. Lo más impresionante y fantástico es que todos estos tripulantes y seres son atendidos por una infinidad de valquirias, hermosas y fuertes guerreras rubias, que servían permanentemente cerveza por toda la nave mientras bailaban y bromeaban con los elfos y gnomos. Estas valquirias son trasladadas por el Holandés Errante desde Escandinavia al Caleuche por grupos, y son rotadas cada ciento cincuenta años. Parece que también había algunas brujas, pero no podría asegurarlo.”

JORVAL
051205


Texto agregado el 08-12-2005, y leído por 2629 visitantes. (36 votos)


Lectores Opinan
25-12-2007 hijo de puta... anciano de mierda...activa mi cuenta Ciberbaco
07-04-2007 Quien ha visto el Caleuche ha visto todo en la vida, porque quien tiene la facultad de ver fantasmas será inmortal... Estrellas por tan magnífico relato... tobegio
14-01-2007 ***************, espectacular, yo tb. tengo una narración algo humildona sobre el tema, cuando quieras la lees, se llama el hombrecillo.********* impresa
11-10-2006 muy bueno! sinopsis
21-05-2006 Hermosa narraciòn, llena de magia y leyenda. Bien escrita, la disfrute enormemente. Saludos. tigrilla
10-05-2006 que relato más fantástico laquesoy
14-04-2006 Mi noble amigo: ¡que gustazo! Me voy para Chiloé y espero que el MUdo me traslade hasta el Caleuche. Excelente texto. T tienes una imaginación a prueba de ametralladoras. Además tiene el sabor, si me permites esta expresión, patagónico. Y como si luera poco: lo universalizas. Grande, amigo. Gracias, por el texto. Máximo. Muchas estrellas. islero
13-04-2006 Tienes el don de contar historias interesantes. Me gustó mucho, siempre que se habla del Caleuche en Chile se crea un ambiente especial, casi de irrealidad, se habla e voz baja, casi susurrando y se sienten escalofríos en la espalda. Es lo que sentí al leer tu historia. Felicitaciones. loretopaz
25-02-2006 Sabor a mar y a leyenda. Con suavidad recreas descripciones en principio acotadas a la complicación. Huele a mar, y eres un lobo de mar de la narración y destilas la intriga, la gravedad y el interés de los cuentos narrados por los abuelos a sus nietos. Me transmites la imagen de alguien curtido, de barba entrecana, gorra azul y una pipa perfumada. Excelente. Deberías dar un paso al frente y meterte en el conglomerado de publicar. Para un marino curtido, como tú, no debería imponerte esto más que el Caleuche. ***** bjc
23-02-2006 muy bueno! el final es muy fantástico, más de lo que creí, pero no deja de ser impecable. Devoré toda tu triología y te felicito, está muy bien narrada. Te dejo mis 5* devora_letras
23-02-2006 Me ha gustado mucho leerlo. Un saludo de SOL-O-LUNA
22-02-2006 Bueno, mucha imaginación. Excelente. jaenbota
17-02-2006 Narración lisa y llana, sin artificios, alimentada por una gran imaginación, una vasta cultura y una especial aptitud para contar historias. Gracias Jorge, por obsequiarnos con tus relatos. akim
17-02-2006 Excelente , y que interesante Jorval! ***** peinpot
16-02-2006 Muy buen trabajo, ¡hermoso ! Impregnado de magia e imágenes sorprendentes. Mis 5 estrellitas para ti. ***** sorgalim
16-02-2006 qued muy impresionado por la narraciòn.....sinceramente del Caleuche le se pocas cosas, pero lo que te leí me dejo al tanto de esta leyenda, más ahún, si niños me pregunta sobre él ya se que decirles...muchas gracias Jorval, me gusto mucho la narración. calostro
09-02-2006 Bueno ***** (sin embargo, prefiero el misterio...). Que jamás se hubiese revelado su arcano. Saludos. duckfeet
08-02-2006 que manera de cautivar a una lectora, impresionante, sin palabras me ha dejado. because_of_you
07-02-2006 Excelente relato, da gusto ler algo interesante y pulcramente escrito. Saludos. meci
06-02-2006 Maravillosa, muy buena besos***** lagunita
03-02-2006 Que de fantasía y leyenda ronda el mar de chile, como he disfrutado con la aventura. Mis felicitaciones y estrellas. Besos iolanthe
31-01-2006 Muy bueno. ***** saitek
30-01-2006 Fantástico Jorge! Esta vez te has lucido de verdad. hacía mucho que no leía nada tuyo y me alegra llegar para este precioso relato-leyenda con sabor a mar, que tan estupendamente narras.***** entrelineas
29-01-2006 Excelente texto, me gustó mucho de principio a fin. Un beso y mis ***** arielariadna
29-01-2006 Tu prosa es simplemente una maravilla. ***** sorgalim
11-01-2006 muy buena tu leyenda. jassiba
08-01-2006 Viví en Chiloé (cuna de la leyenda del Caleuche) y estuve en Ancud para el maremoto de mayo del '60. En esos años Chiloé era puerto libre, por lo que seguramente por eso andaba tanto extranjero en esas tierras, que gracias a ser isla, pudo mantener su mitología intacta hasta ahora. Lo de los elfos y gnomos, bueno ya, los chilotes son bajitos, pero nunca tanto. Las walquirias; bueno hay muchas familias descendientes de colonos Wagner en Valdivia y Puerto Montt, pero no creo que hayan influenciado tanto la mitología chilota. Lo de las brujas, te lo desmiento. Algunas amigas que sí lo son, me dicen que nunca han pisado el Caleuche NeweN
01-01-2006 Muy buena historia nos has contado...espero poder ir algun día por allí. criticoaspero
29-12-2005 Estupenda leyenda que le deja a uno con ganas de más. Vaya juerga la del Caleuche, ¿dónde se compran los pasajes?. Enhorabuena. juanrojo
27-12-2005 Mucho me gustaría regalarme un viajecito por el Caleuche, para beber cerveza y bailar con las rubias walkirias nórdicas. Pero, bueno, nunca he sido marino, y la furia del océano me haría arrancar como ratón. Buena tu historia, jugando con las leyendas del mítico Calehuche. Saludos! mandrugo
27-12-2005 Las leyendas tienen un arraigo muy fuerte en nuestra cultura. El paso del tiempo parece no afectarle Fantástica esta aventura por el Caleuche. Mística y una estupenda narración merecen todas las estrellas. Un abrazo. Shou
26-12-2005 EX CE LEN TE!!!! Soy_Naixem
25-12-2005 Muy buena historia, me encanta la magia,haces que la pueda imaginar... besos azules***** sombra_azul
21-12-2005 Sea verdad o sea mentira, la forma en que lo cuentas hace que lo crea de principio a fin... Muy buen relato! mis 5* gnomito
18-12-2005 El Caleuche, leyenda o realidad, de ser leyenda es una de las más hermosas leyendas chilotas, de ser realidad, un misterio insondable. Muy ameno el relato, y como siempre excelencia en la redacción. Como alguien dice por ahí: " van mis cinco estrellas ". Ignacia
18-12-2005 Felicitaciones y mis estrellas, ¿ una leyenda o realidad ?, es lo que menos importa. anselmo
16-12-2005 Muy bueno, pero me quedo con ganas de más. ¿No podrás pedir autorización para que te dejen revelar algo más? malomo
15-12-2005 El contraste entre el barco fantasma, (eterna obsesión de marinos y terrestres), frente a la real y exacta ubicación de sus rutas, tiempos y trayectorias, (justificada manía para no andar desorientados por los vericuetos de este mundo), es todo un compuesto armónico y necesario para alimentar nuestro dicotómico mundo, el mundo de nuestra realidad y el mundo de las fantasías, los dos necesarios tanto para los que vivimos en esta era como para los de las venideras. Eterno Caleuche. azulada
13-12-2005 Eres el maestro en estos temas...me transportas.. un susurro.* susurros
12-12-2005 muy buen cuento, bien escrito, el tema más que interesante, mis estrellas todas y saludos india
11-12-2005 Excelente. Muy bien narrado. Aquellos que nos quedamos con la incógnita sobre si lo del Caleuche era una leyenda, ahora quedamos informados de lo que hay dentro: elfos, gnomos,valquirias y brujas. Los cuentos. net sirve como medio de difusión de masas para las pretensiones del autor. Martín seguro también lo llevará a la prensa. Mis estrellas y abrazos. Ruth
11-12-2005 Con esta segunda lectura sobre el Caeluche nos estàs haciendo ingresar a un mundo de fantasìa con visos de realidad. Un abrazo y mis ***** ollitsak
10-12-2005 ¡vaya! Y repito dos veces (perdón, CALEUCHE que no calauche) claraluz
10-12-2005 Excelente. Un placer dejarme llevar por esos mares a borde del calauche. Una narración rica en detalles y matices, descripciones que son un deleite para el lector. Me ha encantado leer esto. Ahora si, por fin compruebo la verdadera magia del calauche. Un abrazo y una lluvia de estrellas. ***** claraluz
10-12-2005 Que bonito poder viajar por siempre rodeado de esas imaginarias y poderosas figuras. Pero es como si le faltara un final yo desenlace,¿ vendrá una continuación? por lo bien narrado te bajo unas estrellas Goyo
09-12-2005 Divino!! encantador y mágico tu relato, a medida que avanzaba en la lectura más me atrapaba. Felicitaciones!!! Besos y estrellitas admiradas. Magda gmmagdalena
09-12-2005 Amigo Jorval: Me gustaría ser invitado al Caleuche y bailar sobre cubierta con alguna de las Walkirias de la mitología germana. Muy refrescante y original su escrito. Me complací leyéndolo. /// Joaquín joaqledo
08-12-2005 Leerte a ti es transportarse Jorge.Juntas Ulises atrapados ante El Caleuche, ante su música,piratas,elfos y valquirias, con la maestría del que ha pasado muchas noches viendo estrellas en alta mar.Eres un gozo escritor.No tengo estrellas suficientes pero te dejo las cinco de rigor.Tu premio.***** Gadeira
08-12-2005 ahora sí que está completo el círculo y me siento satisfecho. ¡He estado a bordo del Caleuche! Magnífico y mágico barco poseído por las fuerzas, mágicas, demoniacas y feéricas del reverso oscuro de nuestro mundo. Felicitaciones, un saludo y*S josef
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]