TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / lilianazwe / MARA, LA CIEGA DE MARCOS

[C:164744]


Escrita junto a sendero.


Dedicado con amor a mis pacientes con discapacidad visual. Ellas me enseñaron que se puede ver, amar , vivir, sin los ojos.




En el pueblo la conocían como "Mara, la ciega de Marcos", hasta que él la abandonó. Ahora le dicen "Mara, la ciega". Conocía al detalle su casa: cuántos pasos había desde la vereda hasta la puerta de entrada, dónde girar para ir hacia la habitación, cómo prender la hornalla con el chispero siempre a la derecha, sobre la mesada. Aprendió a que todo debería tener un lugar para evitar el caos.

Desde lejos nadie se hubiese dado cuenta que sus ojos eran dos mares de noche sin luna. Para sostenerse en la vida tejía lanas de colores. La azul más fina que la roja; la amarilla la más áspera y gruesa de las tres. Esa tarde supo que alguien había entrado a la casa. Capitán, su gato, estaba inquieto. Había un extraño. Era un hombre silencioso, pero no lo suficiente para disimular su respiración más intensa y prolongada que la suya propia. El sólo hecho de percibirlo aceleró los latidos que dilataban los vasos de su cuello.

"Nunca traba la puerta quién espera un regreso...", recordó sus palabras días después de que su esposo se había ido.

Oyó el taconeo. Pensó que había regresado. Detuvo su oído, pues creyó haber escuchado un golpe de más. Apreció como giraba a su alrededor; olisqueó el sudor que despedía y preguntó.

—Marcos… ¿eres tú?

El hombre la tomó de la testa y comenzó a sobarle el pelo, luego sus dedos se desplazaron hacia la nuca y recorrieron su cuello.

— ¿Eres tú?

Los labios de él ocuparon el lugar de las manos, se arrodilló frente a ella, levantó la camiseta hasta el cuello y humedeció sus lunas. La boca se prendió de la frutilla y lamió el puntilleo de la perla en erección. Mara cerró los ojos, abandonándose. La penetró enredado en su pollera. Ella le buscó la boca con su boca que él evadió, pero la pasión hizo coincidir los labios. Fue un beso profundo, largo, con sabor a viento, a tierra. Ella se sobresaltó en lo nuevo. El orgasmo se instaló desgajando toda barrera. En los labios le quedó el resabio de un beso que no correspondía al sabor y a la manera de besar de Marcos. Estaban abrazándose, ella descansaba su rostro en el pecho de él cuando escuchó el ruido de unos pasos. Era la media noche, aullaban los perros y el viento bamboleaba las ramas .

Supo de inmediato que era su marido. El click de la navaja alarmó su piel mientras el amante dormía.

A su izquierda estaba la silla sobre la cual había apoyado el tejido de costura, se apoderó de él y lo enfrentó.

— Lárgate. Ya estás de más. ¿Es que acaso te has vuelto ciego y no lo ves?

Él tomó impulso y en un brote de ira se abalanzó hacia ella:

— ¡Ninguna mujer me va a ver la cara de pendejo!.

Mara por la voz calculó la distancia y se atrevió a acercarse más. La navaja pasó a unos centímetros de su cuello, quedando la cara de él un instante frente a la de ella. Fueron dos pinchazos certeros, dos agujas que perforaron los mandalas* de sus ojos. Distraído por el dolor soltó la navaja ofreciendo el cerviz como toro para ser desnucado.

Cavaron hondo en el jardín hasta el amanecer borrando los rastros.
— ¡Qué bellas tus flores, Mara...! ¡Qué rojo tan intenso! ¿ Con qué abonas la tierra?, preguntaban curiosos los vecinos, mientras ella seguía tejiendo sus lanas de colores esperando que llegase la noche.




*mandala: significa círculo en sánscrito, rueda, totalidad.

Texto agregado el 11-12-2005, y leído por 503 visitantes. (20 votos)


Lectores Opinan
04-10-2008 Una impresionante historia.***** anablaumr
13-09-2008 el cuento mantiene la tension hasta el último momento. y el final se resuelve en los dos últimos párrafos. el estilo limpio dandole a la frase la emoción requerida y la belleza de la metáfora.. escelente undia
12-04-2008 Buen cuento liliana, no entiendo porque no te dedicas mas a este genero,esplendido ***** MCS
12-03-2008 Una palabra para esta hermosa historia: MAGNNÍFICO. Aplausos. daywaskya
15-04-2007 Muy chulo!!! "Sus ojos eran dos mares de noche sin luna", me ha encantado ese fragmento. xung0
01-05-2006 la sensibilidad aflora por tus palabras.. besos efelisa
25-02-2006 Solo puedo decir que me encantó LILI9
27-01-2006 Lindísimo cuento, creativo, además muestra la recursividad que tienen las personas con una discapacidad sensitiva, desarrollan otras sensaciones. Démosle un poco de crédito también al Rubén, aunque por su comentario el quisiera que todas las felicitaciones sean para tía. Un abrazo para los dos y las estrellas respectivas, les tocó doble porción por ser dos..... ctapdb
05-01-2006 Gran elocuencia, calidad narrativa. Excelente***** -Danae-
30-12-2005 Excelente es poco!... me quito el sombrero ante el talento tan enorme de ustedes dos... Felicidades hacen un buen dueto!... Estrellas a granel para ustedes! Debbie
28-12-2005 Me gustó. Tienes una manera de escribir que me obliga a seguir hasta el final. Muy bueno. castillo
17-12-2005 Excelente. Muy bien narrado y mantiene el suspenso hasta el final. Felicitaciones y van mis 5* jorval
17-12-2005 Muy, pero muy buen texto, me encanto!!!! felicitaciones para ambos y ***** tambien besitosss nilda
15-12-2005 Un final inesperado a lo que parecía el encuentro apasionado de los amantes. Estoy impresionada de tu prestreza, elocuencia, y como manejas las letras. Mi admiración. Lectora
14-12-2005 Muy buen relato. Tiene de todo, su trama es muy bien llevada y el final es sublime. Felicitaciones a los dos. ***** ***** peinpot
14-12-2005 ¡Muy bueno! Con qué sensibilidad detallas las sensaciones de una persona que aprendió a vivir sin utilizar la vista. Magnífico relato que muestra a Mara, esa mujer cuyos “ojos eran dos mares de noche sin luna”, como una persona más, sin caer en el error de tratar de suplir su deficiencia visual con atributos compensatorios. Todas las estrellas para tí y para sendero. Un abrazo. Loreto. loretopaz
13-12-2005 Excelente texto, te felicito. Dainini
13-12-2005 "En el pueblo la conocían como "Mara, la ciega de Marcos", hasta que él la abandonó. Ahora le dicen "Mara, la ciega". Este comienzo, Lili, es perfecto. Me gustó mucho. Felicitaciones a ambos. rosendo
13-12-2005 Realmente impresionante. Todas las estrellas para esta sensual historia . ollitsak
13-12-2005 ¡Qué historia! Excelente narración para una trama dificil de contar. Seducción, engaños, venganza, desatinos. Y una ceguera que va más allá de la visión, y da la fantasía de pensar en la posesión del otro. ***** Bravo, Lily y Sende. Las estrellas para el texto, un abrazo para ustedes. Shou
12-12-2005 Saludos y felicitaciones para ambos. Me encantó el "sad end". ***** Dehumanizer
12-12-2005 EXCELENTE Lily, excelente, la narración, su ritmo cuidado, claro al contar... el misterio que acompaña de pirncipio a fin tu relato y ese tremendo final "velado" como remate. Me gusto ¡muchísimo! Y no por primea ves reflexiono a cerca de la ceguera que todos padecemos en mayor o menos grado al abusar de un sólo sentido, la vista, en desmedro de todos los otros sentidos, que de la misma forma le brindan siempre datos a nuestra concienica. Todas las estrellas***** Cris or Lancy
12-12-2005 Nadie es de nadie. Mara es Mara. Marcos... era Marcos, ahora es abono, por lo visto. Muy bueno ***** Iwan-al-Tarsh
12-12-2005 Gracias por la mención bella lili, sin embargo la idea, la concepción del personaje es tuya. Me auno y te felicito por tu creatividad, un abrazo grandote yh un beso... ruben sendero
11-12-2005 ¡¡¡Magnífico!!! Estupenda mezcla de suspense, erotismo, violencia y un final inesperado, cargado incluso de cierto cinismo...¿O tal vez de regustillo de una venganza largamente deseada? Mi enhorabuena a los dos, y mi máxima puntuación. Cedric
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]