TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gericos / Compañía para un viaje

[C:16610]

A mi madre, quien aún transita alegre por la vida...


Al subir al autobús
busqué naturalmente dónde sentarme
Había primero una silla vacía sin acompañante
como para uno de esos días
de hastÍo e indiferencia
luego observé otra silla libre
pero al lado viajaba una ancianita
Deseché entonces su compañía
por la angustia que me produce la vejez
y por la repulsión inconsciente
a olores, ungüentos y remedios
Hacia el otro lado -en cambio-
viajaba una muchacha joven
y a su lado me senté
Fue como abrazarla
como copular con ella
imaginando su belleza y su frescura
al servicio de mis sueños lúdicos.

Más tarde me apeé del bus
y por un segundo volteé a mirar
a la viejita a quien inicialmente desprecié
Pensé de inmediato en mi madre
y sentí un profundo remordimiento
¡Cuánto daría porque aquella viejecita
fuera ella!
Le habría abrazado
como a la misma tierra
y hasta hubiera bebido
de sus marchitos senos
ese maternal néctar de vida
del que tengo resecos los labios y el alma...

Adiós, linda viejecita
de hilos blancos
y sueños cansados,
que tu viaje nunca tenga fin
y que algún día
-ojalá-
vuelva yo por tu camino.



Bogotá, Noviembre 7 de 1.997

Texto agregado el 06-11-2003, y leído por 111 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]