TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / chetchenco / MUNDO ILUSTRADO

[C:171707]

Meditaba mirándose las toscas manos. Desde que lo he traído no menciona palabra alguna, ni una mirada siquiera. Su sosegado semblante es el de un niño arrepentido, entretenido jugando con sus callosos dedos. Nos han dejado solos en tan abstracta y extraña habitación con paredes azules, sin cuadro alguno; un escritorio de aluminio apartado en una esquina con una silla de caoba en la que él se hallaba sentado, era lo único que se exponía.
Estamos casi una hora esperando. ¿Por qué diablos se demoran? Observo constantemente mi reloj- pulsera. Mis pies adolecen de permanecer de pie cruzado de brazos, la intranquilidad me absorbe hasta el punto de cortarme las uñas de mis dedos con los dientes y tragármelos. De pronto noto que me mira de reojo ¿en qué habría estado pensando durante todo este tiempo que solo miraba y remiraba sus feas manos? Está cansado. Lo sé. Y quiere decirme algo pero no se atreve a mirarme a los ojos. Ahora observa el escritorio y mete sus manos a los bolsillos delanteros del pantalón.
Héctor… hermano…
Hasta que por fin habló. Y quiere hablar de algo. Su voz es algo sensible.
¿Por qué me has traído?
¿Cómo? ¿Que por qué lo he traído?
Papá Príamo se va a enfadar contigo… al igual que Helena… si se enteran que me has traído. En especial ella…debe estar buscándome llamando a gritos a que haga la comida lave la ropa y encere los pisos de mayólica de la casa como es de costumbre. Mientras ociosamente ve TV y se mira en el espejo de la toillete colocándose sobre su blanco rostro cremas de concha de nácar… no provoques que vuelva otra vez con el cínico de Menelao, me cuesta mucho convencerla de que se quede conmigo…

Se calla un buen rato. Observando la caminata de una mosca posada sobre el escritorio, no puede volar está atrapada. En cualquier momento estirará su mano y la matará de un sólo golpe dejando un diminutivo cuajo de sangre mezclado con una sustancia amarillenta. Lo aseguro. Odia a las moscas.
El inofensivo insecto se dirige poco a poco hacia el abismo mientras su verdugo perspicazmente estudia cada movimiento. Sonríe con malicia. Su rostro ha cambiado de expresión

Pensándolo bien. Me has hecho un favor al traerme aquí. A esta hora en mi casa deben estar los melodramáticos amigos de Helena para unos estúpidos y patéticos consejos de pareja. Te diré la verdad que no me llevo bien con ellos no los veo con buenos ojos. Como por ejemplo el odioso de Hamlet tan apático con su Ofelia.; desde que se ha reconciliado con su tío Claudio vive apasionado con el golf jugando hasta altas horas de la madrugada en el links “The strongest” de propiedad de su tío.
Los tormentosos celos de Otelo que ahogan a la guapa Desdémona. Es una cosa tan estúpida. Me creerás si te digo que ha contratado un gran equipo de guardaespaldas y una delegación secreta de detectives que la siguen a sol y a sombra…la excusa de por medio es prevenir los ataques terroristas. Me pregunto si ella lo soportará toda la vida o hasta cuando a él se le acabe el dinero y deje de sobornar jueces.
Ni la pareja “ideal” del club se libra de mis comentarios. Julieta y Romeo tan hipócritas. Se hacen llamar los paradigmáticos aunque en su casa son unas fieras y aún no llega el momento de que uno de ellos pida el divorcio.
Todo esto sinceramente me da mucha risa, me pica la cabeza y luego vomito de ridiculez.
A esta hora el teléfono estaría gritando una y otra vez. Papá Príamo es tan insistente; me pide dinero según él para viajar en un tours internacional pero en realidad es para derrocharlo en el casino. Vive apasionado por el juego y más aún que ha conocido a su “amigo del alma” llamado Harpagón. Ambos se han convertido en cómplices de trasnochadas casineras.
De casualidad llegué a enterarme que el tal Harpagón era tan avaro que estaba planeando una expedición para conquistar la isla del tesoro y saquear las minas del rey Salomón. Sin embargo desde que se casó con Ana Karenina las cosas cambiaron radicalmente, rompió dicho proyecto estrambótico para complacer hasta el despilfarro, los anhelos de su amada y lo que no sabe es que mientras él vive en el maravilloso mundo del juego. Ana vive jugando a su par. El “codiciado” Efraín su amante fue en algún tiempo mi compañero en la universidad; recuerdo que iba tras una muchacha llamada María, también mi compañera. Él vivía y moría por ella pero ni los versos de Neruda que él las recitaba hacían que se fijara en él. Desde ese momento nunca más vi al romántico Efraín.
Como ves mi querido hermano… las cosas que pasan en nuestro en torno y que uno por casualidad de la vida se llega a enterar…

La mosca mueve efímeramente sus asquerosas alas y se detiene. Ha detectado el peligro. El verdugo no deja de mirar y yo no dejo de observar. La mosca camina unos milímetros… ¡la mano del verdugo de repente cayó fuerte y con fugacidad sobre la mesa!
La mosca voló victoriosa.
Ahora su rostro vuelve a tornarse afligido

Ha sido buena idea en traerme aquí. Tal vez me olvide de toda esa tensión que me tiene abrumado… Durante todo este tiempo he vivido cegado por la obsesión de poseer cerca a mi adorada Helena… pero sé que ella no me quiere como yo la quiero…y eso me mortifica. Hasta estaba planeando ir de luna de miel por segunda vez a Macondo y de paso visitar a mi gran amigo el coronel Aureliano, que por cierto hace tres días me escribió un mensaje informándome su nominación al premio nobel de la paz y deseaba tanto que acudiese a la gran fiesta que prepara hace más de cinco meses . Pero no tengo ánimo de asistir, ni tampoco de esa luna de miel agria… me siento después de todo… en un instrumento extraño que no sabe porqué demonios la vida lo vomitó...y eso es lo que duele.

Está llorando silenciosamente. Mientras ingresa ( ¡por fin! ) el tipo de bata blanca que nos atendió al principio pero acompañado de dos hombres igualmente vestidos y trigueños
Se disculpa por la demora. Me dice luego con tono soberbio: los papeles de su hermano están en orden. Ahora ya puede internarlo en el centro de salud mental.

Texto agregado el 11-01-2006, y leído por 81 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]