TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / La trama inconclusa (Final)

[C:172236]







Parte Final

He llegado con el libro a mi casa lo leo con minucioso cuidado. En su portada, el título, rotulado en letras rojas, parece fulgurar sobre el fondo asepiado en el cual aparece la figura pequeñísima de una mujer. El libro se llama Trama Inconclusa y su autor es desconocido. Es la historia de dos hermanas, Fresia y Vivian, que se disputan el amor de un mismo hombre. Vivian trata de conquistarlo con buenas artes pero Fresia
recurre a la insidia, a la mentira y finalmente logra que Oscar, que así se llama el hombre se fije en ella y la despose. Vivian sufre mucho con esta decisión porque sabe que el hombre nunca será feliz junto a su maquinadora hermana y es tanto su desconsuelo que pierde la razón y desde entonces nunca más sale de su casa. Más adelante la trama se enreda bastante y surgen nuevos personajes, aparecen claves arcanas que prometen revertir sucesos desgraciados. Son imperceptibles pistas sembradas en el fascinante relato el cual debe ser leído y releído una y otra vez para deducir alguna probable solución.

Convencido que este libro es un acertijo, lo termino en un par de días pero a la tercera noche, en la víspera de su entrega, algo inexplicable sucede. No es nada evidente sino una sensación que me recorre sinuosa por la piel. Es tarde y aún no acude a mí el sueño. Me revuelvo entre las cobijas y siento que algo muy sutil me impulsa a levantarme. Lo hago y me encamino a la puerta sin ninguna razón aparente, me siento muy extraño. Abro la puerta y esta rechina como si fuera una queja. La noche es un solo manto oscuro posado sobre aullidos de lejanos perros y cantos alternados de lúgubres aves. Pienso en el misterio de la chica, el enigma de ese libro que aparentemente está inconcluso o por lo menos con un final abierto.

Un carraspeo muy suave me sobresalta. No veo a nadie pero ahora sé que alguien ha estado contemplándome desde las sombras.
--¿Quién es?-pregunto con mi garganta apretada por el miedo.
Silencio, silencio profundo. Es preciso que averigüe- me digo y enciendo las luces de la sala.

Mi sorpresa no encuentra asidero al ver parada frente a mí a la bella chica de la biblioteca. Ella no ha variado un ápice su actitud distante, pero esta vez pareciera contemplarme con una fijeza que me atemoriza.

-¿Qué…que desea…usted?- pregunto titubeante ante lo que considero una aparición,
Ella nada dice pero de pronto alza su mano derecha y apunta hacia el libro.
Perplejo, trato de explicarle que debo reintegrarlo a la Biblioteca, pero ella se adelanta con su paso alado y lo acoge entre sus manos. Noto por primera vez que ella ha ensayado una sonrisa. Trato de racionalizar esto. ¿Qué está sucediendo acá? Ella está cada vez más contenta mientras hojea y hojea las últimas páginas del libro. Pienso algo que desecho de inmediato por lo descabellado. ¿Y si ella fuese la desdichada Vivian, personaje desdoblado que ha descubierto por fin la clave que le devolverá su felicidad? El estado de exaltación de la chica se intensifica a cada momento. La desconozco, ya que de esa melancolía que ensombrecía su rostro cubriéndolo de una belleza inigualable, sólo perduran sus ojos cada vez más luminosos.
Me aproximo a ella para leer sobre sus hombros las palabras finales de aquel libro y la sorpresa se transforma en duda y esta aterriza por fin en el terror más inclasificable. La frase que epiloga la novela no es la misma que leí yo. En vez de; “Es inconmensurable el poder de la mente, especialmente ante las situaciones que todo ser humano considera perdidas” aparece esta otra: “Vivian por fin supo que se había resuelto el acertijo. Ahora la felicidad esperaba tras esa sonrisa varonil”.

¡Entonces yo tenía razón! Ese libro era en realidad la respuesta a muchas preguntas. La clave, al parecer ha sido resuelta.
-¿Vivian?-pronuncio con un acento de duda a la chica de cuerpo frágil y cabello negrísimo que ahora pareciera estar inmersa en medio de una infinita felicidad.
¿Vivian?- repito y ella se vuelve y en el fondo de sus ojos veo una respuesta que no atino a descifrar. Por fin sus delicados labios se abren para pronunciar una frase que vale por una sinfonía, tan sutil es su entonación y tan dulce su voz que siento deseos de llorar ante la presencia indesmentible de la perfección.
-No, querido- dice o canta o son frágiles instrumentos tallados en cristal los que emiten ese sonido perturbador. –No querido- repite y yo siento que me desvanezco y soy una figura maleable por el sortilegio de su acento embrujador.
-No soy Vivian, sino tu creadora, muchachito rebelde. Soy la autora de este libro y tú eres Oscar, el personaje extraviado, el motivo por el cual me desvelé durante tanto tiempo para lograr acabar con esta novela. Tú me has facilitado todo al hacerte cargo de las claves. Lo has resuelto por ti mismo así como cada lector resuelve la obra a su amaño. Ahora por fin podré descansar, mi chico travieso.

La somnolencia me invade. Ella se agranda o yo me empequeñezco ¿Qué más da? Ya la he sentido, se que soy su enamorado eterno y ya no me importa morir si antes de eso la he poseído con la simpleza de una mirada.

Abandono la esfera de este mundo y luego de un instante de inconsciencia, me veo de pie frente a una hermosa chica. Reconozco su cabello negro recortado en una grácil melena. En sus ojos veo adoración. Ahora recuerdo, es ella, percibo su dulzura, su belleza inigualable, esa paz que irradia, sólo interrumpida por la perseverancia de ese amor que la enciende y la transforma en una apasionada mujer.

-¡Vivian! ¡Amor mío!- pronuncio y me abalanzo a sus brazos y la estrecho y entiendo que he sido concebido por alguna deidad para amar y ser amado por la mujer de mis sueños.

“Vivian por fin supo que se había resuelto el acertijo. Ahora la felicidad esperaba tras esa sonrisa varonil”.


F I N





























Texto agregado el 12-01-2006, y leído por 205 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
15-01-2006 Excelente! Felicidades! honeyrocio
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]