TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / La resurrección del malvado Demonium (Final)

[C:173402]






Poco antes de la doce de la noche, el coche de Casiquenodeseo se aproxima al lúgubre Cementerio de los Malditos Espíritus. Inmensos árboles susurran misteriosos recados que, a causa de una repentina ventolera, se transforman en un enjambre de ecos infernales. La noche es oscura y nadie se divisa en las inmediaciones.

-Señor Casiquenodeseo?- una voz cavernosa resuena desde las sombras y el aludido lanza un grito de espanto.
-¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaay! S…si, y…yo ca…ca…si s…soy. ¿Qui..quien es u…u…us..teeed?
-Permítame presentarme- Una figura inmensa emerge de las sombras y se planta delante de Casiquenodeseo.
-Soy Demonium. Es largo de explicar. ¿Qué le parece que entremos al campomaldito para que conversemos?
-¿N…no sería pre…preferible conversar den..tro de mi casi au…to?
-No, eso sería demasiado arriesgado. Nadie sabe los oídos que pueden estar escuchando. En cambio, allá adentro, los que pudieran intentar hacerlo, ahora se asan en el averno ¡Jar jar jar jar! Las campanadas de la iglesia son el musical acompañamiento para esa risa escalofriante.
-¡Aaaaay mi Dios! ¿No po…podría casi reírse sin ta…tanto aspa…viento?

-Bueno, esa es mi propuesta. En realidad es casi una orden pero por la cual yo lo voy a recompensar generosamente.-dice Demonium luego de expresar su petición.
-¿Es decir que lo que usted casi quiere es que yo lo adopte, que lo haga mi personaje para así deshacerse de su verdadero creador? ¿Casi entendí bien?
-Lo entendió a las mil maldiciones. ¿Cuáles son sus reparos si lo que yo le ofrezco es esto?
El tipo se levanta y rompiendo con sus fuertes manos un grueso candado, abre las puertas de un imponente mausoleo. De inmediato, su cuerpo se ilumina con una incandescencia que espanta a los búhos de los árboles cercanos. Ingresa a la tumba transformado en una antorcha humana y muy pronto sale de allí con un inmenso cofre entre sus fornidos brazos.

¡Casi oro! ¡Casi oro!-repite entusiasmado Casiquenodeseo.
-No casi. Es oro legítimo y puede ser todo suyo. Basta que me haga personaje suyo.
Casiquenodeseo titubea. El individuo es demasiado oscuro y trasunta una maldad tan genuina que no puede ocultarse tras su hipócrita sonrisa. Claro, más de alguno de sus personajes también jugó a ser malo, pero gatillado por circunstancias desgraciadas, eso es distinto. Pero está esa casi fortuna allí delante de sus casi asombrados ojos. ¡Es una tentación muy grande!

-Bien. Acepto. Desde ahora es usted mi casi nuevo personaje. ¿Puedo ahora subir a mi casi coche ese pesado cofre?
-Un momento, no nos apresuremos ya que la cosa no es tan fácil. Para que esto resulte bien, es preciso que usted escriba ahora mismo, en el corazón del cementerio un relato en que yo sea el principal protagonista. Yo me retiraré ahora mismo para que comience a trabajar. Cuando usted lo haya terminado, cabrán dos opciones, la primera, que se pose sobre su hombro izquierdo un cuervo y le diga al oído: –yo te maldigo. Eso significará que todo ha resultado bien. Pero, si por el contrario, se produce una horrible tormenta y el furor de la tempestad se hace insoportable, le recomiendo que abandone todo y huya lo más rápido que pueda.

Casiquenodeseo comienza a transpirar helado. Es un tremendo riesgo el que corre. Quizás no valga la casi pena arriesgar la vida por un tesoro que nadie le garantiza que sea legítimo. Aún así, sus problemas de dinero quedarían atrás si consigue su objetivo, el que tampoco parece tan difícil. Sólo escribir un simple cuentecillo en el cual darle un papel relevante al malévolo personaje.

Desfalleciendo de un miedo gélido y potente que se ha instalado en sus vísceras, Caciquenodeseo se acomoda en pleno centro del siniestro cementerio y tratando de obviar los gemidos, revoloteos y el bullicioso contubernio de las hojas de los árboles, se acomoda sobre una tumba ruinosísima, bajo la luz de una mortecina lámpara y le imprime mucha pasión a su relato, tanto que la pluma fulgura en sus manos iluminando la inspirada escritura.

Una vez que ha terminado, su corazón inicia un ritual de disparejos latidos, aguardando el veredicto de los desconocidos jueces. Un revoloteo tenue que poco a poco parece acrecentarse, le indica que algo se está gestando, Luego, una suave brisa comienza a soplar y poco a poco se va intensificando. ¡Es preciso huir! Pronto se desencadenará un terrible temporal y Caciquenodeseo corre el riesgo de morir aplastado bajo las tumbas.
-¡Ay Dios! ¿Por donde casi huyo?
La oscuridad es total. La intensidad del viento decrece y cuando su corazón comienza a apaciguarse, algo parecido a una mano se posa sobre su hombro izquierdo. Casiquenodeseo lanza un terrible grito. Al instante se escucha una vocecilla chillona que le dice al oído: -Yo te maldigo. Es entonces que un par de lebreles blancos aparecen delante suyo y le hacen señales con la cabeza para que los siga. Así lo hace el asombrado hombre y en un dos por tres está fuera del cementerio. Los perros han desaparecido. Dentro de su automóvil está el cofre con su valioso contenido.

-Ahora Demonium ya no me pertenece. Eso lo sé porque uno intuye cuando alguno de sus personajes deja de serlo. Tengo miedo ¿Por qué no confesarlo? Estos seres que he creado se me escapan de las manos. Hace bastantes días que no sé nada de Claus y me temo que cometa alguna barbaridad. Me gustaría comunicarme con Casiquenodeseo para advertirle que se cuide del justiciero, este muchacho alocado e impulsivo que gusta tanto de hacer las cosas por su cuenta. ¿Qué tendré que hacer para domesticarlo?
Juraría que he escuchado la espantosa risotada de Demonium. Dios, creo que voy a terminar volviéndome loco…



¿F I N?


































Texto agregado el 17-01-2006, y leído por 170 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
13-10-2006 Te maldigo!!!! Esto esta endemoniadamente genial!!! 5* aruald
20-01-2006 Así que ahora le endosaste el demonio a casiqueno...? jajajaja, como para criticar un cuento tuyo, jamassssssss. Son todos divinos (por las dudas). Besos y estrellas (espero que siga, ese fin interrogativo lo sugiere). Magda gmmagdalena
17-01-2006 Ups! tienes que advertirle, ¿cómo? no se pero adviertele. Jajajaja, está super anemona
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]