TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / jovauri / EL ESCRITOR Y SUS CUADERNITOS

[C:184218]

A las ocho de la mañana en punto entró al café de todos los días. Se dirigió a la mesa de siempre, acomodó la silla en la dirección acostumbrada, se sentó, y pidió un té negro y dos rosquillas. Cuando recibió el pedido escribió en el cuadernito del mes de Octubre: una taza de té y dos rosquillas para el desayuno. Apuntó la hora y la fecha.

Mientras desayunaba observó el desarrollo de la vida a través de la ventana. Otoño. Las hojas ensucian la linealidad gris de las calles y la gente camina sin rumbo, con apariencia severa. Nada que pudiera inspirarlo. En su profesión como escritor ha escrito ya demasiado sobre el otoño. Material desgastado.
Cuando masticaba el último bocado de la segunda rosquilla descubrió, en medio del parque frente al café, un grupo de palomas buscando comida entre las hojas muertas. Al mismo tiempo, sin un motivo aparente, volaron lejos de ahí.

Esa escena inspiró al escritor.

Pidió la cuenta, pago sin decir gracias, y se dirigió a casa.

Una vez allí, antes de escribir, cumplió con los ritos de antes del mediodía. Fue al buzón a buscar el correo, se sentó en el escritorio, sacó una lupa del cajón, abrió la primera carta y comenzó a leer el contenido. Un recibo. Con la lupa revisó la autenticidad de los sellos y el texto diminuto que explica las cláusulas de ley. En su cuadernito apuntó los detalles de la lectura: carta de cobro número tal, de compañía mengana, en la fecha…

Así transcurrieron dos horas.

Después colocó las cartas, una a una, en el archivo de recibos y declaraciones oficiales, con minuciosidad.

El cuadernito ya no tenía hojas vacías.

Lo guardó en el enorme librero de la sala, repleto de cuadernitos escritos, con dato. Sacó otro, nuevo, y comenzó a registrar las compras del día. Su vida estaba documentada, minuto a minuto, en hojas escritas a mano. Preparaba el material para su autobiografía. el punto culminante de todo buen escritor, según él.
A las tres de la tarde decidió ponerse a escribir. Debía cumplir con la rutina diaria de cinco horas de intenso trabajo y cuatro más de correcciones.

Recordó a las palomas.

Acostumbra escribir sobre el viejo escritorio de caoba, en la pulida superficie; coloca una hoja en blanco, un lápiz, y el sacapuntas eléctrico.

Respira profundo.

Comienza:

*Las palomas volaron en busca de la soledad…

“¡No! La idea es horrible, tengo el cerebro frío.”

Lo anota en el cuadernito.

“El uso injustificado de preposiciones es para principiantes.”

Continúa.

*Las palomas. En busca de la soledad salieron volando.

El escritor observa la frase durante tres cuartos de hora…

“¿Por qué coloqué el verbo salir en pretérito indefinido?, le quita fuerza a la idea.”

Lo apunta en el cuadernito.

*Las palomas. En busca de soledad.

“Esto es un título, pero no existe contenido, ¿qué me sucede hoy?”

*Las palomas. Volaron.

Casi le convencía esa oración. Después de dos horas de reflexiones, desistió de su uso.

“Hoy no es mi día. El otoño no es mi estación. Esperaré al invierno.”

Se levanta. Hace las anotaciones necesarias para el archivo de su vida, punto por punto, con dato y hora exactas.

Guarda el cuadernito usado con la respectiva fecha anotada en el enorme librero, saca uno nuevo, y se dirige a la calle.





Texto agregado el 26-02-2006, y leído por 308 visitantes. (10 votos)


Lectores Opinan
06-06-2007 El título llama enseguida la atención haciendo referencia a "los cuadernos de Don Rigoberto"! Comparto lo que te dijo llan sobre la mitología que reina alrededor de la literatura. También recuerda a esas personas que temen perderse algo de sus recuerdos, ya que algo muy normal de la actividad cerebral, pero no lo aceptan. Apuntan todo lo que les sucede en un día en unos cuadernos. Y solo citaré a G.Marquéz " la vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla". mis 5* salambo
06-04-2007 ¡Espero que no haya en este texto nada autobiográfico! Muy buen cuento, que explora ironicamente algunas de las creencias literarias. 5* Llan
16-08-2006 Texto ironico y revelador. Buen ritmo y mejor final. Logras describir el entorno del escritor frustrado. Bien. bartlebymex
07-04-2006 Sus cuadernitos van a ser un legado invaluable para estudiantes de psicología, Jajaja. Me gustó tu cuento y tu estilo de narrar, muy fluído y entretenido. Peter_6
14-03-2006 raya la ironía, o simplemente le daba demasiada importancia a las cosas irrelevantes de la vida, y se le escapaba en cuadernitos de dos duros. Muy bueno. Ikalinen
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]