TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / Los descabellados inventos de Lucas

[C:185214]






Lucas era un inventor tan ingenioso, que creó lo que a nadie se le había ocurrido crear. En principio, fabricó una silla de tres patas para que en ella se sentaran aquellos que suelen quedarse dormidos mirando la TV. Consiguió lo que quería, puesto que nadie roncó desde entonces frente al aparato, pero en cambio, nadie tampoco puso atención a lo que veía, preocupado como estaba de no ser traicionado por una simple pestañada que ocasionaría una estrepitosa caída. Por lo tanto, el inventor tuvo la genial ocurrencia de dotar de brazos extensibles a los aparatos de TV, de tal modo que aquel que comenzaba a cabecear, recibía un fuerte coscorrón que lo despertaba de inmediato. Esto ocasionó la destrucción masiva de aparatos, porque los sobresaltados durmientes tomaban lo primero que tenían a mano: tazas, zapatos, martillos, sillas y hasta revólveres para descargarlos con furia contra el inoportuno que los había sacado de tan deliciosa siestecilla.

Fracasados los intentos por mantener despierto al espectador, Lucas incursionó en el campo de las camas despertadoras, una variante más sofisticada del TV despertador. El invento consistía en un artificio que se accionaba a la hora programada y la cama se levantaba con diversos grados de velocidad, suaves para los remolones y rápidas para aquellos que por ningún motivo debían quedarse dormidos. Aún más, para estos se había habilitado una correa transmisora que los conducía directamente a la ducha y ya bajo ella, las llaves se abrían automáticamente para despertar del todo al dormilón. El hecho es que, cierto vendedor viajero, que dormía en camas separadas con su esposa, debíó salir apresuradamente a cierto punto distante y en el apuro, olvidó desconectar el timer del sistema. Entonces sucedió que la esposa, se perfumó y llamó a un amigo para que se viniera a pasar la noche con ella. Y claro, ambos se acompañaron mutuamente y después de una entretenidísima noche de pasión, se fueron a la cama del esposo para satisfacer una fantasía erótica del amigo y después de varias horas de reconocerse mutuamente bajo las sábanas, se quedaron profundamente dormidos. Por supuesto que rendidos como estaban ante tanto desenfreno, no se percataron que la cama se había accionado a la hora prefijada por el vendedor y de inmediato la correa los enlazó a ambos y los condujo a la ducha, en donde serían despertados por el frío chorro de agua. Pero, existen los imponderables. El sistema se deterioró en ese mismo instante, de tal suerte que cuando esposa y amigo despertaron, se encontraron férreamente apegados dentro de ese endemoniado engranaje y desesperados ante la imposibilidad de liberarse, se rindieron ante la evidencia que en menos de dos horas serían descubiertos por el engañado vendedor. Transcurrido ese tiempo, la puerta se abrió y ante los ojos asombrados del esposo, su mujer yacía desnuda y entrelazada con un tipo tan desnudo y entrelazado como ella. La mujer imploró perdón y le dijo con lágrimas en sus ojos que tenía mucho que explicarle. El vendedor sonrió y le indicó que se mantuviera en silencio. Luego, mostrando una gran hilera de dientes satisfechos, le dijo que no se preocupara, ya que ella no tenía ninguna culpa y que le agradecía que hubiese ocupado su cama esa noche, puesto que, de ese modo, él ahora podía darse cuenta que el sistema era falible y que lo que más le alegraba era que no le hubiese sucedido tal percance a él.

Cuando Lucas supo de este caso, ideó un cubo de acero hermético y se lo encasquetó en su cabeza para no ver ni oír tanta estupidez humana, de la que se juramentó a no serle jamás su servidor. Y desde entonces, se encaprichó y no inventó nada más










Texto agregado el 02-03-2006, y leído por 1628 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
04-03-2006 jajajaja, que pena! porque Lucas finalmente inventaría algo genial!. Me he reído a carcajadas con el televisor que te despierta a cachetadas. Besitos y estrellas. Magda gmmagdalena
03-03-2006 jajaja.......que original. Me gustó!!! honeyrocio
03-03-2006 Entretenido e ingenioso cuento. Que invento, los inventos ja ja ja. Un saludo de SOL-O-LUNA
02-03-2006 jajajaja se puede sacar la siguiente deducción: los esposos no deberían dormir en camas separadas. Y dile a Lucas que no sea aburrido sin las estúpodeces humanas habrían muchos más cesantes de los que hay. Todas las estrellas de todos los universos (jejejeje) para ti, me refiero al conocido y a los que ni idea tenemos que existan ¿Cuantas serán? anemona
02-03-2006 ¡Que poco sentido del humor tuvo Lucas...! A diferencia de él me pareció genial lo acontecido; buen invento para despertar a la hora y para agarrar a los infieles. Me gustó tu cuento, sencillo y ágil. Todas mis estrellas para ti, que sabes que son más de cinco... anua
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]