TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / delfinnegro / VEINTE FORMAS DE MERCADEAR BIBLIOTECAS Y ESTIMULAR LA LECTURA.

[C:195083]



INTRODUCCIÓN.

El modelo de lo que fue la Escuela de los Misterios de los faraones y su papiroteca, la biblioteca de piedras en la antiquísima ciudad de Ur desenterrada en la década de los 30 del siglo pasado, el Liceo de Sócrates o la Academia de Platón y Aristóteles,y la Biblioteca de Alejandría son ejemplos de lo que debería ser una biblioteca en este siglo que vivimos.
Esas cinco grandes colecciones de conocimiento escrito fueron también centros de actividades y discusiones que desarrollaron el saber. Con las discusiones entre los principales sacerdotes y sabios de Tebas y Tel El Amarna. Las observaciones de los sabios matemáticos de Media y Persia. Los astrónomos de la biblioteca que fundara Alejandro Magno. Los maestros de la filosofía que conocemos se concentraron en el Liceo y la Academia socrático-platónico-aristotélica para debatir las enseñanzas, creando la democracia y las escuelas que inspiraron la existencia de los sistemas que posteriormente ha conocido la humanidad, en lo filosófico, religioso o político.
Algo similar nos toca a nosotros, con mayor razón que ellos, porque vivimos la época del conocimiento, el tiempo en que la gran diferencia entre los países pobres y los ricos, los avanzados y atrasados del mundo, es la educación. De la cual la biblioteca es de las fuentes indispensables. En sus dos vertientes: sistemática y asistemática. Pues la biblioteca sirve a las escuelas básicas, medias y universitarias con su arsenal de conocimientos, lo mismo que al autodidacta que no ha asistido a los centros escolares, para quien se constituye en su universidad informal.
Pero hoy día no basta con que una biblioteca pública tenga allí sus puertas abiertas, sus estantes llenos de libros modernos y antiguos, sus mesas, empleados de servicio al público, comodidades ambientales para la lectura, audioteca, videoteca, etc. Así es casi nula. Es como si, por ejemplo, los productos que hay en el mercado estuvieran simplemente en las estanterías de los establecimientos sin promoción alguna. Serían casi nulos si no estuviesen acompañados –como están- por el arduo, planificado y sistemático trabajo de los mercadólogos y sus vendedores, la publicidad, el mershandising, la promoción en los puntos de ventas y otros recursos de la moderna comunicación persuasiva. Igualmente, esa biblioteca silenciosa y sus productos silenciosos, serían letra y presencia muerta.
Los gerentes de la biblioteca de hoy están impelidos a hacer lo mismo que los mercadólogos: a usar los recursos persuasivos para atraer cada vez más usuarios. Han de promover sus productos, que son la expansión y penetración de los más altos valores humanos: la lectura, el conocimiento, la cultura, los principios morales que tienden a una amorosa relación inter-humana, el buen gusto artístico. En suma, fortalecer el desarrollo espiritual y material de los habitantes de su entorno barrial, citadino, nacional y mundial. ¿Y cómo pueden promoverse o "venderse" estos?

DARSE A CONOCER.

Lo primero que necesita hacer una biblioteca moderna en un país con poco o ningún hábito de lectura es dar a conocer su existencia. Para lo cual no debe quedarse callada con sus libros, viendo pasar por la calle al transeúnte que la mira y sigue indiferente o al estudiante que apenas viene a sus salones, saca los datos que necesita para aprobar una asignatura escolar y no vuelve más.
Requiere hacer actividades en sus salones, sus alrededores, en combinación con otras instituciones, para que los lectores sepan que existe, y si ya lo saben, que la integren a su vida. Seminarios, tertulias, conferencias, debates, cursos, juegos, intercambios académicos y libres, espectáculos artísticos, son actividades útiles que sirven como pretextos doblemente importantes para conseguir este objetivo: por un lado hacen que la gente venga a participar de esos eventos. Por el otro, la promoción publicitaria que se haga, con notas de prensa, invitaciones, anuncios de radio, televisión, afiches y otros. Así, mucha gente se entera de ellas, y algunos asistirán y otros recordarán que esa institución existe e irán luego a visitarla.
Vendrán por esas actividades y luego descubrirán que hay allí muchas cosas más que le darán sabiduría y entretención, conocimiento y diversión.

RECURSOS QUE ATRAIGAN.

Lo segundo es estar armada de los recursos tecnológicos que la hagan atractiva. Ello significa que ha de tener más que libros. También recursos auditivos para ofrecer formas de entretenimiento sabio, de diversión que enseñe. ¿Por qué no pueden los jóvenes y adultos ir a una biblioteca a oír música de calidad? Ir también a oír libros de los grandes escritores grabados a la manera de radioteatro, de modo que mientras pasan el proceso de desarrollar hábitos de la lectura alfabética, practiquen lo que yo llamaría lectura sonora.
Igualmente debe tener la biblioteca moderna recursos visuales donde la gente pueda ver clásicos del cine, entretenidos documentales educativos, ballets, óperas, entrevistas a escritores, con médicos, ingenieros, agrónomos, músicos, pintores. De este modo realizan su lectura visual.

MEDIOS DE DIFUSIÓN PROPIOS.

Lo tercero es poseer y utilizar medios de difusión. Que se dedique no sólo a acumular libros que compre o le donen. También a publicar libros, revistas, folletos, sobre todo aquellos que por no ser de interés comercial, corren el riesgo de perderse o de dificultarse que lleguen a las manos que los desean y necesitan. ¿Y por qué no puede una biblioteca tener un programa de radio o de televisión, donde difunda arte, ciencia y entretenimiento con los que motive a la gente a visitarla?

IRSE A CASAS Y BARRIOS.

Lo cuarto que se requiere es salirse de entre sus paredes. Irse al barrio que la rodea, aplicar el principio de que “Si Mahoma no va a la montaña, la montaña va adonde Mahoma”. Es decir, realizar actividades y jornadas motivadoras de la lectura, tanto en los liceos, colegios, universidades, clubes, juntas de vecinos o cualesquiera otras instituciones o poblaciones metas que considere posibles para motivarlas a visitar sus salones o dejarse visitar por ella, a través de competencias de lectura entre las gentes de los barrios, a los que se les presten libros, realizar brindis que atraigan a la gente y ahí proyectarles videos, se les lean textos o se los haga escuchar material motivacional que amplíe sus horizontes culturales y los motive a concebir la biblioteca como algo tan entretenido como pasear por el parque o irse a un lugar de juego o deporte.

EDUCAR CON DEPORTES Y JUEGOS.

Lo quinto es dar un uso creativo a los deportes y juegos, convirtiéndolos en herramientas de difusión de conocimientos. Con salas de juego que atraigan a la gente, especialmente a los jóvenes y niños. Pero no cualquier juego, sino juegos inteligentes. Empezando por el ajedrez. Siguiendo con otros juegos en los cuales de forma entretenida puedan los visitantes conocer a los héroes de la vida de los pueblos, los líderes religiosos más destacados, escritores, científicos, deportistas y otras personalidades que hayan sido notables en aportar a los altos valores del desarrollo humano.

DESARROLLAR AUTOGESTIÓN.

Lo sexto que debe implementar la biblioteca es la autogestión. Por medio de ella, sin perjudicar a sus lectores, la convierte en un medio de obtener recursos propios, ya sea formando clubes de lectura especializados a los que se cobre una cuota por participar en ellos. También talleres de creatividad, intercambios con algunas empresas comerciales para patrocinio de sus actividades. Así mismo, otras actividades que los recursos que generen las reuniones y encuentros creativos de sus gerentes y comités de dirección colectiva.
Pueden organizarse cursos de mínima especialización técnica o ampliación de las ya existentes.

TENER GERENTES CREATIVOS.

Lo séptimo es precisamente esto: la creatividad para generar ideas en sus directivos, de modo que se le busquen a la biblioteca otros roles y actividades adicionales a aquellos que la tradición y la sociedad le han destinado. Esto, siempre respetando estrictamente el espíritu y la mística que norman sus labores: manteniendo como norte la difusión de los más altos valores humanos que ya hemos mencionado.

ENSEÑAR LA CULTURA NACIONAL E INTERNACIONAL.

El octavo se refiere a lograr que la institución sea un centro de acción cultural, cubriendo los tres campos principales de la misma: arte, ciencia y tecnología. Los tres van hermanados porque interactúan y se reproducen unos a otros, e interdependen. Todo ello empleando la dialéctica del input y el auput. Es decir, jugando con llevar al conocimiento de los lectores las raíces de las creaciones del país, su folklore, sus aportes al acervo mundial y local, por un lado. Y por el otro, trayendo al ciudadano nacional la mayor cantidad posible de aportes internacionales, los cuales le servirán para comparar y valorar lo propio, al tiempo que es influenciado positivamente para enriquecer la ciencia, tecnología y artes nacionales.

TENER EL GANCHO DE LOS MEDIOS LIGHT.

El noveno se trata de tener en la biblioteca libros, revistas, discos, videos, que si bien no llegan a ser del todo inútil ni de contenido prohibido, sean de las lecturas y audios del gusto de la gente común que no acostumbra visitar bibliotecas. Se trata de los llamados paquitos o tiras cómicas gráficas tradicionales, discos de música comercial común y corriente hasta cierto límite, que pueden servir de ganchos de atracción para que la persona visite la biblioteca buscando eso, y luego se tope con lo que nos interesa hacerle llegar. De ese modo cambiamos de forma paulatina su manera de pensar, sus intereses culturales y éticos, su hábito de lectura, al ponerlo en el ambiente donde están los textos y medios que verdaderamente los harán buenos ciudadanos, gente útil y aportadora de ideas que favorecen el desarrollo de nuestra sociedad.

EL PAPEL DEL ORIENTADOR DEL LECTOR.

El décimo consiste en una invención nuestra que consiste en seleccionar a varias personas de un cierto nivel cultural y amantes de la lectura, quienes se convertirían en motivadores y orientadores del lector. Claro, en vez de tener nosotros una biblioteca con empleados que les pasan los libros que piden los usuarios, la biblioteca moderna debe estar abierta a que el visitante busque, ausculte, hurgue por el interior de los anaqueles, de modo que se encuentre con joyas cuya existencia desconocía hasta ese momento. De esa manera, se le aplica lo que ocurre en los supermercados, que uno va a comprar una botella, por ejemplo, de aceite de oliva extravirgen, y termina dando vueltas por entre los pasillos y góndolas y haciendo una compra gigantesca que uno no pensaba hacer al planear la visita al supermercado.
En conjunto con esa libertad de visita y penetración del visitante por todas partes de la biblioteca, agregamos un nuevo empleado. Se trata de los motivadores-orientadores-guías del lector, quienes se ocuparían de hacer en la biblioteca lo que hacen los vendedores en las grandes tiendas. Acompañan al comprador, le dan interesantes explicaciones sobre los productos que está interesado en adquirir, y al final, el consumidor se va agradecido de que le ayudaron a establecer de forma más clara cuáles son los productos que mejor se adaptan a sus reales necesidades, presupuesto, circunstancias, modas, gustos y necesidades.

LOS CLUBES DE LECTURA A DOMICILIO.

El décimo-primero es un viejo recurso que a pesar de ser tan viejo, aún no se aplica en muchas bibliotecas en el mundo: el préstamo a domicilio de los libros. Obviamente, para que esto funcione de la manera más efectiva y productiva es necesario que no sea un simple préstamo individual en el cual se corre el riesgo de que los libros se pierdan y o no se les saque el máximo provecho a la comprensión y frutos de su lectura. Es necesario que funcione el préstamo a domicilio combinado con los clubes de lectura. Estos consisten en estructurar una base de datos con los lectores que visitan la biblioteca, que nos servirá para crear uno o varios clubes de lectura orientados por los motivadores, instruidos para esas funciones.
Pueden formarse diversidad de clubes, acordes con los intereses de lectura de quienes visitan el establecimiento cultural. Funcionan como clubes de clientes de la biblioteca, con ciertos privilegios por pertenecer a él y con algunos compromisos de colaboración con la institución y sus actividades y metas.

SEMBRAR EN CAMPO FÉRTIL.

El décimo-segundo recurso: Los adultos ya están formados con determinadas costumbres difíciles de modificar. Pero los jóvenes, adolescentes y niños todavía son campo fértil donde sembrar interés por el conocimiento y la lectura, y transformar conductas, convertirlos en los lectores que el país necesita para que sean buenos profesionales y ciudadanos. Es decir, un trabajo que deben hacer las biblioteca públicas es crear, concebir, diseñar y desarrollar un plan dirigido al blanco de público principal que deben atraer las bibliotecas públicas: a los estudiantes del sistema educativo formal e informal: escuelas del Estado, colegios privados, organizaciones culturales, profesionales, y otras similares deben ser su principal público objetivo o audiencia meta.
Los estudiantes de esos establecimientos deben ser atraídos a la biblioteca a través de jornadas de intercambio entre un colegio y otro, a través de los talentos que estos poseen llevados a la biblioteca. Sus teatros estudiantiles, organizaciones musicales, corales, poéticos, y otros, que se forman en dichas instituciones, podemos ponerlos a actuar en las biblioteca, en una suerte de intercambio con jóvenes de otros colegios y del público en general. Así mostrarán sus habilidades, mejorarán su autoestima y ampliaran su mundo social. Así conseguimos nuestra meta de que encuentren y amen los tesoros que tiene la biblioteca.
Y no sólo proponemos que se hagan presentaciones artísticas, sino también debates, careos, discusiones de temas de interés general, tertulias y otras actividades planificadas de manera que no se aburran, sino que vean a la biblioteca como una fiesta, una divertida fiesta del saber y del arte, de la ciencia y la técnica.

BIBLIOTECA EN LA RED.

El décimo-tercer recurso debió ser quizás el primero del que hablásemos. Consiste en colocar en la biblioteca a todas las bibliotecas del mundo, a través de colocar nuestros libros, documentales, audios, en la web. De esta forma, nuestro acervo bibliográfico se multiplica al infinito, pues conseguimos que los libros de otras ricas bibliotecas estén al servicio de nuestros usuarios a través de una sala de internet rica y variada en la que nuestros textos pueden estar de forma íntegros en línea o pueden estar en catálogo.
De este modo, incluso, desde su casa puede un lector acceder a nuestros libros, revistas, periódicos, etc. sin desplazarse hacia los salones. Ello representa una economía de recursos, rapidez en la circulación del conocimiento y la posibilidad de intercambios con distintos tipos de bibliotecas, universidades, organizaciones científicas o artísticas del globo. De este modo tenemos el planeta en nuestras manos, a la distancia de un click.

BIBLIOTECA DEL FUTURO: ECHA UNA MONEDA Y LEE UN LIBRO.

El décimo-cuarto modo de estimular la lectura, todavía no existe, pero lo preludiamos cerca. Se trata de la Biblioteca del futuro que la tecnología moderna hará posible. Hablo de que dentro de poco se verá en el mundo lo que yo llamaría la Biblioteca de Monedas. Consistiría en poner en los parques, plazas, paradas de guaguas o de trenes del mundo, unas pantallas en las que habría marcados distintos libros de interés cultural, como serían los clásicos. La gente marcaría el libro de su preferencia, indicaría el capítulo que desea leer en letras grandes y fáciles de visibilidad. Luego irá haciendo click para cambiar de página hasta terminar de leerlo. Podrían estar acompañados de gráficos motivadores alusivos a los temas desarrollados en el libro. Así, podrían leerlo varios si desean o uno en particular.
Sería la verdadera biblioteca pública y abierta a toda hora, día y noche, de madrugada o al mediodía, disponible para que los que vayan a ese parque la aprovechen. También pueden estas pantallas tener cortos cinematográficos de interés artístico, científico o tecnológico, documentales, etc. de modo que sirva de autoservicio cultural. Algunos anunciantes pueden patrocinar estas y otras formas de incitar a la lectura.
Esta modalidad de motivación a leer puede hacerse también de forma gratuita y continua colocando una o varias pantallas al frente de la biblioteca común, de modo que los transeúntes que pasen frente a la institución cuando ésta esté cerrada, puedan detenerse y leer mientras se comen un helado o toman un refresco o simplemente se interesan en leer un rato al cualquier hora de la noche.

BIBLIOTECA DE ESPERA: YA LLEGA!

La décimo-octava manera de motivar la lectura, vendrá. Es otra modalidad de biblioteca que todavía no tenemos, y que tendremos dentro de poco. Es la biblioteca de lectura para los que esperan en las recepciones de las oficinas, en las filas de los bancos, oficinas de pago, de turnos para trámites burocráticos, etc. Puede tener dos modalidades: Una puede ser la de tener una pantalla electrónica de tamaño suficiente para que por ella vayan pasando textos que los que están en la sala del odontólogo, por ejemplo, mientras esperan, lean. Pueden estar leyendo unos cuentos cortos de Monterroso o Virgilio Díaz Grullón, unos capítulos de Aura, de Carlos Fuentes o Papeles de Sara, de Manuel Rueda, etc. O a lo mejor dicha pantalla tenga la opción de que los presentes puedan seleccionar su texto preferido para leerlo en lo que llega su turno de consulta con el médico.
Esto mejoraría el estado de ánimo de quienes esperan, ya que estarán tan entretenidos en muchos casos que hasta se olvidarán de que están esperando. No se angustiarán porque el médico atiende a otro o el cajero bancario se tarde en el trámite con el cliente que lo antecede.


PREMIO AL MAYOR Y EL MEJOR LECTOR.

La decimo-novena modalidad de mercadear la lectura consiste en el premio al mayor y el mejor lector. Al mayor lector quiere decir llevar unos promedios de páginas leídas y visitas realizadas en control estadístico de los usuarios, de modo que se premie -previo examen con distintas preguntas sobre libros registrados como leídos por el visitante- con regalos de libros, discos, viajes u otros artículos o servicios a quienes más libros hayan leído en ese período. Al mejor lector significa que, además del premio al que más libros leyó se premie al que mejor haya asimilado uno o varios libros, de entre los usuarios que la estadística marque como lectores de dichas obras. De esa manera se ofrece al visitante a las bibliotecas una ganancia adicional al conocimiento y entretención que recibe con su visita a sus salones.


BIBLIOTECA RADIAL, ESCRITA Y TELEVISIVA EN EL HOGAR.

La duodécima y última idea que se nos ocurre como mecanismo de estímulo a la lectura y promoción de las bibliotecas consiste en que el Gobierno de la República consiga que los periódicos dediquen un mes, por ejemplo, a una publicación por entrega de un clásico de las letras, que la gente pueda ir leyendo de día en día. Lo mismo podría ocurrir con la radio, en la que se pondría una hora determinada del día en que se pasaría la versión de audio, acondicionada con efectos de sonido que la hagan más atractiva, acercándose al concepto de teatro radial, para leer el libro de un autor clásico de modo que la gente pueda seguirlo capítulo por capítulo desde su casa, carro u oficina. Esto puede desencadenar un gran interés por este texto cultural, tal como he visto que ocurrió con radionovelas que la gente se desesperaba por seguir capítulo por capítulo hace unos años en nuestro país. Algo similar propongo para la televisión, en la que puede combinarse audio y sonido, para poner a unas voces de actores sonoros leyendo un texto de libro que al mismo tiempo pasa por pantalla, acompañado de algunas imágenes alusivas al tema del libro. Ahí podríamos dar a conocer a nuestros clásicos dominicanos y a los universales, de forma entretenida y sistemática y de fácil acceso para la gente desde su casa.


RETOS DE LOS DOMINICANOS.

Con estas veinte tareas, la biblioteca moderna mezcla el trabajo con el entretenimiento, que es la mejor manera de hacer que hombres y mujeres, niñas y niños, se interesen en visitarla e integrarla a su agenda de vida.
Quizás en muchos países del mundo, ya esto que escribo sea cosa común y corriente en sus bibliotecas, y sus poblaciones estén más que motivadas a leer y disfrutar del conocimiento y la práctica de altos valores de conducta, pero en nuestro país, la República Dominicana, estamos en la fase inicial de esas jornadas, y este escrito busca ser un paso más en la dirección de conducir a nuestro pueblo al desarrollo material y espiritual.

Texto agregado el 05-04-2006, y leído por 1383 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
28-12-2008 Estimado amigo cetáceo melánico, muy buena y detallada su columna, ya mismo la estoy enviando a gente que puede estar por demàs interesada en ella. el-parricida-huerfano
05-11-2007 Un proyecto muy ambicioso.Si pudieramos empezar por enseñar a leer y escribir a los niños,despertarles ese gusto por los libros,ponerlos en contacto con ellos,que sepan que ahi,en esas letras ,a traves de ellas podran accesar a un mundo maravilloso,diferente al suyo,que hay algo mas que la realidad que les ha tocado vivir.Tienes el poder,por el cargo que representas,de llevar a cabo tu proyecto y marcar una diferencia en la vida de muchos seres,no solo de los niños. anablaum
15-10-2007 Es todo un reto, la aplicación de este proyecto podría tener consecuencias insospechables en la cultura de pueblos como los nuestros (te lo digo desde Paraguay, donde creo que todavía no entramos ni en la fase inicial). andrula
09-04-2006 Excelente puesta en práctica de lo que podríamos llamar "curso avanzado en marketing" bibliotecario. Espectacular e ingenioso la exposición de todas las reglas a tener en cuenta. Muy inteligente, vivido desde dentro. El séptimo reto resume la esencia de este escrito. Enhorabuena y éxitos. 5* claraluz
06-04-2006 Como se nota que eres todo un experto en el tema. Muy bueno! honeyrocio
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]