TU COMUNIDAD DE CUENTOS EN INTERNET
Noticias Foro Mesa Azul

Inicio / Cuenteros Locales / gui / El alma condenada

[C:195746]






Su maldad la desarrolló en una sola de sus existencias, fue perverso desde sus primeros balbuceos hasta que exhaló su último envenenado suspiro.

Después de esto, su alma viajó por un callejón siniestro y a intervalos aparecían a sus costados, alegóricas luces que le indicaban el momento preciso en que debía materializarse. Y el alma condenada aquella, obedecía y aparecía un pedazo de tierra con verdes espigas.

Entonces el alma se recogía y pensaba para sí: esto es un premio. Pero poco le duraba esto porque el mundo se debatía en una guerra cruenta que dejaba más muertos que ejércitos victoriosos. Y cuando ese pedazo de tierra ensayaba un bostezo de contento, un obús sibilino estallaba en pleno centro de ese pedazo de tierra, el que quedaba convertido en un simple agujero chamuscado.

El alma entonces viajaba de nuevo hacia aquel túnel y una vez más el transitar dubitativo por el oscuro callejón, hasta que una fulgurante luz le indicaba que debía reencarnarse. Así sucedía y las luces encandilaban sus ojos. Ahora era una mosca, un ser ligero que circunvolaba el espacio acotado de una habitación. Era cómodo ser alguien intrascendente, de poco seso e ilimitada libertad. Su felicidad era la de aquellos seres que no están obligados a ser jerarcas, ni misioneros ni cerebros brillantes, sino simplemente, personajes oscuros, iluminados nada más que por el triste fulgor de su mediocridad. Y estaba posada aquella mosca sobre un delicioso trozo de macarrón cuando un objeto pesado caía sobre ella, aplastándola irremisiblemente.

Y una vez más el alma viajera, contundida pero completa, se sumergía en ese túnel que comenzaba a serle familiar, hasta que una vez más, regresaba al mundo táctil, ahora transformada en una reluciente esfera blanca. El alma consideraba que aquello era lo más místico que le había tocado en suerte y se solazaba gozando de su condición. Pero de pronto se escuchaba un sonido agudo y antes que esa alma, ahora encuclillada en su redondez, alcanzara a posesionarse de su nuevo papel, un fuerte puntapié la lanzaba lejos y estupefacta y adolorida, iba a detenerse detrás de unos palos pintados a la cal mientras un vocerío ensordecedor gritaba: Goooooooooooooooooooooooooooooooooooooool!! Esto era demasiado para esa alma que una vez más regresaba al túnel y otra vez a embarcarse en esa aleatoria aventura.

Por una mísera vez, esa alma, que por sus múltiples pecados había sido condenada a transfigurarse en seres inanimados o inferiores en la escala evolutiva, se percató que la piel humana la revestía una vez más y se sintió plena y agradecida por la oportunidad que se le brindaba. Por esos extraños mandatos que provienen de las arcanas oficinas del más allá, esta vez el alma aquella se posicionó en un punto específico del pecho de un hombre y tan alborozada estaba sintiendo los tambores sordos de ese corazón tan próximo, que no escuchó el estampido ni alcanzó a percatarse del proyectil que la atravesó para acallar ese músculo galopante. El fusilado cayó al suelo y el alma, una vez más, viajó a su destino natural.

Y hasta el día de hoy, el alma aquella se posesiona de todo aquello que está a punto de destrozarse. Y sucesivamente será la botella que se resbaló de tus manos y se hizo añicos en el piso, el helado que se te desbarató y te ensució la ropa, el mosquito que cae rendido ante el golpe seco del periódico, la ampolleta que explota al ser encendida, el clavo que se dobla ignominiosamente ante el primer golpe del martillo, la tecla que se destruye y me impide marcar el punto final, que a la vez no permite que este cuento concluya, para que ustedes sean testigos de todos los estropicios que provocan mis letras









Texto agregado el 08-04-2006, y leído por 285 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
08-04-2006 jajajaja, buenísimo, me gustó aunque lamento que tuvieras mala suerte y se te encarnara en una tecla fallada, pero eso nos permitió leerte un poquito más. Besos y estrellas. Magda gmmagdalena
08-04-2006 Si, sabes escribir y transformas la idea en materia. Saludos. jovauri
08-04-2006 vaya! que buena me gustó mucho! mis 5 * miminette
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! ]